¿Por qué mi bebé puja mucho?

¿Por qué mi bebé puja mucho?
comparte

Cuando el bebé llega a casa requiere de muchos cuidados, y es normal que cualquier cosa que nos parezca extraña pueda resultarnos confuso. En el caso del pujo del bebé debes saber que es algo normal, aunque es conveniente que sepas por qué ocurre.

¿Por qué mi bebé se mueve mucho?

¿Por qué mi bebé se mueve mucho?

Cuando el bebé se mueve dentro de nosotras nos emociona como nunca, pero si este lo hace demasiado nos puede llegar a preocupar. Es por ello que te recomendamos informate sobre por qué tu bebé se mueve mucho, puesto que es una señal totalmente normal.

El pujo de un bebé es completamente normal y una forma de comunicar los cambios que siente en su cuerpo, puesto que su única forma de comunicación a una edad tan corta es a través del llanto o de ruidos como los pujos.

 

 

Proceso digestivo del bebé

 

El proceso digestivo del bebé fuera del útero materno comienza cuando este realiza su primera ingesta de calostro.

 

Este proceso es muy distinto al de un adulto, puesto que, a pesar de tener los mismos órganos, estos guardan una evidente diferencia de tamaño y experiencia. Eso hace que sus digestiones sean más rápidas.

 

 

El pujo del bebé

 

El proceso digestivo del bebé es un mundo totalmente nuevo, tanto para él como para ti, y dentro de ese proceso nuevo es normal que aparezcan los pujos.

 

El pujo puede definirse como el sonido que emite una persona como respuesta a la sensación de esfuerzo defecatorio.

 

Este es una respuesta natural e involuntaria que el bebé tiene para expresar lo que está sintiendo en su sistema digestivo. Incluso debes saber que una persona adulta puede pujar si sufre algún problema en su sistema digestivo.

 

Estos pujos pueden presentarse varias veces al día y en distintas horas, por lo que no te debes preocupar de que a una hora extraña comiencen sus pujidos, además de que no debes esperar que sucedan a la misma hora del día anterior.

 

Los pujos del bebé van a estar muy presentes durante el primer trimestre de vida del pequeño, incluso hay algunos bebés que en el cuarto mes siguen presentado muchos pujos, pero después de esta etapa desaparecen porque su sistema digestivo habrá madurado.

 

Aunque los pujos son totalmente normales en un bebé y son su forma de expresar lo que siente por dentro, también hay ocasiones en las que lo hacen porque algo está saliendo mal, por ello es necesario que prestes atención a las siguientes posibles causas:

 

1.- Estreñimiento. El bebé puede estar batallando para realizar sus deposiciones.

 

2.- Diarrea. El bebé puede presentar muchas deposiciones al día, con poco tiempo de espacio entre ellas.

 

3.- Irritaciones en el cuerpo. El bebé puede presentar irritación cutánea o brotes extraños en la piel.

 

4.- Crecimiento estancado. Puede estar en un crecimiento distinto al de las curvas que le corresponden por su edad.

 

5.- Gases. A veces revisamos el pañal del bebé después de que puja sin encontrar nada, por lo que probablemente sólo estuvo expulsando gases.

 

6.- Reflujo. Puede ser que al bebé se le esté regresando el ácido del estómago al esófago.

 

7.- Cólicos. Los cólicos del lactante también pueden ir acompañados de pujos.

 

 

Como último te aclaramos que el pujo no es una respuesta de dolor, por lo que no te debes de espantar. Sólo supervisa a tu pequeño y su proceso digestivo, con el tiempo disminuirán los pujos.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.