×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuáles son las causas y consecuencias del bullying?

¿Cuáles son las causas y consecuencias del bullying?

No cabe duda de que si hay un término que cada vez se escucha más en televisión es este. El bullying llega a diario a nuestros oídos y, por desgracia, son muchos los niños que tienen que sufrirlo en primera persona en su colegio, y por consiguiente, sus padres y madres cuando lo descubren.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es el bullying?

El bullying es el acoso físico o psicológico al que someten, de forma continuada, a un alumno sus compañeros de clase. Es cierto que no siempre tienen por qué ser del mismo colegio, ya que de hecho algunos niños y adolescentes pueden desplazarse al colegio de al lado para acosar a otros estudiantes, pero lo más habitual es que pertenezcan a la misma clase.

Esta forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma reiterada en las aulas está cada vez más presente en las redes sociales, conocido con el nombre de ciberacoso, que se caracteriza principalmente por la utilización de medios de comunicación digitales para acosar mediante ataques personales o a través de la divulgación de una información confidencial o falsa. Y esto también es bullying.

No te puedes perder ...

Nueva Ley de Protección a la Infancia

Nueva Ley de Protección a la Infancia

El pasado mes de agosto entró en vigor la Ley 26/2015 de 28 de Julio de Protección a la infancia y a la adolescencia, llevándose a cabo una profunda reforma del sistema de protección de menores.  El objetivo de la reforma es adaptar los instrumentos de protección de menores a los cambios sociales.

Y tambien:

Sea como sea, es fundamental intentar prevenirlo y sobre todo frenarlo rápidamente si este se desencadena. El bullying tiene muchos efectos negativos en la salud física, el bienestar emocional, el rendimiento académico de los niños e incluso en el clima escolar del centro educativo si la violencia se origina de manera repetitiva. Este acoso es un tipo de violencia escolar que provoca una reiteración encaminada a conseguir la intimidación de la víctima, implicando un abuso de poder ejercido por un agresor más fuerte.

Además, esta lacra social es muy peligrosa ya que algunas de las víctimas acaban suicidándose con apenas 11 o 12 años porque no aguantan más ese sufrimiento, porque la idea de ir al colegio cada mañana les aterra y porque viven con un temor y miedo constantes cuando tienen que encontrarse con sus agresores dentro y fuera de él. Y esto es algo que debe frenarse.  


Causas del bullying

Nos preguntamos a menudo cuáles son los factores que llevan a un niño o adolescente a acosar y agredir verbal y físicamente a otro. Las causas pueden ser personales o familiares o bien pueden deberse a la falta de control y vigilancia en la propia escuela.

En lo referente a las causas personales, normalmente el niño que ejerce bullying sobre otro, en la mayoría de casos, lo hace porque es frecuentemente humillado por los adultos. Este alumno se siente superior, ya sea porque cuenta con el apoyo de otros en el colegio o porque la víctima que sufre bullying cuenta con muy poca capacidad para responder a las agresiones.

Por su parte, las causas familiares están relacionadas con la forma de expresar sus sentimientos ante un entorno familiar poco afectivo, donde por ejemplo existen situaciones de ausencia de algún familiar (padre o madre), un divorcio o un abuso o humillación ejercida por parte de sus padres o hermanos mayores. Puede ser un niño que viva bajo una presión constante en su casa o sencillamente puede tratarse de un niño excesivamente mimado.

Todo ello puede derivar en un comportamiento agresivo siendo niños y arrastrarles a la violencia cuando son adultos.


Consecuencias del bullying

No hace falta decir que las consecuencias para la víctima son muchas y algunas de ellas, irreversibles. Una autoestima baja, una actitud pasiva, gran pérdida de interés en los estudios, depresión, ansiedad, trastornos emocionales, problemas psicosomáticos e incluso pensamientos suicidas, que como decíamos arriba llegan a cumplirse porque muchos, por desgracia, acaban con su vida “para dejar de sufrir”.       

Por otro lado, el niño o adolescente agresor acaba sintiéndose frustrado porque se le dificulta la convivencia con los demás niños, pues habrá rechazo en la escuela por parte de los demás estudiantes. Su rendimiento académico será más bajo, tendrá dificultades para cumplir las normas y sus relaciones sociales serán bastante negativas.

 

¿Cómo actuar si mi hijo sufre bullying?

Si piensas que tu hijo está sufriendo bullying, primero habrá que enterarse qué ocurre, siguiendo las recomendaciones de la Asociación Española  para la Protección del Acoso Escolar (AEPAE) son:

- si ha ocurrido en clase, pedir una tutoría

- comprobar si ha sido un episodio puntual o si vuelve a producirse

- animar a tu hijo a que comunique estos episodios para que no vuelvan a pasar

- ofrecer herramientas de defensa personal verbales y físicas

- hacerle saber al niño que vas a estar con él para ayudarle en lo que necesite y que puede contar contigo

Si ya sabes que no se trata de un episodio puntual:

- los padres tendrán que intentar recopilar toda la información posible sobre qué está ocurriendo, donde ocurre y quién o quienes están acosando al niño. Después de recopilar los datos, se debe hacer una cronología (si hubiese partes médicos o psicológicos también habría que aportarlos).

- poner inmediatamente los hechos en conocimiento del tutor o tutora de su hijo y pedir que se investiguen los hechos ocurridos y que se proteja al niño mientras está ahí. Se debe concertar reuniones de seguimiento.

- en la segunda reunión el centro debe de poner en su conocimiento las medidas de protección que se han tomado con el niño y las sancionadoras que se han puesto con los causantes.

- en el caso de que persista el bullying, tendrá que solicitar una reunión con el jefe de estudios o con la dirección del centro escolar para que se trate el problema con urgencia. De no atajarse el problema lo mejor será solicitar ayuda y denunciar los hechos.

 

¿Cómo prevenir el bullying?

Las recomendaciones acerca de la prevención al bullying son:

- estar observando el comportamiento de tus hijos para detectar posibles cambios que puedan alertarnos

- fomentar un clima de confianza con los niños para que sientan que puedan contarte todo

- dedicarle a tu hijo tiempo todos los días

- poner límites a tus hijos en su comportamiento y asignarle tareas con las que vaya adquiriendo responsabilidades y autoestima

- enseñar a tus hijos a mostrar sus sentimientos sin temor

- enseñar a tus hijos a expresarse de manera asertiva (a medio camino entre la pasividad y la agresividad).

 


Fuentes

Blog EnFamilia de la AEP: "Bullying: acoso entre iguales", https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/bullying-acoso-entre-iguales

Asociación Española  para la Protección del Acoso Escolar, http://aepae.es/protocolo-de-actuacion

 

Fecha de actualización: 12-05-2020

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.