×
  • Buscar
Publicidad

Qué hacer con un niño obsesivo

Qué hacer con un niño obsesivo

¿Tu hijo es muy obsesivo y cuando emprende un tema no lo puede dejar si no lo ha terminado? ¿Te preocupa que esta forma de ser pueda afectar a su futuro? 

Publicidad

Indice

 

¿Cómo es una obseción peligrosa?

Casi todos tenemos algún momento en el que nos obsesionamos con algo, ya sea un libro, una serie, un juguete, etc. También los niños pasan por etapas en las que están obsesionados con algo, tanto, que esta obsesión puede afectar a su comportamiento, lo que puede preocupar a sus padres.

Y es que las obsesiones, si se dilatan en el tiempo, pueden causar estrés, problemas para dormir, alteraciones del comportamiento, problemas en el colegio y cambios en el apetito.

No obstante, muchas veces son obsesiones pasajeras que solo duran unos días y rápidamente son olvidadas. Solo debes preocuparte si tu hijo renuncia a todo lo que le gusta por aquello que le obsesiona, dejando de lado actividades divertidas que suelen encantarle; empieza a ir mal en clase ya que deja de lado sus deberes y estudios; No sabe vivir sin su objeto de obsesión; o no tiene otro tema de conversación y toda su vida gira en torno a eso.


¿Por qué se obsesionan los niños?

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Forma de ser. Algunos niños son más obsesivos que otros, especialmente aquellos perfeccionistas o cuyo afán de superación les obliga a ser siempre los primeros de todo y conseguir aquello que se propongan. Hasta que no lo logran, no paran.

- Modas. Las modas hacen que los niños se obsesionen a temporada por un determinado videojuego o serie de dibujos infantiles, especialmente en su intento por encajar con los demás.

- Novedad. Cuando los niños reciben un nuevo juguete suelen obsesionarse durante un tiempo con él y solo quieren jugar con ese juguete, incluso se lo meten a la cama para dormir con él o se lo llevan vayan donde vayan.


¿Qué hacer cuando un niño se obseciona con algo?

- No le hagas comentarios recriminatorios ni negativos como “eres un pesado” o “deja ya ese juguete que si no, no te vamos a aguantar”.

- Piensa que lo normal es que la obsesión se le pasa en unos días o semanas.

- Limita el tiempo que dedique a su obsesión y los objetos relacionados con él. Si le gusta mucho un personaje de la tele, por ejemplo, puedes comprarle un muñeco, pero no la colección entera.

- La publicidad y los amigos influyen mucho en las obsesiones. Enséñale a no dejarse llevar por los demás ni por lo que diga la tele y a tener su propio criterio.

- Proponle actividades diferentes y dale otros juguetes o libros para que pueda interesarse por otras cosas y, así, olvidar poco a poco su obsesión.


Fecha de actualización: 15-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.