¿Puede una embarazada tomar omeprazol?

¿Puede una embarazada tomar omeprazol?
comparte

El omeprazol es un medicamento usado comúnmente para tratar la acidez, una molestia bastante habitual en el embarazo. ¿Se puede tomar durante la gestación o es peligroso para el bebé?

La acidez o ardor de estómago es una de las molestias más habituales en el embarazo debido al aumento de la producción de la hormona progesterona que provoca la relajación del esfínter gastroesofágico haciendo que las digestiones sean más lentas. Asimismo, en estos meses también disminuye la producción del ácido clorhídrico encargado de digerir los alimentos, lo que hace que las digestiones sean aún más lentas y pesadas, aumentando las posibilidades de que el ácido del estómago suba hacia el esófago provocando ardor y molestia.

 

Por último, el aumento del tamaño del útero en las últimas semanas no hace sino aumentar este problema ya que presiona sobre el estómago. 

 

Para tratar el ardor hay una serie de medidas que se pueden adoptar que no implican tomar ninguna medicación, como hacer comidas ligeras, comer cada dos o tres horas, evitar las frituras y las comidas picantes, no tomar alimentos integrales, beber un vaso de leche desnatada después de comer, beber agua a pequeños sorbos entre las comidas, no acostarse justo después de comer o tomar manzanilla… Pero, en ocasiones, estos remedios no sirven y la acidez es tan intensa que dificulta la vida normal y la alimentación.

No te puedes perder ...

 

Si ese es tu caso, te contamos que sí se puede tomar omeprazol durante el embarazo, aunque siempre bajo supervisión médica.

 

Numerosos estudios demuestran que el omeprazol no causa ninguna reacción adversa sobre el feto ni sobre el desarrollo del embarazo. No obstante, no tomes omeprazol sin consultar antes con tu obstetra y recuerda tomar siempre la dosis indicada y dejarlo en cuanto se pueda.

 

Además, debes saber que el omeprazol, como todos los medicamentos, puede causar ciertos efectos secundarios mientras se toma como cefaleas, diarreas, estreñimiento, dolor abdominal, flatulencia… Es bastante extraño, pero puede pasar, por lo que debes estar atenta.

También es posible tomar Almax aunque, igualmente, nunca debes automedicarte sino que debes consultar antes con tu médico qué medicamento es mejor para ti y cuál es la dosis recomendada. 


Fuentes:

"Seguridad de los medicamentos gastrointestinales en el embarazo", http://www.scielo.edu.uy/pdf/ami/v35n2/v35n2a04.pdf

Foto: Designed by Yanalya - Freepik.com

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>