¿Cuándo se debe realizar la primera ecografía del embarazo?

¿Cuándo se debe realizar la primera ecografía del embarazo?
comparte

Las sociedades profesionales ginecológicas recomiendan realizar tres ecografías a lo largo del embarazo para confirmar que todo va bien: la primera en la semana 12, la segunda en la 20 y la tercera y última en la 33. Sin embargo, muchos centros realizan más ecografías, haciendo una primera en torno a la semana 8 de gestación. ¿Qué es mejor?

La recomendación de hacer solo tres ecografías en el embarazo, a no ser que algo vaya mal y se requiera hacer más controles, se debe a que las sociedades ginecológicas consideran que, con estas tres ecografías, realizadas en el momento oportuno, es suficiente para comprobar que el desarrollo y crecimiento del feto y sus estructuras (placenta, líquido amniótico) son correctas. Además, consideran que no es bueno hacer muchas ecografías puesto que, aunque es una prueba segura que ofrece más beneficios que perjuicios, puede causar un sobrecalentamiento de la matriz si se emplea durante mucho tiempo, sobre todo en ecografías 4D y 5D.


Pero no debes alarmarte, esto no significa que las ecografías supongan un riesgo para el bebé o puedan causarle alguna malformación. Las ecografías no emplean radiación y la frecuencia de ultrasonidos que usan son imperceptibles para el oído humano, por lo que no afecta a la salud del pequeño. Sin embargo, es cierto que la energía del ultrasonido es absorbida por el cuerpo subiendo así la temperatura del mismo, y diversos estudios han demostrado que un aumento de la temperatura corporal por encima de 4º C puede causar anomalías al feto (por eso, si tienes fiebre alta debes acudir a urgencias). Sin embargo, las ecografías en 2D producen muy poco calor, menos de 1 ºC, por lo que no implican efectos nocivos y pueden emplearse en un periodo largo de tiempo.

No te puedes perder ...


Sí hay que tener cuidado con las ecografías en 3D, 4D y 5D, así como la ecografía Doppler o las ecografías en color, ya que emiten más calor. Pero siempre que no se usen durante más de 30 minutos, no hay ningún problema. Por eso, debes hacerte este tipo de ecografías siempre en un centro especializado que controle el calor que emiten las máquinas y que no realicen este tipo de pruebas durante más de media hora para evitar posibles daños al feto.


En resumen, las ecografías en 2D no son malas, por lo que no debes preocuparte si en tu centro se saltan la recomendación de las asociaciones ginecológicas y te realizan más de 3 ecografías en tu embarazo.


¿Cuándo realizar la primera ecografía?


Por lo tanto, lo normal es que la primera ecografía se realice en la semana 12 de embarazo, aunque hay muchos centros que hacen una primera ecografía en la primera visita prenatal, que suele ser entre la semana 6 y la 9.


Para algunos médicos, es mejor no realizar esta prueba muy pronto, ya que podría verse que algo va mal, pero el cuerpo no ha iniciado todavía el proceso de expulsión del embrión, y causar un daño emocional a la pareja. Para otros, dado que el problema ya está ahí, es mejor saberlo cuanto antes, aunque sea por una prueba en lugar de por síntomas de aborto espontáneo. Para la pareja será igualmente duro y, cuando antes se sepa, mejor. Asimismo, si todo va bien, proporcionará alivio a la pareja y les permitirá estar menos preocupados estas primeras semanas llenas de miedos.


Igualmente, algunos consideran que la semana 12 es la mejor para hacer la primera ecografía ya que el feto ya tiene sus órganos principales formados y se pueden comprobar más parámetros que si se realiza una prueba antes. Por supuesto, cuando más pronto te hagan la eco menos podrá verse. Así, una ecografía en la semana 4 solo permite ver el saco gestacional; en la semana 5 ya se puede ver el embrión; en la semana 6 es posible visualizar el corazón, e incluso escucharlo; en la semana 7 ya se puede escuchar perfectamente el corazón y ver los brazos y las piernas; etc. Por eso, lo normal es no hacer una primera ecografía hasta la semana 7 u 8 para escuchar el latido del corazón, fundamental para saber si todo va bien por el momento.


En esta primera ecografía también podrán comprobar si el embarazo es único o múltiple, la edad gestacional del feto, la colocación correcta del mismo en el útero…


Y, en la semana 12, son muchas más las cosas que se comprueban, por eso, aunque te hayan hecho una ecografía en la semana 8, debes hacerte la ecografía de la semana 12, ya que es muy importante. En esta semana se puede comprobar la vitalidad del feto y su movimiento, el latido fetal, su tamaño, si sus principales órganos están bien formados, si cuenta con brazos piernas, manos y pies, cómo es la columna vertebral, si cuenta con todos los rasgos faciales, etc.


También se comprueba la posición de la placenta por si hubiera placenta previa u otro problema (aunque muchas veces las placentas previas de la semana 12 desaparecen al crecer el útero y ascender de su posición primaria), el nivel de líquido amniótico, el cordón umbilical, etc.


Por último, es una prueba muy importante porque en ella se mide el pliegue nucal, es decir, la cantidad de líquido que hay en la nuca del bebé, ya que un nivel por encima de 3 mm puede indicar alguna anomalía cromosómica como síndrome de Down o de Edwards.


Además, se comprueba si la madre presenta patologías o anomalías en el útero o los ovarios que puedan afectar al embarazo.


En esta semana, a pesar de medir solo unos 6 cm, ya es un bebé en miniatura, por lo que resulta un momento muy emocionante

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado un test con la descripción de los síntomas del embarazo. Se trata de un cuestionario que propone una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.


Fuentes:

"Los consejos de tu matrona", Guía elaborada por la Asociación Española de Matronas.

SEGO https://sego.es/

Fecha de actualización: 01-02-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>