Embarazo y dolor de espalda

Embarazo y dolor de espalda
comparte

La lumbalgia gestacional es frecuente en la última fase del embarazo, afectando a casi la mitad de las mujeres en estado. 
 

El dolor de espalda es una consecuencia del aumento de peso que se experimenta durante la gravidez. Éste provoca un desplazamiento del centro de gravedad y a su vez un mayor incremento de la curvatura natural de la columna vertebral. Es lo que se conoce como hiperlordosis y es la responsable de la aparición de intensos dolores lumbares.

 

Por eso, a medida que el peso aumenta por la parte delantera, se vuelve necesario cuidar la espalda para prevenir o paliar esta situación haciendo ejercicios específicos y vigilando la postura.

 

Entre las medidas más importantes a adoptar se encuentran aquellas centradas en el control de la dieta y la práctica de ejercicio físico.

 

En lo que se refiere a la alimentación es fundamental llevar unas pautas saludables que eviten coger más peso del que se debe.

No te puedes perder ...

Cuánto dura y cómo aliviar el dolor de la epidural

Cuánto dura y cómo aliviar el dolor de la epidural

La epidural es el método anestésico más usado en los partos ya que produce un alivio casi inmediato del dolor y se puede usar durante todo el tiempo que haga falta. Sin embargo, uno de sus efectos negativos es que puede causar dolor de espalda en los días siguientes al pinchazo.

 

En cuanto al ejercicio físico, las matronas recomiendan que las mujeres salgan a caminar durante media hora o una hora al día. También realizar ejercicios suaves para estirar la espalda (por ejemplo la postura del gato) y mantenerse erguida, con los hombros hacia atrás y el trasero hacia dentro, dirigiendo el coxis hacia delante. De esta forma se evita sobrecargar la espalda y adoptar una postura perjudicial para la columna.

 

Disciplinas como el Pilates o el yoga son idóneas igualmente para aquellas mujeres embarazadas con dolores de espalda. Además serán muy útiles durante el parto. Los ejercicios que se practican mejoran la postura fortaleciendo los músculos de la espalda y del abdomen. Asimismo proporcionan flexibilidad y equilibrio, a la vez que aumentan la sensación de bienestar, aliviando la tensión y los dolores musculares.

 

Si bien, hay ocasiones en que el dolor lumbar impide seguir estas indicaciones. En estos casos se recomienda el uso de fajas específicas para el embarazo, que sujeten la zona lumbar sin presionar al feto.

 

También la aplicación de calor local sobre la zona lumbar puede aliviar las molestias, gracias a la sensación de relajación debida a su efecto descontracturante.

 

Fuentes: Maternity de Nexcare. 3M.
Imagen: Freedigitalphotos.net


Te puede interesar:
Intentar averiguar la fecha probable de parto según calendario lunar no tiene ningún fundamento científico ya que no existe relación alguna entre las fases de la luna y el número de nacimientos, que se distribuyen aleatoriamente a lo largo de todos los días del mes.


Fecha de actualización: 19-09-2012

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>