×
  • Buscar
Publicidad

Apodos o diminutivos para nombres de hombres

Apodos o diminutivos para nombres de hombres

¿Estáis esperando un hijo y buscáis el nombre perfecto para vuestro bebé? A la hora de elegir nombre hay que tener en cuenta cómo suena en vuestro idioma, cómo queda con los apellidos, si es fácil o complicado de pronunciar y, también, cuál es su diminutivo.

Publicidad

Hay parejas que tienen claro desde un primer momento el nombre para su bebé, mientras que otras tardan meses en decidirse, incluso lo dejan para el momento del parto, cuando ya tengan a su bebé en brazos. Lo cierto es que la elección del nombre de nuestro hijo es algo muy importante ya que es la cartilla de presentación, lo primero que los demás conocen de nosotros, por eso hay que tener en cuenta una serie de cuestiones antes de elegir:

 

1- Ahora que se llevan mucho los nombres raros o extranjeros, ten cuidado con la forma de escribir o pronunciar el nombre para que tu hijo no se pase la vida peleando para que los demás sepan decirlo o escribirlo.

 

2- También debes tener en cuenta su significado, evitando aquellos que pueden causarle burla o vergüenza al crecer.

 

3- Prueba a pronunciar el nombre junto con los apellidos no sea que creéis una combinación ridícula como los famosos Dolores Fuertes de Barriga o Armando Bronca Seguro.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

4- También es importante que penséis en su diminutivo ya que, al final, a la mayoría de la gente se la llama por el diminutivo, por lo que debe gustaros. Estos son los principales diminutivos de algunos nombres españoles:

 

Adrián: nombre de origen griego que significa “perteneciente a Hadria” y cuyo diminutivo es Adri.

 

Alberto: nombre alemán que significa que significa “el que brilla por su nobleza o nobleza brillante”. Sus diminutivos son Al o Albert.

 

Alejandro: nombre de origen griego que significa “el protector de los hombres”. Su diminutivo es Alex.

 

Alfonso: nombre de origen germano que significa “el noble dispuesto y el que siempre está dispuesto a combatir”, sus principales diminutivos son Alfo o Fonsi.

 

Alfredo: nombre de origen germánico que significa “muy pacífico” o “nobleza protectora y cuyos principales diminutivos son Alfred o Al.

 

Antonio: de origen griego y significado desconocido, su diminutivo puede ser Toni, Tonin, Toño o Toñín.

 

Daniel: nombre hebreo que significa “Dios es mi juez”. Su diminutivo puede ser Dan o Dani, este último más frecuente en España.

 

Enrique: nombre de origen germano que significa “amo de la casa” cuyo diminutivo es Quique.

 

Gabriel: nombre de origen hebreo que significa “fuerza de Dios” cuyo diminutivo es Gaby, Gabi o Gabri.

 

Fernando: derivado del germánico Firthunands significa “audaz en libertad” y sus diminutivos pueden ser Fer y Nando.

 

Francisco: de origen es germánico, significa “audaz” y tiene muchos diminutivos como Fran, Francis, Curro o Paco, hipocorístico de Francisco.

 

Ismael: nombre hebreo que significa “Dios escucha” y cuyo diminutivo es Isma.

 

Israel: nombre judío de hombre que significa es "el que domina a Dios" y que se puede disminuir como Isra.

 

Javier: nombre propio masculino de origen vasco que significa “casa nueva” o “castillo” cuyo diminutivo es Javi.

 

José: nombre de origen hebreo que significa “Cuando Yahvé añade”. En este caso, se trata de un nombre corto que, en lugar de diminutivo como tal, tiene un hipocorístico, Pepe, que proviene de las siglas de Pater Putativus ("padre putativo") que solían acompañar en textos medievales al nombre de José de Nazaret como marido de la Virgen María ya que era el padre putativo de Jesús.

 

José María: este nombre, formado por otros dos nombres de origen hebreo, tiene varios hipocorísticos como Chema y Josema.

 

Manuel: nombre proviene de las palabras hebreas Emmanu y El, que significan “Dios está con nosotros”. Su diminutivo es Manu, y también encontramos la derivación coloquial Manolo.

 

Maximiliano: nombre de origen latino que significa “el más grande” cuyo diminutivo es Max.

 

Miguel: nombre de origen hebreo que significa “Dios es justo” que se puede acortar como Miki.

 

Rafael: nombre de origen hebreo que significa "El Dios ha sanado" y cuyo diminutivo es Rafa.

 

Ramón: nombre de origen germano que significa “tutela, consejo” que tiene un hipocorístico muy curioso: Moncho.

 

Santiago: proviene del nombre hebreo Ya´akov, al igual que Jacobo o diego, y su significado es “sostenido por el talón”. Se puede acortar como Santi.

 

Teodoro: nombre de origen griego que significa “regalo de Dios” y cuyo diminutivo es Teo.

 

También hay muchos nombres que no se pueden hacer más cortos, deberías decidirte por uno de ellos si no quieres que llamen a tu hijo por otro nombre, como Carlos, David, Iván, Pablo, Hugo, Mateo, Martín… Y, por el contrario, tenemos los nombres compuestos clásicos como Juan Carlos, Juan Ramón, José María, Juan María… Si quieres que tu hijo tenga uno de estos nombres compuestos, y quieres que le llamen por ambos, siempre corres el riesgo de que acabe siendo solo Juan o José, sobre todo si de mayor no le gustan sus dos nombres y decide presentarse y usar solo uno. Pero ahí queda la elección de tu hijo.

Y si quieres ver otros nombres para tu hijo, entra en nuestra calculadora de nombres. 


Nombres de niño y niña Buscas nombres para tu bebe?

Te puede interesar:

Cuando se habla de una "calculadora de parto" se está aludiendo a la fecha más probable para dar a luz. Para averiguar esta fecha es preciso añadir 280 días al primer día de la última menstruación de la mujer.

Fuente:

Laurent, Rose (2007), 55.000 nombres, México, Grupo Editorial Tomo.

Fecha de actualización: 23-10-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.