No sabía que estaba embarazada y consumí drogas

No sabía que estaba embarazada y consumí drogas
comparte

Las evidencias que cualquier ser humano debería tener en relación con las drogas tendrían que estar claras y, aunque con algunas sí lo está, con otras muchas todavía no. Sin embargo, lo que sí se puede afirmar de forma evidente es que usar drogas durante el embarazo, incluso en cantidades muy pequeñas, se considera peligroso.

Si una madre o un padre tiene problemas con las drogas, debería saber que esto afecta a su hijo en todas las etapas de crecimiento, que van desde el embarazo hasta la vida adulta. Por eso, si estás embarazada y consumes drogas, es el momento ideal para que dejes de hacerlo para siempre y comenzar una nueva etapa en tu vida que será maravillosa.


Lo cierto es que muchas personas usan drogas socialmente y, de hecho, si consumes alguna droga sin saber que estabas embarazada, pero solamente lo has hecho una vez, resulta muy poco probable que haya afectado a tu bebé. Así, si no eres una persona adicta a las drogas ni las consumes de manera habitual o incluso han sido otras drogas menos fuertes como el alcohol, la nicotina o la cafeína, no deberías preocuparte demasiado, sino simplemente no repetir este mal hábito tan perjudicial para ti y para tu bebé.


También debes tener en cuenta que, durante las primeras semanas de embarazo, se cumple la “Ley del Todo o Nada, por lo que si algo afecta al embrión suele provocar un aborto espontáneo, y si este no se produce lo normal es que el embrión se encuentre bien, pero ahora que ya sabes que estás embarazada, evítalo. Recuerda también que, si las drogas ilegales forman parte de tu vida diaria, lo mejor es que busques ayuda para acabar con este acto nocivo tanto para ti como para tu bebé. ¿Sabes todo lo que puede suceder si sigues consumiendo drogas durante todo tu embarazo? En este artículo descubrirás lo perjudicial que el consumo de drogas puede llegar a ser.

No te puedes perder ...


Problemática durante la gestación


El uso de las drogas ilegales como la cocaína, el cannabis, los alucinógenos y las anfetaminas ha experimentado un notable aumento en los últimos años con la estabilización del consumo de la heroína y la aparición de otras drogas en la población inmigrante, según afirma un estudio sobre el abuso de tóxicos durante la gestación de la Universidad Autónoma de Barcelona y el Hospital Universitario del Mar. Pero ¿qué sucede durante la gestación? Según este estudio, “el control de la paciente toxicómana en primer lugar ha de ir encaminado a averiguar la sustancia o sustancias consumidas, detectar las posibles complicaciones médicas asociadas al uso y poner en marcha aquellos mecanismos de soporte”.


En referencia a las complicaciones obstétricas asociadas de manera más habitual con estas drogodependencias son, entre otras, el retraso del crecimiento intrauterino y la prematuridad, precursoras a su vez de la morbimortalidad neonatal. Asimismo, el consumo de cocaína durante la gestación condiciona el bloqueo de los receptores captadores de catecolaminas, produciéndose un aumento de adrenalina y noradrenalina que estimula el sistema nervioso simpático, causando elevación de la tensión arterial, vasoconstricción y taquicardia en la gestante y el feto, y disfunción placentaria. Finalmente, como consecuencia puede producirse un desprendimiento de la placenta normalmente inserta, un retraso del crecimiento intrauterino, prematuridad y disrupción del flujo sanguíneo causa, además, de las posibles malformaciones asociadas al consumo de cocaína.


Problemática durante el parto

En primer lugar, es importante tener en cuenta que, si la gestante es una persona adicta con síndrome de abstinencia, debería evitarse hacerla parir ya que esto podría originar la aparición de asfixia perinatal, aunque la administración de 10 mg de metadona intravenosa a la madre podría llegar a solucionar esta situación. También debería evitarse la realización de técnicas que favorezcan la transmisión vertical del VIH, por lo que no se practicará cardiotocografía interna ni microtomía de calota fetal para el control del equilibrio ácido-base y deberán evitarse los partos instrumentales. Los partos instrumentales son aquellos en los que en el momento del expulsivo requieren la utilización de un instrumento, ya sea ventosa, espátula o fórceps.


Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), “droga” es un término de uso variado que en medicina se refiere a toda sustancia con potencial para prevenir o curar una enfermedad. Pero en el lenguaje coloquial en castellano, las drogas son todas aquellas sustancias psicoactivas y las drogas ilegales. La mayoría de las sustancias que se conocen para uso recreativo se dieron a conocer primeramente en el ámbito clínico, y fueron el opio y la marihuana. También el LSD, la MDMA y la cocaína. Su categorización en el tiempo ha ido variando como medicamento y como droga según factores sociales, culturales y científicos.


