×
Publicidad

¿Es normal si mi bebé se mueve mucho?

¿Es normal si mi bebé se mueve mucho?

Cuando estamos embarazadas todo nos preocupa, y es posible que te preguntes si es normal que tu bebé se mueva tanto dentro de ti o si puede estar ocurriéndole algo que le haga moverse tanto. No te preocupes, los movimientos siempre son signo de bienestar.

Publicidad

Indice

 

¿Cuándo empieza a sentirse el movimiento del bebé?

Los fetos comienzan a moverse desde la octava semana de gestación, aunque no será hasta la semana 18, más o menos, cuando tú empieces a notar sus movimientos. No obstante, este momento depende de si la madre es primeriza o no, de su peso, de la posición de la placenta. Todo esto puede hacer que lo notes ya en la semana 15 o que tardes hasta la 20. No debes preocuparte, el momento llegará.

Al principio será más leve, casi como una mariposa o una corriente que se desplaza dentro de ti, pero a medida que pasen las semanas notarás más sus movimientos. A veces, sus patadas y golpes pueden ser tan fuertes que pueden hacerte un poco de daño.

No te puedes perder ...

¿Es normal si mi bebé se mueve mucho?

¿Es normal si mi bebé se mueve mucho?

Cuando estamos embarazadas todo nos preocupa, y es posible que te preguntes si es normal que tu bebé se mueva tanto dentro de ti o si puede estar ocurriéndole algo que le haga moverse tanto. No te preocupes, los movimientos siempre son signo de bienestar.

Y tambien:

Y es que los bebés se mueven mucho dentro del útero. Mueven brazos y piernas, bostezan, se tapan la cara, tienen hipo… Parece mentira todo lo que son capaces de hacer ahí dentro.

Pronto te darás cuenta de que se mueven más cuando estás tranquila y tumbada, incluso puede que te molesten sus movimientos al dormir y después de comer ya que le llega el alimento y eso le hace moverse más.

También tienes que tener en cuenta que no todos los bebés se mueven igual, va acorde con su personalidad futura. Hay niños más tranquilos que se mueven menos, y otros a los que te pasas el día notando. También hay bebés que se mueven tanto que puedes notar sus movimientos a simple vista, mientras que para notar las patadas de otros hay que pasarse un buen rato con la mano encima.

Si tu bebé es de los inquietos, se mueve mucho y estás todo el día notándolo, no te preocupes, eso nunca es signo de alarma. Simplemente, tu bebé es más movido (lo cual tampoco significa que vaya a dormir mal al nacer o que vaya a ser muy inquieto); pero no le pasa nada mal que lo haga estar todo el día dando pataditas.

Lo que sí debe alarmarte es que tu bebé se mueva mucho habitualmente y un día deje de hacerlo. Si te parece que lleva mucho rato sin moverse y eso no es normal en él, túmbate sobre el lado izquierdo, come algo dulce y espera. Si en dos horas no le notas moverse, mejor ve a urgencias. 

Además, los expertos recomiendan controlar las patadas y movimientos del bebé a diario y, si llevas sin notarle 24 horas, también debes acudir al médico. Pero no te obsesiones, puede que se haya movido en este tiempo y no te hayas dado cuenta porque estabas muy ocupada. Antes de correr al hospital, haz la prueba que te hemos dicho antes.

 

¿Por qué mi bebé que antes se movía mucho ahora se mueve muy poco?

- Estado de reposo: puede que tu bebé se encuentre simplemente en estado de reposo y no sientas tantos movimientos como antes. En este caso la falta de movimientos del bebé simplemente significa que está durmiendo plácidamente. Alégrate por él.

- Finales del embarazo: los movimientos del bebé por lo general cambian a finales del embarazo. Los movimientos dejan de ser tan exagerados porque tiene un espacio muy reducido para moverse, no como antes. Aun así los movimientos deben sentirse todos los días pero teniendo en cuenta que al final del embarazo también aumentan los periodos de sueño fetal.

- Ubicación de la placenta: si nunca has llegado a sentir los movimientos de tu bebé puede que no se te haya implantado donde se suele implantar la placenta. Normalmente se suele implantar en la parte trasera y en la parte delantera. Si la placenta se implanta en la cara anterior del útero (la que está contra tu ombligo) puede que la madre no perciba los movimientos con tanta facilidad, pero el niño los está haciendo. Esta posición no es peligrosa para el embarazo y se puede verificar en un ultrasonido. Si este fuese tu caso, no te preocupes solo tardarás un poco más de lo normal en sentir los movimientos de tu bebé.

 

¿Cómo hago para que mi bebé se mueva?

Si te parece que lleva mucho sin moverse mucho tiempo y necesitas sentirlo para tranquilizarte hay una serie de trucos para intentar que se mueva:

- bebe un vaso de agua con azúcar o una bebida azucarada y túmbate sobre el lado izquierdo (en esa postura llegan antes los nutrientes) pero no es algo inmediato, debes permanecer así un rato.

- siéntate tranquila en la cama o en el sofá y da pequeños golpes en el abdomen (de forma muy suave) mientras le hablas o le cantas.

ponte música cerca del abdomen, pero no lo hagas a un volumen muy elevado.

- lo mejor es permanecer quieta y tranquila, ya que si estás en movimiento y nerviosa se notan mucho menos los movimientos. Es posible que tu bebé se esté moviendo y tu no lo sientas.

- ilumina tu barriga con una linterna, es posible que así le crees curiosidad.

Lo más probable es que tengas que intentar varias veces estas técnicas antes de obtener resultados, ten paciencia y no te desesperes.

 

¿En qué casos la disminución de movimientos es un problema?

Aunque la reducción de movimientos por parte del bebé puede ser algo totalmente normal, también puede deberse a complicaciones en el embarazo que pueden necesitar tratamiento o atención médica, entre estas complicaciones nos encontramos con:

- problemas en la alimentación de la madre: tanto la obesidad como la malnutrición

- tensión sanguínea inadecuada, tanto hipertensión como hipotensión arterial

- insuficiencia renal

- envejecimiento en la placenta

- uso de sedantes, alcohol o tabaco

- desprendimiento de la placenta

- interrupción de la circulación umbilical (compresión o accidente en el cordón)

- disminución del líquido amniótico

- incapacidad del bebé para mantener sus funciones vitales de forma adecuada

 


Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 13-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.