• Buscar
Publicidad

¡No te obsesiones con los dieces!

¡No te obsesiones con los dieces!

Todos queremos que nuestros hijos saquen la máxima nota posible en sus exámenes y sean los mejores de la clase. Sin embargo, transmitir esta presión a nuestros hijos puede ser muy perjudicial para ellos y, además, sacar la nota más alta no siempre es lo más importante.

Publicidad

Aunque no lo queramos, todos los padres tendemos a comparar a nuestros hijos con los de los demás, buscando que los nuestros sean los más altos, guapos y listos. Esto es un problema ya que no solo es imposible que nuestros hijos sean los mejores en todo, sino que esta obsesión puede calar en nuestros hijos haciendo que sientan una presión extra cada vez que hacen algo.

Y es que todos los hijos buscan la aprobación y el amor de sus padres, por lo que si sienten que han fallado en algo, sacando por ejemplo un 8 en lugar de un 10 en un examen, se sentirán fatal consigo mismos y tendrán miedo a notar la desaprobación en los ojos de sus padres.

Esta presión en los estudios y en el resto de actividades diarias por ser los mejores y sacar la nota más alta es muy perjudicial para el desarrollo de un niño. Si bien es cierto que hay que inculcarles que es importante esforzarse, trabajar y dar lo mejor de uno mismo en cada actividad, también hay que hacerles ver que no pasa nada por fallar o equivocarse siempre que se tomen medidas para mejorar en el futuro.

Asimismo, lo más importante en la educación de un hijo no es que saque un 10 en Matemáticas o Lengua, sino que realmente aprenda. Si lo estudia todo como un loro, lo vuelca en el papel, saca un 10 y al mes siguiente lo ha olvidado, flaco favor para su aprendizaje y desarrollo. Lo importante no son tanto las notas (aunque obviamente es importante que apruebe), sino que aprenda.

Por otra parte, hay muchos otros valores y enseñanzas que aporta el colegio sin duda mucho más importantes que las multiplicaciones o la historia de España. El trabajo en equipo, el compañerismo, la empatía, la amistad, la solidaridad, el respeto, la tolerancia, los límites, el respeto a las normas… Son muchísimos y muy variados los aprendizajes de los niños desde que entran en la guardería hasta que acaban el instituto. Y para los padres debe ser también muy importante que en este apartado saquen un 10.

Articulo relacionado: Desarrollo del niño de 9 años

Por lo tanto, no compares a tu hijo con el resto de niño ni le pidas ser siempre el mejor o sacar siempre un 10. Lo que debe importarte es lo que aprende tu hijo, cómo va en clase y las notas que saca, sin necesidad de que sea el número uno.

Asimismo, debes mostrarte siempre orgulloso de él y reconocer su esfuerzo, tanto si saca un 10 como si saca un 8. Incluso debes mostrarte aún más orgulloso si ha saco un simple 5 en Matemáticas si era una asignatura que siempre suspendía y le costaba mucho que si saca un 10 en una que siempre ha llevado bien, ya que implica más esfuerzo y trabajo.

Y, por último, recuerda que las notas no son lo único importante. El hecho de que tu hijo se convierta en un joven amable, solidario, respetuoso y comprensivo es más importante que sacar siempre sobresaliente en todo. 


Fecha de actualización: 29-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×