×
Publicidad

¿En qué se relaciona la lactancia materna con la ecología o la igualdad?

¿En qué se relaciona la lactancia materna con la ecología o la igualdad?

Es de sobra conocida la importancia de la lactancia materna en la alimentación de los bebés. Pero ¿conocías los efectos que tiene en el desarrollo de un país y en la consecución de sociedades más justas y sostenibles?

Publicidad

Indice

 

La lactancia materna reporta más beneficios que los ligados exclusivamente a la salud

Hablar de lactancia materna es hablar de un elemento clave en el desarrollo de los bebés, especialmente en sus primeros 6 meses, el tiempo de lactancia materna exclusiva recomendado por organizaciones como la OMS (Organización Mundial de la Salud). Pero también, como ponen el foco en la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2016, es una pieza clave para lograr un desarrollo sostenible.

No te puedes perder ...

Beneficios de la lactancia materna exclusiva

Beneficios de la lactancia materna exclusiva

De todos es sabido que la lactancia materna exclusiva es el mejor alimento posible para los bebés recién nacidos y hasta los 6 meses. Pero, además, los pediatras y expertos continúan continuar con la lactancia todo lo posible ya que la lactancia materna prolongada presenta múltiples beneficios, como una mejor comprensión del lenguaje y visión espacial.

Y tambien:

Y es que la lactancia materna tiene implicaciones e intersecciones con muchísimos otros aspectos de la vida, además de la mera alimentación o crianza. Por eso, como señalan entre sus objetivos en la Semana Mundial de la Lactancia Materna, debe ser apoyada y garantizada como un derecho de madres e hijos.

Estas son nueve maneras en las que la lactancia materna influye positivamente en la economía, la ecología o la formación de una sociedad más igualitaria.

 

1. Viable independientemente de la economía

La lactancia materna es una forma natural y de bajo coste de alimentar a bebés, y niñas/os. Al no suponer una carga para el presupuesto tiene una fuerte contribución en la reducción de la pobreza.

 

2. Seguridad alimentaria en la niñez

La lactancia materna continuada durante dos años o más es una importante prevención contra el hambre y la desnutrición con una alimentación que aporta nutrientes de gran calidad y energía y fortalece el sistema inmunitario.

 

3. Mejora de la salud y el bienestar

Fomenta la buena salud y desarrollo de los lactantes y tiene también implicaciones en la salud y bienestar de la madre.

 

4. Impulso a la educación

Su garantía de una buena nutrición y alimentación fomenta el desarrollo mental y cognitivo y los niveles de energía adecuados y necesarios para el aprendizaje.

 

5. Igualdad de género

La lactancia materna empodera a las mujeres, dejando en sus manos el control de cómo alimentar a su bebé y tomar un rol protagonista en el bienestar de su hijo. Se trata de un derecho único de las mujeres que permite, además, el mejor de los desarrollos para sus hijos.

 

6. Agua potable y saneamiento

La lactancia a demanda proporciona la hidratación que necesita el bebé, algo especialmente necesario en zonas donde el acceso a agua potable y salubre no está asegurado.

 

7. Trabajo digno y crecimiento económico

La protección y apoyo a la lactancia y maternidad permite promover formas de empleo dignas, que atiendan a las necesidades de las mujeres respetando y trabajando por su derecho de no tener que renunciar al trabajo por la maternidad, o viceversa.

 

8. Reducción de desigualdades

La lactancia materna permite aportar unas condiciones similares de nutrición y desarrollo o lactantes de todo tipo de entornos, favoreciendo la lucha contra la desigualdad. Incluso en los casos en los que, por la razón que sea, no se pueda dar pecho, se puede recurrir instituciones como los Bancos de Leche

 

9. Ecológia y sostenibilidad

Se trata de un método de alimentación que no degrada recursos, no es contaminante e implica menos residuos y desechos en comparación con otras industrias. Esto quiere decir que es renovable y no genera desperdicios. La leche materna siempre se produce en la cantidad que el bebé necesita ya que estimula la producción cada vez que está al pecho y no depende de la alimentación de la madre, lo que significa que no hay desechos (ni naturales ni empaquetados). El alimento va directamente de la productora (la madre) al consumidor (el bebé).


10.  No requiere de energía externa para calentarse

La leche sale del pecho a la temperatura ideal de consumo para el bebé. Esto quiere decir que no necesita ser calentada a través de ningún método (por lo que se ahorra energía). Además, a veces puede resultar complicado encontrar la temperatura adecuada artificialmente (y necesitas un tiempo mayor). No sólo se ahorra energía, si no también se ahorra tiempo.
 

11. Cero huella de carbono

Al no necesitar transporte ni producción no emite gases contaminantes.
 

12.  No se usan tampones ni compresas

La mayoría de las madres que ofrecen la lactancia exclusiva hasta los 6 meses y continúan con la alimentación complementaria hasta los dos años o más pasan muchos meses sin la regla. Esto quiere decir que no se usan ni se tiran los tampones, ni las compresas. Se debe tener en cuenta que la amenorrea posparto no tiene la misma duración para todas las mujeres, pero en la mayoría tarda varios meses y en muchas puede llegar hasta los 2 años.
 

13. Ayuda a controlar la natalidad

Esto es una consecuencia del punto anterior. A pesar de que la lactancia materna no debe ser considerado un método de control de la natalidad, se calcula que en África la lactancia previene cerca de 4 embarazos por mujer y en Bangladesh previene unos 6,5.

 

¿Por qué la leche en fórmula no es buena para el planeta?

1. Tiene una gran huella ecológica

Producir la leche en fórmula tiene un alto impacto en el medio ambiente. Por ejemplo, en la India se necesitarían 135 millones de vacas lecheras para sustituir la leche materna y, como consecuencia, alrededor de 10.000 m² por cabeza. Eso se quedaría con casi medio país destinado para forraje (y además con gran cantidad de metano producido por dichas vacas).

2. Alto consumo de energía

Tanto a nivel industrial, en los procesos de producción para que la leche de vaca sea válida para el consumo de bebés, como en el hogar, con la energía necesaria para preparar la leche en fórmula para el bebé.

3. Requiere un alto consumo de agua

Se requiere diariamente aproximadamente 1 litro de agua para mezclar los ingredientes 2 litros para hervir tetinas y biberones. Además, se debe considerar también el gasto de agua a nivel industrial en la producción de leche en fórmula

4. Deja una gran huella de carbono derivada del transporte

Debe llevarse de los países productores hasta los consumidores.

5. Se producen demasiados desechos

En primer lugar, los biberones y las tetinas que, al desecharse, producen dioxinas y no se degradan. Además, hay que tener en cuenta los envases donde viene la fórmula.

6. Aumenta la deuda externa en los países pobres 

El Ministerio de Salud de Mozambique calculó en 1982 que un incremento del 20% en la tasa de lactancia con biberón le costaría al país 10 millones de dólares en dos años, sin incluir costes de combustión, distribución y deterioro de la salud.


Te puede interesar:

La cantidad de biberón para un bebé de 6 meses debe ser definida por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Fuente: Semana Mundial de la Lactancia Materna 2016

Fecha de actualización: 29-06-2020

Redacción: Irene Gómez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.