×
Publicidad

¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?

¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?

La hormona beta-hCG (gonadotropina coriónica humana) es una hormona secretada por la placenta poco después de que el ovocito se implante en el útero, por eso sus valores se multiplican exponencialmente desde que se produce la implantación y es la forma de confirmar si existe un embarazo o no mediante un análisis de sangre o de orina que muestre si esta hormona se encuentra en niveles más elevados de lo normal o no.

Publicidad

Cuando una mujer está buscando un embarazo, sabe que tiene que mantener relaciones sexuales sin protección en sus días fértiles y esperar unos 15 días para ver si le baja la regla o no. Si no es así, hay muchas posibilidades de que la amenorrea esté causada por la fecundación del óvulo, pero también puede deberse a otros motivos por lo que hace falta hacerse una prueba de embarazo para confirmar si este se ha producido o no.


Esta prueba puede ser un test de orina casero, de los que se compran en farmacia, o un análisis de sangre, que te pedirá tu médico cuando le digas que sospechas que te has quedado embarazada. Ambas pruebas buscan, en sangre u orina, el nivel de hormona beta hCG, una glicoproteína (proteína combinada con azúcares) que está formada por dos subunidades, la alfa y la beta (de ahí el nombre). La parte alfa de la hormona es común a otras hormonas, pero la parte beta es la hormona específica del embarazo, la hCG, y es esta parte con la que se puede detectar un embarazo a través de un test de orina o una prueba de sangre. También se la llama la hormona del embarazo porque comienza a elevarse cuando el sincitiotrofoblasto (la parte del extremo del embrión) se implanta en el endometrio.

No te puedes perder ...

¿Cómo es la dieta de nuestros hijos?

¿Cómo es la dieta de nuestros hijos?

Diferentes estudios demuestran que los niños españoles no llevan una alimentación adecuada a su edad. La mayoría muestra muchas carencias nutricionales, especialmente en lo referente al consumo de verduras y frutas. Además, abusan de la bollería y los dulces y apenas si practican ejercicio, provocando que muchos de ellos sufran problemas de sobrepeso o colesterol. 

Y tambien:


Los test de orina son más fáciles de interpretar ya que no hay más que hacer pipí en la zona indicada para ello y esperar el tiempo que marque el prospecto (que suele ser en torno a un minuto) para ver si aparece la señal que indica que estás embarazada, que puede ser un +, dos rayitas, una carita sonriente o incluso el tiempo de gestación.


El problema de los test de orina es que son más limitados que los análisis de sangre ya que, normalmente, requieren una concentración más elevada de hCG para que esta sea detectada, por lo que hay que esperar más tiempo para hacerse un test de orina y saber seguro que si es negativo lo es de verdad, no un falso positivo porque el test se haya hecho demasiado pronto. Aunque hay test de orina muy efectivos, generalmente hace falta una concentración de 20 a 100 mUI/ml de hCG para que sea detectada, mientras que en los análisis de sangre se puede detectar desde una concentración de hasta 5 mUI/ml, por lo que son más precisos y se pueden emplear antes.


El análisis de sangre debe interpretarlo un médico, pero si te han dado los resultados y no tienes cita con el médico hasta más tarde y quieres saber si estás embarazada o no, debes tener en cuenta que un nivel de hCG menor de 5 mIU/ml se considerará negativo, es decir, no hay gestación. En cambio, un resultado mayor de 25 mIU/ml es positivo, hay embarazo, aunque 2 semanas después de la ovulación debe estar en torno a 50 mIU/ml.


Además, este análisis permite conocer otro tipo de información sobre el embarazo como el tiempo de gestación o si es un embarazo múltiple o no. Y es que el nivel de beta hCG se eleva cada día desde el momento de la implantación hasta la semana 12 que comienza a bajar, aunque manteniéndose toda la gestación en niveles mucho más elevados de lo normal:


- De 9 a 130 mUI/ml: 3-4 semanas de embarazo

- De 75 a 2.600 mUI/ml: 4-5 semanas de embarazo

- De 850 a 20.800 mUI/ml: 5-6 semanas de embarazo

- De 4.000 a 100.200 mUI/ml: 6-7 semanas de embarazo

- De 11.500 a 289.000 mUI/ml: 7–12 semanas de embarazo

- De 18.300 a 137.000 mUI/ml: 12-16 semanas de embarazo

- De 1.400 a 53.000 mUI/ml: 16–19 semanas de embarazo (2º trimestre)

- De 940 a 60.000 mUI/ml: 19-41 semanas de embarazo (3º trimestre)


También permite saber al médico si hay algún problema con el embarazo como un aborto espontáneo, un embarazo ectópico o uno molar si nivel de concentración de hormona hCG es mucho más bajo o mucho más alto de lo normal para la edad de gestación.

 

Hay que tener en cuenta que un índice de Beta hCG bajo puede resultar también un bebé perfectamente sano, a veces este índice es bajo porque hay unos embriones que tienen una implantación más lenta. Existen otros factores por los que puede que la beta sea más baja:

-La madre tiene obesidad, la concentración de hCG es significativamente más baja en mujeres con índice de masa corporal superior a 30kg/m², aunque el tiempo de duplicación es similar al de otras mujeres,

-Se ha sometido a los embriones a Diagnóstico Genético Preimplantacional.

-Dependerá también de si se trataban de embriones frescos o congelados. Estudios vislumbran que los embriones congelados tienen una menor producción de hCG.

-Embarazo ectópico.

También puede darse el caso que el resultado de la prueba beta hCG sea positivo y que se presenten los síntomas propios de un embarazo (náuseas, somnolencia, hinchazón, etc.) y que no haya gestación. Esto sucede en los casos denominados embarazos anembrionarios (cuando el embrión tiene problemas en su implantación en el útero y se expulsa en la primera menstruación). Esto suele ocurrir debido a que el feto presenta anomalías genéticas o cromosómicas (debido a la baja calidad del óvulo o espermatozoides).

Aunque existan casos en los que la prueba beta muestre el resultado del embarazo, la prueba final será la de la ecografía ya que en ella se podrá ver si hay embarazo o no y en que condiciones se encuentra el feto. Ya es en la primera ecografía cuando se abre una nueva etapa en el camino de la maternidad.


Te puede interesar:

"¿cómo saber los días fértiles de la mujer?" es la primera pregunta que se hace una pareja cuando decide quedarse embarazada. Si es regular resulta sencillo averiguarlo ya que coincide con la mitad del ciclo menstrual. En el caso de tener un ciclo irregular debe basarse a través de otros indicadores como la temperatura basal o las características del flujo.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.