×
  • Buscar
Publicidad

Parto en el octavo mes de embarazo

Parto en el octavo mes de embarazo

El octavo mes de embarazo va de la semana 33 a la 36, aproximadamente. En estas semanas el bebé alcanza la madurez pulmonar y se dice que está listo para nacer cuando pasa la semana 36, por lo que puede que tu bebé nazca en el octavo mes y ya no sea prematuro, dependiendo de la semana exacta.

Publicidad

Índice

 

¿Cuánto dura un embarazo normal?

El embarazo dura 40 semanas o, lo que es lo mismo, 9 meses y no 10, por lo que no se pueden convertir las semanas en meses dividiendo entre 4, ya que eso daría como resultado un embarazo de 10 meses. Por eso, para aquellas personas que no están familiarizadas con las semanas de embarazo, puede resultar un tanto confuso, pero es más fácil de lo que parece. Y es que los embarazos se cuentan desde la fecha de la última regla, pero realmente la concepción se produce unos 14 días después, cuando la mujer ovula. Sin embargo, como es imposible saber la fecha exacta de la fecundación, se usa esa fecha, aun sabiendo que el embarazo no empieza hasta un par de semanas más tarde. Además, solo febrero en los años no bisiestos tiene 28 días, el resto de los meses tiene 30 o 31, por lo que casi ningún mes tiene 4 semanas exactas. Por eso, para calcular los meses de embarazo a los que corresponde cada semana hay que dividir entre 4 y restar dos semanas. Por ejemplo, si estás de 12 semanas no estás de 3 meses, sino de dos meses y medio (12 entre 4 igual a 3, menos dos semanas, dos meses y medio).
 

¿Qué semanas es el octavo mes del embarazo?

No te puedes perder ...

¿Se siente algo en el primer mes de embarazo?

¿Se siente algo en el primer mes de embarazo?

El primer mes de embarazo va desde la segunda semana de gestación hasta la sexta, más o menos. En estas semanas es probable que notes una serie de síntomas y molestias diferentes, que nunca habías experimentado antes, y que harán que te decidas a realizarte una prueba de embarazo para confirmar o no si estás embarazada.

Y tambien:


En base a lo anterior, el octavo mes de embarazo va de la semana 33 a la 36, y hacia el final de la semana 36 se considera que el bebé está a término, por lo que, si tu bebé nace en el octavo mes, pero ya casi en la semana 37, no será considerado prematuro ni tendrá problemas al nacer ya que habrá alcanzado la madurez pulmonar y digestiva y podrá respirar y comer solo sin problemas. Además, en esta semana los bebés tienen un peso en torno a los 2,8 kilos, por lo que lo normal es que el bebé esté contigo desde el primer momento, no necesite ayuda y puedas irte a casa a los dos días si el parto ha sido vaginal y sin complicaciones.

¿Puede ser peligroso un parto en el octavo mes del embarazo?


Un parto a las 33 semanas de embarazo sí puede presentar alguna pequeña complicación, aunque no debes preocuparte ya que los bebés en esta semana suelen pesar más de 2 kilos y sus pulmones casi han madurado por completo. De la semana 33 a la 36 se los considera prematuros moderados a tardíos y su tasa de supervivencia es del 98-100%. Si el parto se adelanta y no da tiempo a inyectar corticoides a la madre para acelerar la maduración de los pulmones del bebé, puede que presente algunos problemas al nacer de respiración o de succión, pero son leves, por lo que suelen pasar en la incubadora entre 24-48 horas. Una vez se comprueba que el bebé es capaz de respirar por sí solo y de comer, se le lleva con sus padres, puesto que está demostrado que el mejor tratamiento para los prematuros es el método canguro, es decir, piel con piel con sus padres todo el tiempo posible. Así se favorecerá también la lactancia materna y la regulación de la temperatura corporal. Si estos bebés no presentan complicaciones, suelen irse a su casa antes de pasada una semana.


