¿Qué hacer si mi hijo es un bully?

¿Qué hacer si mi hijo es un bully?
comparte

En la actualidad el tema del acoso escolar, ahora conocido como bullying, suena más en las nuevas generaciones que en las pasadas. Es probable que tu hijo se encuentre en problemas por estar sufriendo de este acoso, o incluso que sea el responsable de acosar a otros compañeros de su escuela y otros círculos sociales.

¿Qué es el bullying?

 

Bullying viene de la palabra bully inglés. Actualmente en nuestro país se le llama bullying al acoso escolar y bully a quien acosa. 

 

El bullying ha existido desde antes de que empezáramos a llamarlo así en nuestro país. Sin embargo, le comenzamos a llamar de esta forma debido al acceso actual a la información ya que en nuestro país vecino, Estados Unidos, comenzó a haber múltiples casos de este problema en las noticias y redes sociales. Fue entonces cuando adoptamos el término.

 

El acoso escolar o bullying es el maltrato que recibe un niño, por parte de otro u otros. Este maltrato puede ser tanto físico como psicológico.

 

Un bully tiene como objetivo asustar y someter a su víctima para así satisfacer su necesidad de agresión. Esto lo logra a través de una continuidad de burlas y agresiones que pueden terminar excluyendo socialmente a la víctima.

 

Características del bullying

 

Es importante saber identificar las señales de un acosador, además de poder identificar las situaciones donde está realizando su acoso. Estas son las principales características de un acoso:

Qué hacer con un niño tirano

Qué hacer con un niño tirano

Los niños tiranos, o con síndrome del emperador, son aquellos que tienen dificultades para sentir culpa y mostrar empatía y se comportan con sus padres de la peor manera posible para conseguir siempre lo que quieren: pegan, insultan o llegan a la agresión física cuando crecen. Es un problema muy serio que conviene atajar cuanto antes.

 

- Da origen a problemas repetitivos

 

- El problema se prolonga

 

- Lo provoca un alumno o grupo de alumnos

 

- Se mantiene por las personas con autoridad en el grupo

 

- El agresor pierde la capacidad de empatía con el tiempo

 

- La víctima desarrolla miedo y rechazo

 

 

Tipos de bullying

 

Existen algunos acosadores que siempre utilizan la misma técnica de acoso con sus víctimas. Por eso es importante saber distinguir los distintos tipos de acoso para identificar un abuso a tiempo:

 

1.- Físico. Este tipo de acoso involucra contacto con la víctima. Pueden existir empujones, patadas o golpes en general. 

 

2.- Verbal. Consta de hacer menos a la víctima a través de insultos.

 

3.- Psicológico. Afecta directamente a la autoestima de la víctima a través de burlas en público.

 

4.- Social. Simplemente se trata de rechazar, evitar o alejar al individuo, para así lograr que este se quede sin amigos.

 

 

¿Por qué mi hijo es un bully?

 

Deberás entender que un niño no sólo se hace bully porque ame molestar a las personas, existen distintas causas que podrán desarrollar esta mala actitud en cualquier niño, por lo que deberás identificarlas lo más pronto posible. 

 

- Es probable que él también sea intimidado por alguien más, por lo que repite la situación a su favor. Incluso puede que la situación de acoso se dé en casa.

 

- Actúa negativamente con agresión ante la falta de afecto, es decir, no se siente atendido y querido en su casa. 

 

Problemas en el hogar. Puede ser porque no tiene límites o reglas sociales, o bien por una situación problemática en casa incluyendo violencia familiar.

 

 

¿Puedo hacer que mi hijo deje ser un bully?

 

Si has logrado identificar las señales de un bully en tu hijo, ya vas por buen camino. Apenas es un niño, por lo que se le puede corregir fácilmente cualquier mala actitud. Para ello debes seguir los siguientes consejos para ayudar a tu hijo a cambiar de actitud y que deje de acosar a sus compañeros de colegio:

 

- Identifica la causa de su comportamiento.

 

- Intenta dialogar con él sobre cómo se siente.

 

- Evita la violencia para los castigos o regaños.

 

- Enséñalo a reconocer cuando se ha equivocado.

 

- Enséñale a pedir disculpas.


- Desarrolla la empatía en él.

 

- Platica con él.

 

Ponle límites y explícale las consecuencias de sus acciones.

 

- Edúcalo desde pequeño sobre el tema del acoso escolar.

 

- Canaliza su comportamiento en alguna actividad deportiva.

 

 

Los problemas sociales de los niños radican en la falta de comunicación que tienen con sus personas más cercanas, es por ello que debes buscar siempre la forma de mantener una comunicación fluida con tus hijos para así conocer sus problemas y evitar este tipo de situaciones.

 

Además, debes mostrarle siempre tu amor y tu afecto y evitar todo tipo de violencia en casa para que no imite ese tipo de comportamientos fuera de ella.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×