¿En qué semana aparece el saco vitelino?

¿En qué semana aparece el saco vitelino?
comparte

Muchas veces se confunde el saco vitelino con el saco gestacional, pero no son lo mismo. De hecho, el saco vitelino es una estructura circular oscura situada dentro del saco gestacional. Además, es la primera estructura embrionaria que puede distinguirse en una ecografía a partir de la semana quinta.

El saco vitelino es una membrana situada fuera del embrión que está conectada a la abertura umbilical del intestino medio del embrión. Se forma en torno a la cuarta semana de embarazo, tiene forma de saco y está rodeado de una membrana muy delgada, de un milímetro aproximadamente y contiene líquido en su interior. Asimismo, está recubierto por una mucosa y una pared interna rica en vasos sanguíneos.


Es una estructura fundamental en el primer trimestre de embarazo ya que es el encargado de suministrar nutrientes y oxígeno al embrión, sí como de eliminar los desechos del metabolismo del feto, hasta que se forma la placenta.


Además, es el primer lugar donde se crean las células que formarán los gametos que, posteriormente, viajarán hasta las gónadas primitivas, y también interviene en la formación del intestino medio y en el cierre de la pared abdominal.


Por eso, en las primeras semanas de gestación crece 1 mm por semana hasta llegar a tener un diámetro de 9 mm. Después, en torno a la semana 13 de embarazo, desaparece y sus funciones son reemplazadas por la placenta. De hecho, desde la semana 11 es más difícil su visualización ya que se va quedando sin espacio.

No te puedes perder ...

¿En qué semana aparece el saco vitelino?

¿En qué semana aparece el saco vitelino?

Muchas veces se confunde el saco vitelino con el saco gestacional, pero no son lo mismo. De hecho, el saco vitelino es una estructura circular oscura situada dentro del saco gestacional. Además, es la primera estructura embrionaria que puede distinguirse en una ecografía a partir de la semana quinta.


Esta estructura embrionaria puede verse en una ecografía vaginal desde la semana 5º de embarazo y, de hecho, es muy importante observar su forma y tamaño ya que puede indicar que existe algún problema en el desarrollo del embarazo.


Así, existen diversos tipos de sacos vitelinos:


1- Saco vitelino irregular. La forma del mismo no es normal, lo que indica en la mayoría de los casos un problema en el desarrollo del embrión que acabará en aborto.


2- Saco vitelino calcinado. Indica que se ha producido un fallecimiento intrauterino, se cree que causado por una calcificación distrófica.


3- Saco vitelino ecogénico. Significa que se ve reflejado en el monitor de la ecografía.


Además, el tamaño puede indicar un problema con el embarazo si el diámetro del saco es superior a 9 mm, inferior a 3 mm pasada la semana 5 o si el saco gestacional alcanza los 15 mm y sigue estando presente el saco vitelino pero no se visualiza al feto. En todos estos casos, el embarazo acabará en aborto natural.


Se puede distinguir en una ecografía desde la semana quinta de embarazo como una estructura circular dentro del saco gestacional. Se ve un saco más grande y otro más pequeño dentro, ese es el saco vitelino.


Otras condiciones que se pueden apreciar en una ecografía relacionadas con el saco vitelino que nos indica si todo transcurre con normalidad o no son:


- El saco gestacional con el saco vitelino dentro deben estar pegados al útero, al fondo o en la parte superior ya que si está en la parte inferior hay mayor riesgo de pérdida.


- Un embrión con longitud cefalocaudal mayor de 5 mm siempre debe presentar actividad cardiaca.


- Si se observan dos sacos vitelinos el embarazo es múltiple. 

 

 


Fuente:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>