Complicaciones en los bebés nacidos en el octavo mes


Como veíamos, la semana de gestación es importante a la hora de desarrollar complicaciones o no, pero también el peso, los motivos del parto prematuro, el estado de salud del bebé o posibles problemas que hayan surgido en el embarazo. En bebés nacidos pasada la semana 34, con más de 2 kilos y sin complicaciones, lo normal es que no haya problemas y el pequeño se vaya a casa con sus papás en unos pocos días. No obstante, se recomienda comentar al pediatra que nació antes de tiempo para que lo tenga en cuenta en las revisiones ya que es normal que tarde un poco más en alcanzar algunos hitos como gatear, hablar, andar… por eso es mejor tener en cuenta la edad corregida, aunque se haya adelantado pocas semanas.

Sin embargo, en bebés nacidos antes de la 34 semana, con un peso menor de dos kilos y con unas condiciones difíciles durante el embarazo o el parto es más probable que se desarrollen complicaciones, tanto a corto plazo como a largo. Las complicaciones principales serían problemas para respirar y succionar en los primeros días de vida y, a largo plazo, problemas de desarrollo o aprendizaje, por eso, además de tener en cuenta la edad corregida, el pediatra debe hacerle revisiones especiales hasta los 5 años para detectar cuanto antes cualquier problema y poder tratarlo de la mejor manera para que no se agrave.

No obstante, en términos generales, un parto en el octavo mes de embarazo no tiene por qué presentar complicaciones a la madre ni al bebé, quien podrá tener un crecimiento y desarrollo totalmente normal.

 

El octavo mes del embarazo semana a semana


Los cambios más importantes que pueden suceder a embarazada y bebé en este mes son:

- Semana 33: el bebé sigue aumentando de peso y creciendo en longitud. Ahora fácilmente medirá 43 cm y pesará alrededor de 2 kg. En esta semana los bebés degluten líquido amniótico y los riñones funcionan correctamente. El aparato digestivo también empieza a funcionar con normalidad y a formar heces, que se conocen con el nombre de meconio. La madre sigue ganando peso y pronto puede alcanzar el máximo. Esto hace que estés más cansada y que tengas las articulaciones doloridas.

Semana 34 del embarazo:  el bebé recibe de la madre grandes cantidades de inmunoglobulinas y otras sustancias muy necesarias para crear defensas naturales que le protegen de gérmenes fuera del útero materno. El bebé ya mide 46 centímetros y supera los 2,5 kg. Al ser tan grande empieza a tener dificultades de movimientos por lo que se empieza a producir una disminución en los movimientos y patadas. Las molestias maternas no han cambiado (si lo han hecho suelen ser a peor), esto suele hacer que la madre esté más irritable.

- Semana 35 del embarazo: la única tarea que le falta al bebé es crecer. Mide 47 centímetros y pesa unos 2.700 gramos. La cabeza del bebé empieza a encajarse en la pelvis de la madre con el fin de prepararse para el parte. Todo el cuerpo del bebé está cubierto por una grasa blanca, que se mantiene después del parto, facilitando que se deslice entre los huesos y los músculos durante el nacimiento. La madre empieza a notar contracciones con más frecuencia, sin que esto signifique que el momento del parto está más o menos próximo.

- Semana 36 del embarazo: el bebé se encaja más en la pelvis. A veces el bebé no tiene la cabeza en los pelvis, tiene los pies. Si esto pasa en esta semana, se considera que el nacimiento será de nalgas. La madre está muy incómoda, el embarazo es realmente molesto.

 

 


Te puede interesar:

"Calcular fecha de parto" hace referencia a averiguar el día más probable donde el nacimiento del bebé tendrá lugar. Se calcula sumando 280 días al primer día de la última regla de la mujer.

Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

"Nacimiento prematuros", Organización Mundial de la Salud, https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/preterm-birth

Fecha de actualización: 08-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.