Fajas posparto, ventajas e inconvenientes

Fajas posparto, ventajas e inconvenientes
comparte

Después de tener un hijo, el cuerpo de la mujer sufre multitud de cambios, entre los que se encuentra la aparición de flacidez en la barriga. Para combatirla, muchas mujeres piensan en las fajas posparto que como cualquier otra faja, afinan la silueta de la mujer, lo que hace tener la sensación de que tienen menos barriga mientras la llevan puesta. Aquí te explicamos algunas de sus ventajas e inconvenientes para que puedas elegir si quieres usarla o no.

La razón por la que la barriga después del embarazo no luce firme es la diástasis, es decir, la separación entre los lados del musculo recto mayor en el abdomen, que afecta a entre un 50 y un 70% de las mujeres embarazadas y, en muchas ocasiones, puede llegar a generar una distancia intermuscular de 2,5 cm para favorecer la gestación, sobre todo en partos múltiples.

Este distanciamiento que se produce durante el embarazo es provocado por los cambios hormonales, que son causados por la relaxina, la progesterona y los estrógenos combinados con el crecimiento uterino, dando como resultado el estiramiento de la faja abdominal, que son los músculos laterales y afecta principalmente al recto del abdomen.

Las principales ventajas de utilizar una faja posparto son:

- Como hemos mencionado, ayudan a disimular el voluminoso vientre que aún existe después de dar a luz. Esto puede ayudar a tener una mayor autoestima al sentirse mejor con la silueta que se forma.

No te puedes perder ...

Parto eutócico y distócico

Parto eutócico y distócico

El parto o nacimiento es la culminación del embarazo que se produce cuando el bebé sale del útero materno. Es uno de los momentos más especiales para los padres quienes deberán estar preparados para las diferentes opciones que se les pueden presentar.

 


- Pueden ayudar a estabilizar la espalda y a reducir los dolores que se tengan en esa zona.


- De la misma forma, se afirma que las fajas posparto son una estupenda medida para proceder a disminuir los dolores que la mujer tiene después de dar a luz.


- Contribuyen a adoptar una mejor postura corporal.


-  Ayudan a la mujer a poder moverse con más facilidad los días posteriores a haber dado a luz.


- Ayudan a la estabilización del útero.


- En el caso de que haya sido un parto por cesárea, ayudan a prevenir las hemorragias y la inflamación.

 

Sin embargo, muchos médicos están en contra y prefieren que sea nuestro propio cuerpo el que haga el esfuerzo y que los músculos vuelvan a su sitio como es natural. Además, como el abdomen no hace fuerza al utilizar la faja, este puede quedar mucho más flácido.


Se considera que las fajas posparto pueden traer consigo problemas para las mujeres como la incontinencia urinaria, e incluso lo que se denomina prolapso uterino.

Por todos estos factores, realmente debe ser el médico o la matrona la que aconseje si es bueno o no utilizar la faja posparto y cómo hacerlo según el tipo que sea. Por ejemplo, en caso de que la mujer tenga sobrepeso y dolor de espalda, la faja puede evitar dolor lumbar, pero aun así no es aconsejable usarla constantemente y para siempre, debe ser algo temporal, hasta que los músculos se recuperen mediante ejercicio físico. Por lo general, no se recomienda su uso hasta que no hayan pasado al menos tres semanas desde el parto, tiempo necesario para que los órganos del cuerpo de la mujer comiencen a volver a su sitio.

Existen diversos modelos de fajas: las hay con cierres de velcro, con broche y otras de una sola pieza. Las de velcro son las más comunes para después del embarazo porque permiten ajustar la faja al diferente tamaño de la barriga y dan más movilidad. Algunas son indicadas especialmente para mujeres que han sufrido una cesárea y otras para partos vaginales.

Se pueden encontrar estilo tubo, tipo blusa con tirantes incluidos y, por último, las denominadas como tipo body. Para ajustar la cintura, la faja más común es la tipo tubo, que trabaja exclusivamente la zona abdominal. También las venden con sujetador incorporado, que sirven para “moldear” todo el tronco. Además, existen las que son tipo pantalón, braga o short, que llegan al muslo y el glúteo, además del abdomen.

La mayoría están fabricadas en materiales antialérgicos como la microfibra, y en algodón. Algunas están revestidas por dentro con tela tipo felpa para que sean más cómodas para la piel, aunque también las hay en otro tipo de compuestos que favorecen la transpiración, ya que esto es muy importante para evitar el calor, que puede llegar a ser muy agobiante.

El precio varía según compuestos, estilos y fabricantes, pero no se debe escatimar si se busca una faja de buena calidad y resistente.

Por último, ten en cuenta que el ejercicio físico es mucho mejor para tonificar los músculos del abdomen, una vez que hayan pasado unos 40 días después del parto.

Un ejemplo de ejercicio para reducir el tamaño de la barriga consiste en ponerse boca arriba, flexionar las piernas y poner los pies en el suelo. En esta postura elevar el busto y llevar el codo izquierdo a la rodilla derecha, y viceversa.

Para el ejercicio físico, de nuevo la moderación: no exagerar e ir poco a poco, según lo que se sienta que el cuerpo aguante y al deporte que se esté acostumbrada. Se pueden hacer ejercicios en casa, siempre fijándose en que lo importante es estar sana y no solo perder barriga.

 

 



Fuentes:

Asociación Nacional de Matronas

Fecha de actualización: 10-01-2019

Redacción: Cristina Rodríguez

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>