¿Es malo consumir marihuana para tratar las náuseas del embarazo?

¿Es malo consumir marihuana para tratar las náuseas del embarazo?
comparte

De todos es sabido que el consumo de drogas durante el embarazo es perjudicial para el feto, sin embargo, cada vez está más extendido el consumo de marihuana medicinal en los primeros meses de embarazo para contrarrestar las náuseas. ¿Qué efectos tiene este consumo en el feto? ¿Puede ser perjudicial para su desarrollo?

A pesar de ser una droga ilegal en la mayoría de países del mundo, la marihuana es legal siempre que se recete para uso medicinal ya que contribuye a aliviar ciertas molestias y dolores, como las náuseas del embarazo, la pérdida de apetito o la ansiedad.


Por eso, a pesar de que se desaconseja totalmente el consumo de cualquier droga legal o ilegal durante la gestación, son muchas las mujeres que recurren a la marihuana medicinal para aliviar las náuseas de los primeros meses de embarazo, sobre todo cuando estas son tan fuertes que la mujer se pasa el día vomitando y apenas si puede comer, llegando incluso a tener que ser ingresada.


Pero… ¿es perjudicial también en estos casos? ¿Qué le puede pasar al feto?


Aún no hay suficientes estudios sobre los efectos de la marihuana a largo plazo, aunque hay diversos estudios, como un informe del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado, que dicen que el THC (el ingrediente principal del cannabis), se transmite a los niños a través de la placenta y la leche materna. Este informe asocia el consumo de marihuana con bajo peso al nacer, problemas de atención, deterioro cognitivo o bajo coeficiente intelectual.

No te puedes perder ...


Hay muchos otros estudios que vinculan el consumo de marihuana durante el embarazo con problemas en el desarrollo cerebral del feto. Diversas investigaciones en animales y humanos afirman que estar expuesto incluso a bajas concentraciones de THC puede tener consecuencias profundas y duraderas en el cerebro y el comportamiento del bebé. Así, un estudio realizado hace unos años demostró que algunos bebés de madres que fumaron marihuana en el embarazo respondían de manera diferente a diversos estímulos visuales, temblaban más y tenían un llanto más agudo, lo que puede indicar problemas en el desarrollo neurológico.


Otros estudios han establecido una relación entre el consumo de cannabis durante la gestación y la probabilidad de brotes psicóticos en los hijos adolescentes. Esto se debería a que el THC sí atraviesa la barrera placentaria.


El problema es que hacen falta más estudios para saber si estos efectos se deben solo al consumo de marihuana o si intervienen también otros factores como la nutrición de la madre o la forma en la que se consuma el cannabis.


Así, una nueva investigación sugiere que puede ser seguro administrar pequeñas cantidades de THC en ciertos momentos del embarazo si se hace ingerido, en lugar de fumado.


El estudio ”Efectos del Consumo de Marihuana durante el Embarazo en el Llanto del Recién Nacido (Dreher et al, 1989)” demostró que el llanto de los bebés de madres que fuman cannabis en Jamaica era más corto en duración, con más disfonía (ronquera), y con un tono más grave, características acústicas que se presentan normalmente en los recién nacidos que sufrieron riesgo perinatal, y que son los que tienen más posibilidades de tener trastornos del desarrollo. Lo curioso es que este efecto se limitaba a las madres que fumaban cannabis, pero las que lo ingirieron en alimentos o mezclado de otra manera dieron luz a bebés cuyo llanto está dentro de la gama acústica normal.


El problema de este estudio centrado en los bebés nacidos en Jamaica es que en este país se dan una serie de circunstancias especiales que no se pueden extrapolar, como la buena aceptación social de la marihuana o las comunas que ayudan a criar a los niños, lo que puede minimizar los efectos negativos del THC en el desarrollo del niño.


Un estudio de la Escuela de Medicina Christchurch (Nueva Zelanda) reveló que realmente el consumo de marihuana durante el embarazo afectaba al peso del feto, pero la reducción alcanzaba un promedio de solo 90 gramos. Este estudio tampoco encontró ningún vínculo entre el consumo de marihuana y el aborto espontáneo.


Otra investigación de Boston vinculaba los efectos negativos, como el aumento de riesgo de parto prematuro, con la raza de la madre, siendo mayor este riesgo en mujeres blancas.


Marihuana medicinal


Por otra parte, no es lo mismo la marihuana medicinal que la que se consume en los porros. La marihuana es una planta que ha sido cultivada durante cientos de años y usada por sus propiedades analgésicas, antidepresivas, neuroprotectoras, etc.


Por eso, muchas mujeres con hiperémesis gravídica consumen marihuana medicinal fumándola por medio de un vaporizador, la forma que los defensores del consumo de la misma consideran mejor y más sana en estos meses.


Estos mismos defensores alegan que la marihuana medicinal no está asociada a periodos de gestación más cortos, problemas en el desarrollo en el útero, bajo peso al nacer, desarrollo motriz, coeficiente intelectual, etc. basándose en diversos estudios que han hecho.


Pero como decíamos, aún no hay estudios completos que aclaren qué es seguro y qué no en relación al consumo de cannabis en el embarazo (cuánto consumir, cómo, etc.), por lo que no se recomienda su uso.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de posibilidad del embarazo. Se trata de un cuestionario que propone una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.


Fuentes:

AEP Cannabis durante el embarazo y lactancia 

https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/cannabis_durante_el_embarazo_y_lactanciaaep6.pdf

Fecha de actualización: 02-03-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>