×
  • Buscar
Publicidad

Remedios para las náuseas

Remedios para las náuseas

Las náuseas y los vómitos son dos problemas muy comunes en la primera etapa del embarazo. Para que nos hagamos a una idea, las náuseas afectan a un 70% de embarazadas y los vómitos a un 50%. No se conoce la causa exacta por la que se producen, aunque existen una serie de modificaciones hormonales, anatómicas, neuromusculares, metabólicas y psicológicas que pueden influir.

Publicidad

Índice

 

¿Cuáles son las causas de las náuseas en el embarazo?

- Los cambios hormonales: ya al inicio del embarazo los cambios en los niveles de hormonas son frecuentes. La hormona gonatropina corióinca (hCG) actúa sobre el centro de las náuseas, que se encuentra en el hipotálamo. Después de la semana 13 de gestación los niveles de esta hormona empiezan a disminuir y las náuseas se suelen atenuar hasta desaparecer.

No te puedes perder ...

¿Cuándo empiezan las náuseas del embarazo?

¿Cuándo empiezan las náuseas del embarazo?

Las náuseas matutinas son uno de los primeros síntomas que indica un embarazo. Comienzan entre las semanas 4 y 6 de gestación y suelen desparecer en torno a la semana 12. No obstante, no todas las mujeres tienen náuseas ni en la misma intensidad, varía mucho de una a otra.

Y tambien:


- Defensas inmunitarias: según una teoría, las náuseas podrían estar producidas por una reacción del sistema inmunitario que “considera” al embrión como un agente extraño e intenta combatir su presencia.

- Estreñimiento: las hormonas también influyen sobre el intestino, reduciendo su movilidad. Esto conlleva al estreñimiento, pero también a la formación de gas debido a la fermentación de los alimentos que permanecen durante más tiempo en el intestino, lo que acentúa las náuseas.

- Reacción psicológica: en algunos casos la angustia de la madre puede ser causante de las náuseas.

- Cinetosis: en el caso de las embarazadas que viajan puede deberse a esto. La cinetosis es más conocida como “mareo en el coche” y no se debe a desequilibrios hormonales, sino en el sentido del equilibrio.


¿Cómo puedo reducir las náuseas en el embarazo?

Suelen aparecer entre las semanas 4 y 6 de gestación y tienden a desaparecer antes de la semana 20, aunque no es raro que se prolonguen más allá de esta edad gestacional. Son frecuentes los síntomas matutinos, pero en muchas ocasiones acompañan a la embarazada a lo largo de todo el día. Es también característico que se desencadenen ante determinados estímulos, sobre todo olores específicos.

Para disminuir la sintomatología, hay una serie de conductas que podemos realizar:

Fraccionar la dieta en 5 o 6 comidas al día, ligeras, frecuentes y poco abundantes, sin saltarse ninguna de ellas. De este modo facilitamos la digestión de los alimentos y, en caso de vómito, las pérdidas de energía y nutrientes no son tan intensas. No tomar agua en ayunas ni zumos muy ácidos.

· Hay que aumentar el aporte de zinc, este se encuentra en los plátanos, en los cereales integrales, en el pescado, en las legumbres y en los lácteos. Esto ayuda a combatir la sensación de náuseas.

La alimentación debe ser variada, asegurando el consumo de hidratos de carbono (pan, pasta, arroz, cereales), proteínas (carne, leche, pescado, huevos), frutas y verduras. Evitar aquellas con alto contenido en grasa y sal.

· Elimina de tu dieta los alimentos muy especiados, grasos, fritos o conservas en lata. Estos pueden llegar a ralentizar la digestión.

· No tomes bebidas dulces durante el día.

· Si te cuesta eliminar las náuseas puedes probar a masticar copos de avena o un chicle.

· Las náuseas pueden empeorar si estás cansada, date tiempo para relajarte y hacer pequeñas siestas (si puedes).

· Si en ayunas te tomas unas galletas saladas o algo de pan y sigues en la cama unos minutos, las náuseas se reducen debido al aumento de azúcar en sangre.

• Los alimentos no se deben consumir ni muy fríos ni muy calientes.

Antes de levantarse de la cama por la mañana debemos tomar algún hidrato de carbono en forma de galletas, tostadas o cereales y permanecer en reposo hasta que desaparezca la sensación nauseosa.

Beber líquidos, sobre todo entre las comidas (agua, infusiones, zumos o batidos naturales). Prescindir de las bebidas con gas.

Evitar los olores molestos y los alimentos de digestión difícil o que resulten repulsivos.

· Oler limón, ya que durante el embarazo la percepción olfativa cambia. Al igual que hay olores que pueden producir repugnancia, hay otros alimentos que pueden aliviar las náuseas. Este es el caso de olor a limón y a cítricos en general. Prueba a partir un limón a la mitad para olerlo.

Evitar el consumo de tabaco directa e indirectamente.

· Prueba con una banda de acupresión, un brazalete de algodón suave que venden en las farmacias. Este se pone alrededor de la muñeca para que el botón de plástico presione con el punto de acupresión que está bajo la muñeca. Es un dispositivo sencillo y barato que está diseñado para prevenir el mareo en el mar, pero a algunas mujeres le es efectivo en los mareos en el embarazo (otros estudios dicen que puede ser un efecto placebo).

Si a pesar de estas medidas la sintomatología no cede, existen otras medidas no farmacológicas que podrían ayudar como el consumo de la infusión de jengibre. La utilización de jengibre es segura cuando se usa en las dosis recomendadas y durante cortos periodos de tiempo.

Debemos consultar a la matrona para llevar a cabo el control y seguimiento de las náuseas y los vómitos que puedan presentarse durante la gestación, sobre todo si no ceden con estas medidas.
 

Alimentos sugeridos si tienes náuseas

- Alimentos fríos: sándwiches, verduras crudas, ensaladas, etc.

 

 

- Alimentos sosos: sopa de pollo, caldo, patatas al horno simples, etc.

- Verduras o frutas

- Limones: en zumo, mermelada, etc.

- Jengibre: cerveza de jengibre, té de jengibre, mermelada de jengibre en pan tostado, etc.

- Té de menta

- Galletas saladas

- Polos de helado

- Pretzels


¿Las náuseas afectan al bebé?

Si las náuseas se alargan pueden llegar a convertirse en un inconveniente a la hora de subir de peso. Si este es tu caso, no te preocupes, tu organismo no provocará en ti una reacción que pueda dañar al bebé. Incluso cuando no puedes alimentarte de forma normal debido a las náuseas y los vómitos, el pequeño crece, extrayendo de tu organismo las sustancias que necesita. Son muy pocos los casos en los que los vómitos gestacionales acentuados causan malnutrición en el bebé.


Fuentes:

American Pregnancy, https://americanpregnancy.org/es/womens-health/morning-sickness-relief/

Elena Arroyo Bello. Docente: Cristina Tudela Machuca. Unidad Docente de Matronas.

Fecha de actualización: 09-06-2020

Redacción: Matrona Elena Arroyo

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.