¿Es normal si mi bebé se mueve mucho?

¿Es normal si mi bebé se mueve mucho?
comparte

Cuando estamos embarazadas todo nos preocupa, y es posible que te preguntes si es normal que tu bebé se mueva tanto dentro de ti o si puede estar ocurriéndole algo que le haga moverse tanto. No te preocupes, los movimientos siempre son signo de bienestar.

Los fetos comienzan a moverse desde la octava semana de gestación, aunque no será hasta la semana 18, más o menos, cuando tú empieces a notar sus movimientos. No obstante, este momento depende de si la madre es primeriza o no, de su peso, de la posición de la placenta. Todo esto puede hacer que lo notes ya en la semana 15 o que tardes hasta la 20. No debes preocuparte, el momento llegará.

Al principio será más leve, casi como una mariposa o una corriente que se desplaza dentro de ti, pero a medida que pasen las semanas notarás más sus movimientos. A veces, sus patadas y golpes pueden ser tan fuertes que pueden hacerte un poco de daño.


Y es que los bebés se mueven mucho dentro del útero. Mueven brazos y piernas, bostezan, se tapan la cara, tienen hipo… Parece mentira todo lo que son capaces de hacer ahí dentro.


Pronto te darás cuenta de que se mueven más cuando estás tranquila y tumbada, incluso puede que te molesten sus movimientos al dormir y después de comer ya que le llega el alimento y eso le hace moverse más.


También tienes que tener en cuenta que no todos los bebés se mueven igual, va acorde con su personalidad futura. Hay niños más tranquilos que se mueven menos, y otros a los que te pasas el día notando. También hay bebés que se mueven tanto que puedes notar sus movimientos a simple vista, mientras que para notar las patadas de otros hay que pasarse un buen rato con la mano encima.


Si tu bebé es de los inquietos, se mueve mucho y estás todo el día notándolo, no te preocupes, eso nunca es signo de alarma. Simplemente, tu bebé es más movido (lo cual tampoco significa que vaya a dormir mal al nacer o que vaya a ser muy inquieto); pero no le pasa nada mal que lo haga estar todo el día dando pataditas.


Lo que sí debe alarmarte es que tu bebé se mueva mucho habitualmente y un día deje de hacerlo. Si te parece que lleva mucho rato sin moverse y eso no es normal en él, túmbate sobre el lado izquierdo, come algo dulce y espera. Si en dos horas no le notas moverse, mejor ve a urgencias. 

Además, los expertos recomiendan controlar las patadas y movimientos del bebé a diario y, si llevas sin notarle 24 horas, también debes acudir al médico. Pero no te obsesiones, puede que se haya movido en este tiempo y no te hayas dado cuenta porque estabas muy ocupada. Antes de correr al hospital, haz la prueba que te hemos dicho antes. 

 

 


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×