×
  • Buscar
Publicidad

10 síntomas de embarazo que quizás no conozcas

10 síntomas de embarazo que quizás no conozcas

Todas las mujeres saben que la ausencia de regla es el síntoma más común del embarazo, aunque no siempre está motivada por un embarazo. La amenorrea también puede ser consecuencia del síndrome de ovario poliquístico, alguna medicación o el ejercicio excesivo. Por eso, es conveniente conocer otros posibles síntomas que aparecen en las primeras semanas de embarazo. 

Publicidad

No te puedes perder ...

Cuándo empiezan los síntomas del embarazo

Cuándo empiezan los síntomas del embarazo

Aunque un embarazo comienza en el momento de la concepción, hasta que un test no lo confirma 15 días después, la mayoría de las mujeres no suele ser consciente de que lleva una vida en su interior. Sin embargo, algunas, sobre todo aquellas que ya han tenido otros embarazos, aseguran sentirse diferentes ya durante fases muy tempranas y saber que están en estado dos o tres días después de la fecundación.

Y tambien:

Durante el primer trimestre, cada mujer presenta síntomas de embarazo diferentes. Algunas padecen los típicos y otras no suelen mostrar apenas ninguno. Entre los síntomas más comunes y que muchas mujeres desconocen encontramos:


1- Dolores de cabeza. Es resultado del aumento de hormonas que ocurre al principio del embarazo, aunque la causa más frecuente de dolor de cabeza en el embarazo es la cefalea tensional (que suele aumentar la ansiedad por el embarazo o por los cambios posturales en la espalda causados por la gestación).

Las cefaleas no suelen ser un motivo de urgencia, pero debes consultarlas con el médico que está siguiendo tu embarazo en la siguiente visita que tengas programada. En todo caso, las cefaleas suelen aliviarse haciendo reposo, colocando paños fríos sobre la frente y masajeando el entrecejo y sienes con leves compresiones sostenidas con los dedos índices. A pesar de todo, en raros casos la cefalea puede requerir de tratamiento, en este caso tu médico te prescribirá el mejor para ti.


2- Cambios de humor. También debidos a los cambios hormonales que se producen desde el momento de la concepción. Además, pueden estar causados por tensiones físicas, fatiga, cambios en el metabolismo, etc. Es importante entender que no te encuentras sola en esta etapa, los cambios de humor son otro aspecto de la experiencia del embarazo. Te puede ayudar saber que estos cambios de humor son normales para que puedas intentar controlarte.

Si tus cambios de humor duran más de dos semanas y no parecen mejorar, debes consultar con tu médico. Puede que necesites ayuda y, si la necesitas, cuanto antes la recibas será mejor. Se calcula que el 10% de las mujeres sufre depresión durante los meses del embarazo.

3- Incontinencia urinaria. Pueden aparecer antes de que el bebé se encuentre en pleno estado de crecimiento y presione la vejiga y, también, justo después del parto. Para remediar este problema, tienes que reforzar el suelo pélvico. Por ejemplo, las clases de preparación al parto mejoran la sujeción pélvica.

También debes evitar el estreñimiento durante el embarazo. Las heces duras pueden presionar la vejiga y hacer que esos escapes se produzcan con mayor facilidad. Introduce alimentos ricos en fibra y mantén una buena hidratación en el día a día. Además tienes que controlar el aumento de peso, ya que el peso excesivo aumenta la presión sobre la vejiga.

En definitiva, no te preocupes si sufres pérdidas leves de orina durante el embarazo, es algo normal. Esto no quiere decir que intentes prevenirlas y controlarlas, esto te hará sentir más cómoda y protegida.

4- Las náuseas matutinas. Aparecen de la segunda a la octava semana de embarazo, y duran hasta el final del primer trimestre, aunque a algunas se le extiendan durante toda la gestación. Igualmente, pueden aparecer en cualquier momento del día.

No te preocupes, aunque puedan ser molestas para ti, normalmente no afectan al bebé a no ser que pierdas mucho peso como sucede con el vómito intenso. La pérdida de peso leve durante el primer trimestre no es raro cuando las mujeres tienen síntomas moderados y no es dañino para el bebé.

5- El sangrado por implantación. Un cuarto de las mujeres embarazadas lo sufre. Esta sangre es más clara que la menstrual. Ocurre 10 días después de la concepción y suele durar menos que una regla normal. Este sangrado es más ligero, con textura más final y con un color menos intenso. Suele ser de un color más oscuro, aunque no es raro que tenga color rojo vivo (más ligero que la menstruación) o rosado.

El sangrado de implantación no supone ningún riesgo para el embarazo, tampoco un mayor riesgo de embarazo problemático o ectópico.

6- Hinchazón de pechos. Las mujeres lo perciben una o dos semanas antes de concebir. El aumento del tamaño de los pechos se debe al aluvión de hormonas femeninas y a la acumulación de grasa que se produce en las primeras semanas de embarazo. En la semana 6 de embarazo el pecho puede haber subido una talla completa, incluso más. Ten en cuenta que los pechos seguirán creciendo hasta el momento del parto y, posteriormente, con la subida de la leche.

7- Cansancio. Este síntoma se origina como consecuencia del aumento de la progesterona –hormona que contribuye en el embarazo y crecimiento de las glándulas productoras de leche–. Puede aparecer en la semana previa a amenorrea y puede acompañarte en el resto del embarazo. Ahora tu cuerpo no solo trabaja para ti, también para tu bebé.

8- Acidez y reflujo. El estómago sufre una serie de cambios desde el primer momento por las hormonas y el crecimiento del útero que pueden causar estas molestias. Para ello, se aconseja seguir una dieta equilibrada y evitar los alimentos con grasas y bebidas con gas.

9- Cambio de paladar. Muchas mujeres empiezan a sentir aversión a ciertos alimentos o, al contrario, les puede empezar a gustar uno que antes detestaban. Asimismo, también pueden tener antojos, especialmente a alimentos dulces. Este síntoma normalmente está presente en todo el embarazo.

10- Sabor metálico en la boca. Se producen cambios en la saliva, más escasa en estos meses y con un sabor metálico al principio. Es una de las primeras señales asociadas con el embarazo. La sensación es parecida a chupar monedas o tener algo metálico metido en la boca.

Este sabor metálico también puede estar causado por los suplementos medicamentos que se toman en el embarazo, como los suplementos vitáminicos que suelen tener hierro.

Hay que prestar atención a muchos de los síntomas del embarazo porque se pueden confundir con los premenstruales como el cansancio, el ligero sangrado o las mamas doloridas. Para asegurarte, la mejor opción es hacerte una prueba de embarazo en cuanto se te retrase la regla.


Te puede interesar:

Calcula tu embarazo: realizar esta operación es muy sencillo ya que sólo es preciso añadir 280 días al primer día de la última regla de la mujer y se podrá obtener tanto la fecha prevista de parto así como el tiempo de gestación.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.