Diagnóstico Genético Preimplantacional, una gran ayuda en los tratamientos de reproducción asistida

Diagnóstico Genético Preimplantacional, una gran ayuda en los tratamientos de reproducción asistida
comparte

El Diagnóstico Genético Preimplantacional, también conocido por las siglas DGP, duplica las tasas de éxito en los tratamientos de reproducción asistida de mujeres mayores de 40 años

Cada vez son más las mujeres de 40 años en adelante que acuden a las clínicas de reproducción asistida para quedarse embarazadas. Por desgracia, la edad no solo afecta a la eficacia de los tratamientos de fertilidad sino que también implica un mayor número de pacientes con comorbilidades que pueden influir en el proceso de FIV. 

 

Como consecuencia de esta tendencia existe una necesidad urgente de mejorar los resultados de los tratamientos entre este grupo cada vez más numeroso, “y parte fundamental es el empleo del diagnóstico genético preimplantacional (DGP) que en mujeres con más de 40 años y con un mínimo de 6 ovocitos de buena calidad permite multiplicar por dos el éxito reproductivo”, ha afirmado el doctor Juan A. García Velasco, director de IVI Madrid, durante su ponencia “Nuevas alternativas para pacientes de maternidad en edad avanzada”.

 

Teniendo en cuenta las limitaciones de la edad, hay varias formas de mejorar los resultados reproductivos de estas pacientes que disponen de poco tiempo para conseguir un embarazo.

 

“En primer lugar", destaca el Dr. García Velasco, "estudios recientes confirman que la FIV es más efectiva que otros métodos, como la Inseminación intrauterina (IIU), en cuanto a tasa de nacimientos vivos de madres de edad avanzada; en segundo lugar, una adecuada estimulación ovárica que normalice valores hormonales que se alteran con la edad –como los andrógenos- pueden mejorar las posibilidades; y en tercer lugar, la vitrificación de ovocitos o embriones para acumular si la respuesta es pobre puede aumentar la probabilidad de conseguir la transferencia del embrión”.

Las emociones en los tratamientos de fertilidad

Las emociones en los tratamientos de fertilidad

Esperanza, pero también desánimo, frustración,... Las parejas que se someten a un tratamiento de reproducción asistida (TRA) se enfrentan a una fuerte carga emocional. Sin embargo, es fundamental controlar estos aspectos psicológicos puesto que pueden repercutir negativamente en lograr el embarazo e incluso provocan que entre el 15% y el 45% de las parejas abandone el tratamiento. 

 

Por último, después de múltiples discusiones sobre las ventajas e inconvenientes del DGP en pacientes de edad avanzada, se ha llegado a la conclusión de que los resultados reproductivos son mejores si se combina una adecuada selección de pacientes con laboratorios avanzados y embriólogos muy experimentados.

 

¿Qué es el Diagnóstico Genético Preimplantacional?

 

El Diagnóstico Genético Preimplantacional es el diagnóstico de alteraciones genéticas y cromosómicas en los embriones, antes de su implantación, para lograr que los hijos nazcan libres de enfermedades hereditarias. Esta técnica de reproducción asistida requiere siempre un tratamiento de Fecundación in Vitro (FIV) con Microinyección espermática (ICSI), para disponer de los embriones en el laboratorio.

 

El fin del DGP es poder analizar los preembriones en el laboratorio después de haberlos fecundado in vitro y antes de ser transferidos al útero materno. Mediante una biopsia, se procede a su análisis permitiendo diferenciar los sanos de los afectados y así, transferir aquellos que van a dar como resultado el embarazo de un bebé sano.

 

 

¿En qué casos se aconseja el DGP? 

 

- Mujeres de 40 años en adelante

- Parejas con abortos de repetición

- Fallo de implantación tras varios intentos de FIV

- Varones con alteraciones en la meiosis de los espermatozoides

 

El entorno nutricional del embrión, clave para la salud de toda una vida

 

La etapa preconcepcional tiene una gran influencia sobre los resultados del embarazo y sobre el estado de salud a largo plazo, y debe ser tenida en cuenta para planificar tratamientos de fertilidad. Esta cuestión ha sido resaltada en los últimos años por una investigación que demuestra la validez de la llamada “hipótesis de Barker”, que dice que el entorno nutricional del embrión y el feto afecta al riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y otros problemas de salud a lo largo de la vida.

 

Además, como señala el doctor Macklon, se ha demostrado que el entorno nutricional en el momento del parto afecta al desarrollo posterior. “Los estudios más recientes, explica el experto, indican que el contenido alimenticio en el momento de la concepción y durante el embarazo está relacionado con alteraciones de peso al nacer y otros determinantes de la salud a largo plazo”.

 

Fuentes: 

- Doctor Juan A. García Velasco, director de IVI Madrid

- Ponencia “Nuevas alternativas para pacientes de maternidad en edad avanzada”

- IVI

 


1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "Me da asco que unas parejas quieran hacer DGP sólo para elegir el sexo del niño. Me refiero a casos cuando no aparece ninguna urgencia médica para hacerlo. Cuando los padres intentos no quieren tener nadie pero el chico. Me parece muy estúpido esto. Pero cuando sí que es necesario, es otra cosa. ".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×