Las drogas, su uso indebido y la adicción


Hoy, las drogas más consumidas y legales en la mayoría de los países son el alcohol, la nicotina y la cafeína. También son muy consumidas por los individuos otras como los derivados de los opiáceos y las anfetaminas. Las anfetaminas son un potente estimulante del sistema nervioso central. Un derivado químico de la efedrina que puede ser utilizado con fines terapéuticos, como droga recreativa o para mejorar el rendimiento deportivo. Las drogas pueden causar efectos negativos, en mayor o menor intensidad, adicción y efectos secundarios. Muchas de las drogas son ilegales y su uso incluso se prohíbe en ensayos clínicos u otras aplicaciones médicas. Asimismo, existen algunos tratados internacionales como la Convención Única sobre Estupefacientes que prohíben dichas sustancias de forma global.


La ilegalización de las drogas se se produjo en el siglo XX, en ciertos países como en los Estados Unidos, y ya más recientemente en otros como México y Filipinas. A esta “persecución” la denominaron como “la guerra contra las drogas” que iba destinada a combatir el narcotráfico y la delincuencia organizada surgida de la prohibición de estupefacientes. El criterio para prohibirlas no está correlacionado con su daño a pesar de que algunos científicos lo consideran arbitrario.


La drogadicción es básicamente la adicción a la droga, un problema extremadamente grave y más aún si la mujer que tiene esta adicción está embarazada. Un trastorno crónico y recurrente caracterizado por la búsqueda y el consumo excesivo y compulsivo de droga a pesar de todas sus consecuencias negativas. A esta adicción se la considera también un trastorno cerebral porque genera cambios funcionales en los circuitos del cerebro que participan en el estrés y el autocontrol, unos cambios que además pueden durar mucho tiempo después de que la mujer, embarazada en este caso, deja de consumir drogas. Asimismo, es importante saber que la adicción es muy similar a otras enfermedades como por ejemplo la enfermedad cardiaca, pues ambas perturban el funcionamiento normal y sano de un órgano del cuerpo, tienen efectos perjudiciales para la salud, aunque son, en muchos casos, prevenibles y tratables.


El síndrome de abstinencia neonatal (SAN)


Si estás embarazada, por tanto, debes saber que el problema pasará al bebé que está creciendo dentro de tu vientre, pues cuando una mujer embarazada consume algunas drogas como la heroína, la codeína, la oxicodona, la metadona o la buprenorfina, su bebé puede presentar el SAN. El SAN es el síndrome de abstinencia neonatal que se origina cuando estas y otras sustancias atraviesan la placenta que conecta al bebé con su madre en el útero, que acaba volviéndose independiente al igual que la madre. Los síntomas del Síndrome de Abstinencia Neonatal se pueden presentar en bebés expuestos al alcohol, benzodiacepinas, barbitúricos y ciertos antidepresivos mientras están en el útero. Por tanto, si continúas consumiendo drogas durante las últimas semanas de embarazo, tu bebé será dependiente de la droga al nacer.


Además, y tras la realización de algunos estudios, se ha demostrado que el síndrome de abstinencia neonatal se ha asociado a un mayor riesgo de fracaso escolar. ¿Por qué? Pues bien, el SAN se produce en los recién nacidos cuando dejan de recibir las drogas a las que han estado expuestos porque la madre las consumía durante el embarazo. Estos niños tienen mayor riesgo de desarrollar problemas de salud, psicológicos y de integración social.


El estudio fue realizado a 2000 niños australianos a los que se les diagnosticó el SAN al nacer, y a los que se les comparó con los niños de la población general. En el estudio se observó que los niños que habían estado expuestos a drogas durante el embarazo tenían el doble de riesgo de no pasar de curso escolar que los que no habían estado expuestos, por lo que se confirmó que el consumo de drogas durante el embarazo acababa afectando al niño en su aprendizaje.


No perjudiques tu salud ni tu vida, pero, sobre todo, no perjudiques la suya.


Te puede interesar:
Una de las primeras preguntas que se realiza una embarazada al conocer su estado es "¿cuánto aumentar de peso en el embarazo?" ya que más allá de las razones estéticas, engordar más kilos de los debidos puede ocasionar problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fuentes:

“Consumo de drogas durante el embarazo” http://www.mysu.org.uy/wp-content/uploads/2015/07/Consumo-de-drogas-durante-el-embarazo-Revision-MSP.pdf

AEP EnFamilia “Abuso de tóxicos y gestación” https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/17_1.pdf

AEP EnFamilia "El síndrome de abstinencia al nacer se asocia con mayor riesgo de fracaso escolar” https://enfamilia.aeped.es/noticias/sindrome-abstinencia-al-nacer-se-asocia-con-mayor-riesgo-fracaso

Fecha de actualización: 30-11-2018

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>