Nombres para que tu bebé tenga éxito en la vida

Nombres para que tu bebé tenga éxito en la vida
comparte

Elegir el nombre de nuestro hijo es una tarea importante y, en muchas ocasiones, problemática. Y es que el nombre propio puede tener un gran impacto en la vida de nuestro hijo, incluso puede asegurar su éxito o aumentar sus posibilidades de fracaso. O al menos eso asegura un estudio.

"Hay una razón por la cual los libros de nombres para bebés son extremadamente populares", explica David Figlio, de la Universidad de Northwestern en Illinois, uno de los autores del estudio. "Siempre estamos tratando de pensar en la identidad de un niño y, por lo tanto, si nosotros, como sociedad, prestamos mucha atención a los nombres, tiene mucho sentido que los nombres de las personas influyan en cómo se ven ellos mismos y cómo los ven los demás”.


Y es que muchas investigaciones previas sugieren que el nombre elegido afecta a la vida de un bebé hasta la edad adulta. Por ejemplo, poner a su niño recién nacido un nombre que suene femenino podría causarle problemas de comportamiento o de socialización más adelante.

Un estudio británico con una muestra de 3.000 padres sugiere que uno de cada cinco padres lamenta el nombre que eligió para su hijo, muchos de los cuales estaban angustiados por los nombres inusuales o extrañamente deletreados que habían elegido. E incluso aquellos que no se arrepentían explícitamente de la elección del nombre, admitieron que había nombres que ahora hubieran preferido elegir.

Nombres femeninos  

Los chicos con nombres tradicionalmente dados a las chicas tienen más probabilidades de portarse mal que aquellos con nombres tradicionalmente masculinos, sugiere la investigación.  

No te puedes perder ...


Cuando están en la escuela primaria, los muchachos llamados Ashley y Shannon, por ejemplo, se comportan como sus compañeros de clase con nombres más masculinos. “Pero una vez que estos niños llegan al sexto grado, los índices de problemas disciplinarios aumentan vertiginosamente para ellos, sobre todo si en clase había una niña con ese mismo nombre”, explicó Figlio.  


Las burlas de los demás o los apodos al compartir nombre con una niña juegan un papel fundamental en este vínculo entre nombre y manera de comportarse.  


Por su parte, las niñas con nombres de niños también se ven afectadas. En un estudio anterior de 2005, Figlio analizó los nombres por sus sonidos fonémicos y luego descubrió la probabilidad de pertenecer a una niña. Por ejemplo, los nombres de Kayla e Isabella eran tan fónicamente femeninos que su probabilidad de pertenecer a una niña era de más del 100%. En el otro extremo del espectro, se predijo fonémicamente que Taylor, Madison y Alexis tenían el doble de probabilidades de pertenecer a niños que a niñas.

"Encontré chicas con nombres que son relativamente femeninos en la escuela secundaria que eligen cursos avanzados en humanidades, mientras que aquellas con nombres menos femeninos son más propensas a elegir cursos de matemáticas y ciencias", dijo Figlio, añadiendo que la investigación se centró en las niñas de alto rendimiento. La causa de esta correlación no está clara. Quizá los padres tratan a su hija de forma diferente según el nombre que tenga o el nombre acaba influyendo en el comportamiento de esta.


Estado socioeconómico y expectativas  


Del mismo modo que el acento o la vestimenta de una persona pueden indicar algo sobre el fondo o el carácter de esa persona, también lo puede su nombre. Y al igual que cualquier otro indicador externo, los nombres pueden mentir.  

 

Figlio obtuvo nombres de millones de certificados de nacimiento y luego descompuso cada nombre en más de mil componentes fonémicos. Analizó los nombres de las combinaciones de letras, la complejidad y otros factores, y luego utilizó un análisis estadístico para determinar la probabilidad de que el nombre perteneciera a alguien de bajo nivel socioeconómico.  

 

"Los niños con nombres que, desde una perspectiva lingüística, probablemente sean dados por padres con poca educación, terminan siendo tratados de manera diferente", dijo Figlio. "Sacan peores notas en el colegio y es menos probable que se los recomiende para cursos avanzados”.  

 

Figlio examinó específicamente los nombres de bebés más inusuales, ya que con nombres comunes las personas tendemos a imponer las experiencias previas con personas conocidas con el mismo nombre, por lo que se añade un sesgo subjetivo. 

