¿Por qué mi bebé puja mucho?

¿Por qué mi bebé puja mucho?
comparte

Cuando el bebé llega a casa requiere de muchos cuidados, y es normal que cualquier cosa que nos parezca extraña pueda resultarnos confuso. En el caso del pujo del bebé debes saber que es algo normal, aunque es conveniente que sepas por qué ocurre.

¿Qué es el pujo del bebé?

 

Los pujos del bebé son los ruidos que emiten cuando experimentan algo dentro de su cuerpo. Los pujos los hacen todas las personas, pero comienzan cuando se es bebé.

 

El pujo de un bebé es completamente normal y una forma de comunicar los cambios que siente en su cuerpo, puesto que su única forma de comunicación a una edad tan corta es a través del llanto o de ruidos como los pujos.

Proceso digestivo del bebé



El proceso digestivo del bebé fuera del útero materno comienza cuando este realiza su primera ingesta de calostro.



Este proceso es muy distinto al de un adulto puesto que, a pesar de tener los mismos órganos, estos guardan una evidente diferencia de tamaño y experiencia. Eso hace que sus digestiones sean más rápidas.



El pujo del bebé



El proceso digestivo del bebé es un mundo totalmente nuevo, tanto para él como para ti, y dentro de ese proceso nuevo es normal que aparezcan los pujos.

No te puedes perder ...



El pujo puede definirse como el sonido que emite una persona como respuesta a la sensación de esfuerzo defecatorio.



Este es una respuesta natural e involuntaria que el bebé tiene para expresar lo que está sintiendo en su sistema digestivo. Incluso debes saber que una persona adulta puede pujar si sufre algún problema en su sistema digestivo.



Estos pujos pueden presentarse varias veces al día y en distintas horas, por lo que no te debes preocupar de que a una hora extraña comiencen sus pujidos, además de que no debes esperar que sucedan a la misma hora del día anterior.



Los pujos del bebé van a estar muy presentes durante el primer trimestre de vida del pequeño, incluso hay algunos bebés que en el cuarto mes siguen presentado muchos pujos, pero después de esta etapa desaparecen porque su sistema digestivo habrá madurado.

 

Aunque los pujos son totalmente normales en un bebé y son su forma de expresar lo que siente por dentro, también hay ocasiones en las que lo hacen porque algo está saliendo mal, por ello es necesario que prestes atención a las siguientes posibles causas:

1.- Estreñimiento. El bebé puede estar batallando para realizar sus deposiciones, un problema muy habitual en los lactantes alimentados con leche de fórmula o cuando se introduce la alimentación complementaria. 

2.- Diarrea. El bebé puede presentar muchas deposiciones al día, con poco tiempo de espacio entre ellas. Este problema suele estar causado por un virus que se cura solo en unas 24-48 horas. 

3.- Irritaciones en el cuerpo. El bebé puede presentar irritación cutánea o brotes extraños en la piel que provoquen estos pujos. 

4.- Crecimiento estancado. Puede estar en un crecimiento distinto al de las curvas que le corresponden por su edad.

5.- Gases. A veces revisamos el pañal del bebé después de que puja sin encontrar nada, por lo que probablemente sólo estuvo expulsando gases. Si le notas incómodo o con gases, dale masajes en la tripa haciendo círculos en el sentido de las agujas del reloj. 

6.- Reflujo. Puede ser que al bebé se le esté regresando el ácido del estómago al esófago. El reflujo es muy habitual en los primeros meses de vida por el sistema digestivo aún inmaduro, pero es un problema que suele resolverse solo al crecer el bebé. 

7.- Cólicos. Los cólicos del lactante también pueden ir acompañados de pujos. Este llanto, del que no se sabe bien la causa, aparece en torno a la tercera semana de vida y suele desaparecer hacia los tres meses. 


Por último, te aclaramos que el pujo no es una respuesta de dolor, por lo que no te debes espantar. Sólo supervisa a tu pequeño y su proceso digestivo, con el tiempo disminuirán los pujos.

 

¿Cómo aliviar los pujos del bebé?

 

Aunque esto se suele arreglar solos cuando el bebé aprende a abrir el ano a la vez que empuja, suele tomarle varias semanas aprender a dominar esta técnica y mientras esto no ocurra le puede causar un dolor insoportable acompañado de un llanto de un llanto que no se puede consolar.

 

Lo que puedes hacer para aliviar los dolores del pequeño es abrirle el ano para que reduzca su presión. Se deben evitar cualquier opción casera para realizar esto, una de las opciones más recomendadas por los pediatras es el microenema de glicerina (mezcla entre sonda rectal y supositorio de glicerina líquida). Los remedios caseros, aunque estén muy extendidos pueden llegar a ser peligrosos o pueden llegar a dañar al bebé, es muy delicado. Es mejor usar métodos destinados a esto como el microenema de glicerina.

 

Antes de usar estos microenemas de glicerina líquida hay que tener en cuenta:

 

-sólo se debe usar con crisis de llanto inconsolables y esté pujando mucho

-a pesar de que no haya realizado caca en mucho tiempo si no llora inconsolablemente y no puja, no se le debe poner

-para poner el microenema de glicerina al bebé se le introduce una cánula en el ano, se presiona el microenema para que lubrique la zona con la glicerina y acompañarlo con movimientos circulares con la sonda dentro del ano para que se relaje y se abra. Esto se debe realizar hasta que el bebé expulse caca y gases suficientes para que deje de llorar y se debe seguir un poco más.

-por mucho que puje si el bebé no llora (quiere decir que no existe dolor) no se le debe poner el microenema de glicerina.

 

Para evitar que el bebé, en la medida de lo posible lo que se debe hacer para que el bebé no puje es ayudar a que el bebé expulse los gases justo después de comer. No expulsar los gases además de producir el pujo en los niños, puede causar problemas digestivos y los tan molestos cólicos.

 


Te puede interesar:
Muchos padres se preguntan "¿cómo predecir la estatura de un niño?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico.


Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 15-11-2019

Redacción: Genaro Aguilar

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>