×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo ayudar a tu hijo a madurar?

¿Cómo ayudar a tu hijo a madurar?

¿Te parece que tu hijo es muy inmaduro? ¿Cada vez que lo comparas con otros niños de su clase te das cuenta de que es muy infantil? Para empezar, deja de compararlo porque cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo. No obstante, si es evidente que tu hijo es inmaduro, puedes seguir una serie de consejos para ayudarle a madurar.

Publicidad

Los niños cada vez crecen antes. Es común ver conductas propias de adolescentes en niños de 7 años, que poco a poco se van quedando sin infancia. Por lo tanto, es posible que tu hijo no sea inmaduro para su edad, sino todo lo contrario, que tenga un comportamiento apropiado, pero que, comparado con el de otros niños demasiado avanzados, parezca infantil. Si es así, deja de darle vueltas, no te preocupes y permite a tu hijo crecer a su ritmo, ser niño todo el tiempo que pueda y disfrutar de su infancia. Ya tendrá tiempo de crecer y madurar.

 

Sin embargo, si tu hijo realmente es muy inmaduro para su edad y tiene comportamientos o actitudes de niños mucho más pequeños que él, sí es conveniente que lo ayudes ya que la inmadurez a esta edad puede no ser muy problemática, pero sí lo será si continúa llegada la adolescencia o la juventud. A medida que crecemos tenemos más responsabilidades y es conveniente madurar de acuerdo a ellas; si no, corremos el riesgo de tener problemas emocionales, de relaciones, con el trabajo o los estudios, etc. Por lo tanto, si tu hijo es inmaduro, debes ayudarle.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Algunas señales que pueden indicarte si tu hijo es inmaduro o no son:

 

1- Es impulsivo

 

2- Sigue teniendo problemas para controlar sus esfínteres pasados los 6 años

 

3- Tiene problemas de conducta y le cuesta obedecer

 

4- No pone atención en las cosas y pierde todo

 

5- Le cuesta socializar o jugar con otros niños o no tiene los mismos intereses que los niños de su edad

 

6- Tiene problemas con la motricidad fina

 

7- Tiene bajo rendimiento escolar, sobre todo en matemáticas

 

8- Es muy dependiente de uno o dos amigos

 

9- Tiene problemas de lenguaje

 

10- Se despierta a menudo por las noches

 

11- Es bastante torpe

 

Estas y otras señales pueden hacerte sospechar que tu hijo es un poco inmaduro a nivel emocional o neurológico. En estos casos, puedes consultar con el pediatra por si padece algún trastorno del desarrollo, aunque lo normal es que, simplemente, sea más inmaduro que el resto.

 

Si el médico confirma que no tiene ningún problema, puedes seguir estos consejos para ayudarle:

 

1- Otórgale responsabilidad y tareas en casa para ayudarle a madurar y aprender a hacer las cosas por sí mismo. Por supuesto, estas tareas deben estar adaptadas a su edad y madurez, pero debes ir dificultándolas a medida que crezca y avance.

 

2- Los amigos son muy importantes en el desarrollo del niño, así que procura que haga muchos amigos y se rodee de niños maduros y responsables que le ayuden en su camino.

 

3- No lo hagas todo por él. Si eres su agenda, te ocupas de los deberes, de ordenar su cuarto y de resolver sus problemas, es absolutamente imposible que madure. Vigila tu estilo de educación para valorar si eres un padre o madre muy sobreprotector, puede que ahí radique el problema de madurez de tu hijo. Debes darle autonomía y dejar que haga las cosas por sí mismo.

 

4- Déjale tomar sus propias decisiones. Es probable que se equivoque, sobre todo al llegar la adolescencia, ya que los chicos de esta edad se creen que lo saben todo, pero la única forma de que aprenda de sus errores y sepa cómo solucionarlos es dejándole que elija, se equivoque, lo solucione y aprenda para la próxima.

 

5- Aunque tarde, no le metas prisa ni hagas las cosas por él, así no dejarás que aprenda. Tampoco debes decirle frases como “tú no sabes hacerlo, mamá lo hará por ti”. Si le dices frases así, se lo creerá y pensará que no es capaz de hacer nada nuevo.

 

6- Fomenta su confianza y su seguridad en sí mismo. Tener confianza en uno mismo es fundamental para madurar y atreverse a hacer nuevas cosas y tener nuevas responsabilidades.

 

7- Sé un buen ejemplo. Si tú o tu pareja sois inmaduros u os comportáis a veces como niños (y no hablamos de jugar, sino respecto a las actividades importantes del día a día), es normal que el niño también lo sea.

 

8- Cuando tome decisiones inmaduras y no asuma sus responsabilidades, debes hacerle ver el error de sus actos y las consecuencias que tiene ese tipo de comportamiento a la larga.

 

9- No te burles de él ni de su forma de comportarse, eso solo minará vuestra relación y hará que pierda la confianza en ti. Al contrario, alábale y elogia sus esfuerzos por madurar y las buenas decisiones que tome, cuando las tome.

 

10- Fomenta la comunicación con él para que tenga la confianza de contarte sus problemas y así puedas estar al tanto de si su comportamiento inmaduro le puede traer problemas en clase o con los amigos. Anticípate a las “desgracias”.


Fuente:

Álava, Silvia (2016), Queremos que crezcan felices, Madrid, Actitud de Comunicación.

Fecha de actualización: 26-11-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.