• Buscar
Publicidad

Trucos para dormir con la barriga del tercer trimestre

Trucos para dormir con la barriga del tercer trimestre

Dormir bien las últimas semanas de embarazo es casi una “misión imposible”. Pero hay muchos trucos que puedes seguir para que la barriga no te moleste y te permita descansar antes de que el bebé lo convierta en una misión imposible de verdad.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué no duermo bien?

Lo normal, aunque hay algunas afortunadas a las que no les pasa, es que durante el embarazo no duermas bien, ya sea por unos motivos o por otros.

A partir del 6º mes de gestación son varias las causas que afectarán a tu descanso nocturno, aunque las principales son dos: preocupaciones y la barriga, que parece que está en todas partes.

Y es que el insomnio durante los últimos meses es lo habitual; algunos, de hecho, dicen que es una preparación para el nacimiento y los primeros meses de vida del bebé. El cuerpo se prepara para despertarse cada 2 o 3 horas para dar de mamar al bebé y atenderle, por eso en las semanas previas al parto apenas si conseguirás dormir más de 3 o 4 horas seguidas.

Pero además de esta hipótesis, lo cierto es que son muchos los motivos físicos y mentales que afectan a la calidad del sueño en las últimas semanas de gestación:

- Las preocupaciones y los miedos sobre la salud del feto, el parto, el cuidado del niño, etc.

- La barriga, que cada día que pasa crece un poco más y ya no sabrás cómo colocarte para que no te moleste y te permita dormir.

- El bebé, que también parece que va ensayando para cuando nazca y se pasa la noche dando patadas y moviéndose, tanto, que algunas veces hasta puede hacerte un poco da daño.

- El síndrome de piernas inquietas, calambres u hormigueos que aparecen al estar acostada. Son tan molestos que te pueden hacer despertar y que te cueste dormir.

- El síndrome del túnel carpiano, insensibilidad, adormecimiento y hormigueo en los dedos de la mano, que se hace más molesto de noche.

- Otras molestias propias del embarazo como ardor, congestión nasal, dolor de espalda, gases…

- Los continuos viajes al baño para hacer pis.

- Las alteraciones hormonales, que parecen ser la causa de todos los males de estos meses, también influyen en el sueño ya que el aumento de los niveles de estrógenos y progesterona disminuyen el sueño profundo, el que nos permite descansar. Además, se ha observado que las mujeres embarazadas que padecen insomnio tienen niveles bajos de cortisol y melatonina.


¿Puede afectar al bebé?

No dormir bien no afecta al pequeño ya que él tiene sus propios ritmos de sueño y vigilia, pero sí es cierto que estar cansada no es beneficioso, por eso debes intentar descansar lo más posible.


11 trucos para que tu barriga no te moleste

Existen muchas cosas que puedes hacer para que tu sueño sea más reparador, como tomarte una ducha de agua tibia antes de irte a la cama, hacer ejercicios de relajación y respiración en la cama, hacer ejercicio regular a diario o tomarte un vaso de leche antes de acostarte. Pero si lo que más te incomoda a la hora de dormir es la tripa, puedes seguir estos consejos. ¡Esperemos que te ayuden!

1- Habrás oído que debes dormir sobre el lado izquierdo para evitar el síndrome de hipotensión supina, que se puede desencadenar si el peso del útero aplasta la vena cava inferior, cortando el riego sanguíneo a las extremidades. Si bien esto es cierto, también es cierto que para que este síndrome se dé debes estar mucho rato tumbada boca arriba, por lo que si estás cómoda en cualquier otra postura que no sea acostada del lado izquierdo, no te preocupes por dormir un rato de otra manera, tu cuerpo notará cuándo debes cambiarte.

2- Lo más probable es que estés más cómoda de lado ya que boca arriba enseguida te molestará la tripa y boca abajo apenas si podrás colocarte. Puedes tumbarte tanto del lado derecho como del izquierdo, aunque se recomienda pasar más tiempo sobre el izquierdo por lo antes comentado.

3- Para que la tripa no te moleste y puedas estar cómoda de lado tantas horas, lo mejor es recurrir a un cojín de lactancia grande o una serie de almohadas. Coloca una entre tus piernas para que queden ligeramente separadas; otra en la espalda y otra delante, en el abdomen. Si tienes un cojín de lactancia de los grandes, puedes colocarlo también por detrás o por delante y entre tus piernas. Estarás mucho más cómoda.

4- El colchón no debe ser demasiado blando o te hundirás. Es importante que tengas un colchón firme que vuelva a su forma al moverte tú.

5- Establece una rutina a la hora de acostarte y cúmplela siempre. Intenta irte a dormir siempre a la misma hora.

6- Haz siestas breves: conviene que te acuestes unos 20 minutos después de comer. Este momento de descanso te puede ayudar a estar más activa en la tarde.

7- Toma cenas ligeras: las cenas copiosas y demasiado tarde entorpecen el sueño. Conviene cenar poco e incluir alimentos que induzcan al sueño (como la patata cocida, el pan integral y la lechuga) y evita los estimulantes como el café, el té o el cacao.

8- Da un paseo antes de irte a dormir: pasear al atardecer favorece el sueño nocturno y relaja las tensiones mentales y musculaturas.

9- No te expongas a pantallas por la noche: la exposición a la luz artificial emitida por las pantallas reduce la secreción de melatonina (sustancia necesaria para regular el sueño).

10- Si no consigues dormirte, levántate: estar despierta en la cama puede hacer que te desesperes. Es mejor salir de la cama y realizar alguna actividad monótona como leer o hacer ganchillo.

11- Mantén tus niveles de ácido fólico y hierro adecuados: si no tienes unos buenos niveles puede  que sufras un síndrome de piernas inquietas con sensación de dolor y picor.


Glosario

Congestión nasal

Definición:

Nariz tapada y congestionada a causa de una enfermedad de las vías respiratorias que provoca que los tejidos que la recubren se inflamen debido a la inflamación de los vasos sanguíneos.

Síntomas:

- Problemas para respirar por la nariz (sobre todo durmiendo)

- Mucosidad abundante

- Pérdida del sentido del olfato y del gusto.

Tratamiento:

Para acabar con la congestión hay que tratar la causa: el resfriado, alergia o gripe que la haya provocado. Para aliviar sus síntomas, conviene hacer lavados nasales con agua salada, extraer los mocos con una pera de goma, usar humidificadores por la noche, descongestionantes...

Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

"Los consejos de tu matrona", Guía elaborada por la Asociación Española de Matronas.

Fecha de actualización: 21-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×