×
  • Buscar
Publicidad

Consejos para recuperar la figura después del parto

Consejos para recuperar la figura después del parto

El embarazo es una experiencia maravillosa en la vida de una mujer, pero es un periodo en el que su cuerpo experimenta grandes cambios y un enorme desgaste, especialmente, después del nacimiento del bebé. Por este motivo, una de las mayores preocupaciones para las mamás es recuperar su figura cuanto antes, ya que lo más habitual tras el parto es quedarse con algunos kilos de más, notar el vientre más flácido e hinchado, la cadera más ancha, etc.

Publicidad

Índice

Consejos para recuperar la figura tras el parto

1- Dar el pecho al bebé ayuda a recuperar tu figura con mayor facilidad, ya que el desgaste de una madre que amamanta a su bebé equivale al de un deportista de alto rendimiento (1800-2500 calorías).  Esto es debido a que con la lactancia materna la madre utiliza depósitos de grasa acumulados durante el embarazo para producir leche, por lo que es más fácil eliminar grasas.

2- Llevar una dieta saludable y equilibrada de, al menos, 1.800 calorías si se opta por la lactancia materna. Nunca realizar una dieta hipocalórica, con una ingesta de menos de 1.500 kilocalorías diarias mientras se da el pecho, ya que puede ser perjudicial tanto para la madre como para el bebé.

No te puedes perder ...

Y tambien:

3-  Beber al menos dos litros de agua al día para ayudar a hidratar la piel y evitar el envejecimiento prematuro de la misma.

4- Pasear e introducir la gimnasia abdominal hipopresiva (GAH) una vez finalizada la cuarentena para fortalecer la musculatura del suelo pélvico (tanto si el parto ha sido natural, como si se trata de cesárea). Pasado un tiempo, podemos empezar con otro tipo de ejercicios, como el Pilates.

5- Evita el uso de fajas abdominales, porque aunque proporcionan comodidad y sujeción, impiden la actividad muscular, retrasando la tonificación de la zona abdominal.

6- Utilizar cremas antiestrías al menos durante las siguientes dos semanas tras el parto, y sustituirla entonces por una crema reafirmante, que ayuda a corregir la flacidez y restaurar la firmeza de los tejidos.

7-  Evitar el agua demasiado caliente en la ducha. Es preferible usar agua templada, con un chorro rápido fresco al final de la ducha para tonificar y reafirmar la piel.

8- Encontrar tiempo para ti misma. Cuidar al recién nacido es muy absorbente y requiere de una gran dedicación, por lo que es fácil olvidarnos de nuestro propio bienestar y recuperación.

Eso sí, hay que concienciarse de que la recuperación posparto es un proceso que debe abordarse sin prisas, pero sin pausa. No existen atajos a la hora de recuperar nuestro peso ideal, y “durante las seis semanas que siguen al parto es desaconsejable hacer dieta, ya que puede ser perjudicial tanto para la madre como para el bebé”, indica Benito.
 

Algunos ejercicios adecuados para el posparto


Además de perder esos kilos de más, seguro que también quieres recupera el tono muscular y devolver a tu piel su firmeza, volviendo a tener el vientre plano. Para eso, necesitarás hacer algunos ejercicios específicos:

1- Arquear la espalda. Colócate a cuatro patas con las manos y las rodillas ligeramente separadas. Contrae las nalgas y arquea lentamente la espalada hacia arriba. Este ejercicio alivia el dolor de la zona lumbar.

2- Tonificar el estómago. Tumbada en el suelo, con las rodillas flexionadas y los brazos estirados junto al cuerpo, mete la tripa y presiona la espalda contra el suelo. Aguanta cuatro segundos y repite.

3- Enroscarte. Tumbada con las piernas dobladas, intenta tocarte las rodillas deslizando tus manos por los muslos. Con las manos tan cerca de las rodillas como puedas, al espirar, contrae los músculos del estómago y levanta la cabeza. Cuanta hasta cuatro y relájate.

4- Levantar las piernas. Este ejercicio fortalece los muslos y los músculos abdominales. Tumbada de lado, sujeta la cabeza con una mano y equilibra el cuerpo apoyando la otra mano frente a ti. Alinea con la cadera y el hombro. Con la rodilla y el pie mirando de frente, levanta la pierna estirada hacia arriba hasta llegar a la altura del hombre, cuenta hasta dos y baja. Repite unas cuantas veces, luego date la vuelta y repite con la otra pierna.

5- Flexiones laterales. De pie con los brazos separados y los brazos a los lados, dóblate lentamente por la cintura al mismo tiempo que estiras hacia fuera. Vuelve a la posición inicial y repite el otro lado.

6- Ejercicios del suelo pélvico. El suelo pélvico consta de una serie de músculos y de tejido fibroso en la zona del periné que sostiene los órganos superiores. Para ejercitar estos músculos debes hacer los ejercicios de Kegel varias veces al día. Contrae los músculos del suelo pélvico y relájalos con rapidez. Repite cinco veces. Contrae los músculos y aguanta mientras cuentas hasta cinco, relájalos lentamente. Repite cinco veces.
 

¿Cómo debe ser la dieta en el posparto?


• Limita los alimentos ricos en grasa saturadas, como los derivados del cerdo (carnes rojas y embutidos en general) y las grasas que añadimos a los alimentos (frituras, aceites, salsas, mantequillas…).

• Evita también los alimentos azucarados: caramelos, azúcar, golosinas, chocolate, tartas y bollería industrial…

• Nada de alimentos pre-cocinados o comida rápida, prueba a cocinar tú platos sencillos a la plancha, al horno, cocidos…

• Evita o modera las bebidas alcohólicas y las carbonatadas, sobre todo si estás dando el pecho.

• No te saltes ninguna comida y bebe a diario unos 2 litros de agua, entre horas y con las comidas.

• La dieta en el posparto debe repartirse de la siguiente manera: 20-25% proteínas, 50-60% grasas, 20-30% carbohidratos.

 


Fuente: Belén Benito, farmacéutica de Laboratorios Suavinex

Fecha de actualización: 08-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.