 

Digamos que fuiste a la escuela con un imbécil llamado George, es probable que asocies ese nombre con cualidades negativas, independientemente de cómo suene el nombre lingüísticamente.  

 

Nombres con bajas expectativas  

 

El vínculo entre un nombre y el éxito en la vida podría tener que ver con que estos niños cumplan las expectativas de los demás respecto de ellos. Los nombres que suenan como si vinieran de una familia de bajo nivel socioeconómico, podrían hacer que se etiquete a los niños como menos capaces de lograr grandes éxitos, por ejemplo.  

 

"La gente dibuja señales subconscientes todo el tiempo sobre las personas. Te encuentras con una persona por primera vez y sin pensarlo estás mirando la forma en que camina, su acento, cómo va vestido, cómo huele... y así desarrollas una serie de reacciones inmediatas ", dijo Figlio. “Esto tiene una razón evolutiva: estamos programados para tratar de descubrir en un abrir y cerrar de ojos si podemos o no confiar en alguien".  

 

Lo mismo les pasa a los profesores inconscientemente, lo que puede marcar el futuro escolar del niño si no es capaz de mostrar desde el primer momento su valía.

 

Relación entre nombre y autoestima

 

Hay muchas investigaciones que han demostrado un fuerte vínculo entre el agrado o desagrado de una persona por su nombre y su alta y baja autoestima, respectivamente.

 

"La relación es tan fuerte que cuando la gente quiere medir la autoestima de una manera más sutil, puede hacerlo pidiendo a alguien que escriba su nombre", explica Jean Twenge, de la Universidad Estatal de San Diego, refiriéndose a un método en el que se pregunta a una persona qué letras del alfabeto le gustan. A las personas que les gusta su nombre, eligen esas letras, especialmente la primera.

 

"Nuestros nombres están realmente envueltos en nuestra identidad", afirma Twenge. "A la gente a la que no le gusta su nombre, y además comprueba que la gente también lo considera extraño, pueden tener baja autoestima”.

 

Nombres inusuales vs. Nombres comunes  

 

Cuando llega el momento de elegir el nombre del bebé, hay dos tipos de padres, los que desean un nombre infantil inusual y los que prefieren un nombre más común.  

 

El estudio asegura que la diferencia entre elegir, por ejemplo, uno de los cinco nombres comunes  más habituales y uno que es realmente extraño, puede tener un gran impacto en la vida del niño.  

 

"Algunos nombres terminan siendo un sustituto de la filosofía de los padres sobre la vida en general", dijo Twenge. "El padre que dice 'Quiero que mi hijo sea único y destaque' le da a su hijo un nombre que no es común, y probablemente tendrá un estilo de crianza que enfatice la singularidad y la diferencia. El tipo de padre que da un nombre realmente inusual a menudo va a criar de forma diferente a un padre que dice 'Quiero darle un nombre a mi hijo para que encajen'".  

 

La investigación reciente de Twenge sugiere que los padres están, de hecho, eligiendo nombres de bebé más inusuales que hace décadas.  

 

Los libros de consejos y blogs sobre nombres de bebés a menudo sugieren cambiar la ortografía de un nombre común para agregar algo de brillo y diferencia. Los resultados preliminares del trabajo de Figlio sugieren que esto puede no ser buena idea ya que los niños con una ortografía anormal de un nombre común tienen a tener más problemas para deletrear y leer.  

 

"Eso sugiere mucho sobre la internalización del nombre", dijo Figlio. "Si tienes a una niña llamada Jennifer deletreada con una "G", su profesora le preguntará si seguro que su nombre se ecsribe con “g”, lo que puede ser increíblemente difícil para la confianza de una persona".  

 

Todos estos padres terminan dándose cuenta de su error, como muestra el estudio: Una quinta parte de los padres desearía haber elegido un nombre que fuera más fácil de deletrear; el 8% estaba harto de personas que no podían pronunciar el nombre del niño; y uno de cada 10 pensó que el nombre elegido era inteligente en ese momento, pero dijo que la novedad había desaparecido y ya no lo tenían tan claro”.

 


Te puede interesar:
La tabla de aumento de peso durante el embarazo es una útil herramienta para el control del número de kilos que se va adquiriendo a lo largo de la gestación. Coger más kilos de los precisos puede acarrear problemas de salud tanto a la embarazada como al bebé.


Fecha de actualización: 13-11-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>