Mi bebé tiene miedo a todo

Mi bebé tiene miedo a todo
comparte

El miedo es una situación de angustia provocada por la presencia de algo real o imaginario, y también, una sensación general que experimenta cualquier persona a lo largo de toda su vida, pero que debe ser afrontada de una manera u otra. No te angusties si parece que tu bebé tiene miedo a muchas situaciones porque suele ser completamente normal. 

Todos los adultos tenemos miedo a algo y esto no debe ocultarse. Algunos adultos, como padres que son, sufren o llegan a sentir temor cuando sus bebés comienzan a tener miedo a algo, a alguien o a todo. Sin embargo, es importante saber que esos miedos son algo completamente natural, sobre todo en los niños.


No debéis alarmaros ya que es habitual que esos miedos aparezcan en tu bebé a edades muy tempranas, y vosotros mismos los veáis completamente débiles e indefensos. Ningún padre quiere ver a su hijo sufrir o tener miedo, pero lo más importante es saber afrontarlo y no encubrirlo, pues es lo más lógico si no saben ni conocen lo que pasa a su alrededor.


Además, a veces sois vosotros mismos, los padres, los que transmitís a vuestro bebé algunos de sus miedos. Por eso, en la medida de lo posible, debéis intentar evitar transmitirle ciertos miedos. 


A medida que vamos creciendo, los miedos van cambiando ya que como adultos hemos ido poco a poco experimentando diferentes situaciones y con el tiempo hemos podido afrontarlas. Y para eso, habéis necesitado más o menos tiempo, por lo que no podéis pretender que vuestro bebé no tenga ningún miedo por la sencilla razón de que para vosotros ese miedo, al ser ya adultos, es una simple tontería. En vosotros puede ser eso, sin embargo, para vuestro hijo, es algo verdaderamente importante y completamente desconocido. Es normal que sufra temor ante ciertas personas o situaciones.

Algunas primeras reacciones que experimentan los bebés se deben a la pérdida de apoyo físico, a cambios bruscos en el entorno o ante ruidos fuertes e inesperados, y por consiguiente, sus respuestas se expresan con sobresaltos o llantos. Con frecuencia, vuestro bebé se agita ante estas situaciones pidiendo protección.


¿Cómo puedo ayudar a mi bebé?

No te puedes perder ...

Mi bebé tiene miedo a los globos

Mi bebé tiene miedo a los globos

Hay muchos niños que padecen ligirofobia, miedo a los globos, debido al fuerte ruido que originan a la hora de explotarlos. A esta edad el sentido del oído tiene vital importancia porque están en plena etapa de incertidumbre y desarrollo que le hacen permanecer en un estado de atención constante, por lo que un ruido fuerte y repentino podría causarle miedo o inseguridad. 


Cuando vuestro hijo siente miedo lo fundamental es apoyarle siempre. Recuerda que el entorno familiar es un modelo a seguir para ellos desde pequeños. La manera más fácil de ofrecerle ayuda es escuchar sus miedos y no querer transmitirle una valentía, a veces inexistente,  por encima de todo.

No debéis quitar importancia a sus miedos porque puede sentirse ignorado y desprotegido, pero tampoco mostrar una excesiva preocupación, pues puede aumentar el temor de vuestro bebé. Tampoco debéis ridiculizarle porque lo que más necesita vuestro hijo en esos momentos es un apoyo incondicional y atención. Recuerda que el miedo es una sensación completamente libre y debe respetarse siempre. Además, es siempre una reacción de adaptación. Esa sensación ayuda a “sobrevivir” en ciertas situaciones de peligro.  Y recuerda, sobre todo, que vuestro bebé tiene que pasar por ciertas situaciones y experimentar ese miedo, pues esa lucha conseguirá hacerle más fuerte y hacerle crecer como persona.


La comunicación es fundamental entre los padres y el bebé. Aunque tu hijo o hija apenas diga cuatro palabras, la comunicación entre vosotros existe y ellos pueden enseñaros de una forma u otra todos sus miedos. En esos momentos, vosotros, como padres, debéis estar ahí para apoyar, escuchar e intentar descubrir cómo y por qué sienten miedo. Vosotros sois esas figuras protectoras de las que depende su seguridad. Vuestro bebé debe sentirse seguro para poder transmitir y compartir todas y cada una de sus inseguridades, emociones, miedos, etc., sin ser nunca juzgado.


Para evitar la incertidumbre y permitirle estar más cercano y, en definitiva, confiar más, podéis optar por proporcionarle información al respecto. Esto ayudará a calmar su temor.

Existen muchas técnicas para ayudarles a superar sus miedos. Una de ellas es la relajación. Esta técnica puede incluir, por ejemplo, la lectura de algún cuento o incluso alguna historia inventada por vosotros mismos dando mayor protagonismo a sus miedos más frecuentes. Podéis contarle que también los sienten sus personajes favoritos, y que finalmente, con algún pequeño esfuerzo y algo de tiempo, consiguen superarlos.


También podéis proponer algún juego que esté relacionado con su miedo para que la próxima vez que se enfrente a él, este sea más llevadero.

Otra técnica que suele funcionar para superarlo es dar una explicación sencilla y racional de una determinada situación ante la que sienta miedo o temor.

Ofrecer algún pequeño peluche, que sirva como una especie de “talismán” también puede ser reconfortante. Este calmará y dará seguridad a vuestro hijo.

Algunos padres también eligen confesar alguno de sus miedos a sus pequeños. De esta manera, se sentirán comprendidos y entenderán que el miedo es algo completamente natural que puede sentir cualquier adulto.


La mayoría de los miedos responden a algún momento evolutivo en el desarrollo de vuestros hijos que está relacionado con la etapa de la madurez en concordancia con su edad. Por ello, es importante probar distintas estrategias y descubrir cuáles son las que les proporcionan mayor protección.


Finalmente debéis saber que existen o existirán en el futuro algunas situaciones que no podáis controlar y que el miedo de vuestro bebé sea tan fuerte que interfiera en vuestra rutina diaria, o quizás exista un temor desproporcionado a lo que realmente le ocurre y perdure de manera desconsiderada en el tiempo. En casos como estos, lo más recomendable es acudir al pediatra o intentar acceder a algún tipo de ayuda externa, ya que podría tratarse de alguna fobia o trastorno infantil, aunque en la mayoría de las ocasiones, lo más probable es que esos temores vayan desapareciendo.


Lo más importante es tener paciencia.


Te puede interesar:
Los percentiles de bebés se calculan con el fin de facilitar al máximo el control del desarrollo de un bebé dado en relación a otros bebés de su misma edad.


Fecha de actualización: 20-11-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>