• Buscar
Publicidad

Peso del bebé a las 32 semanas de embarazo

Peso del bebé a las 32 semanas de embarazo

Ahora que has entrado en el último trimestre de embarazo, tu bebé ya está totalmente formado, solo le falta coger peso y madurar sus pulmones para estar listo para nacer.

Publicidad

Índice

 

¿Cuánto pesa un feto de 32 semanas?

A falta de 5 semanas para que tu bebé esté a término, es decir, pueda nacer sin ser considerado prematuro, tu pequeño dedicará este tiempo a engordar, pasando de los casi 2 kilos que pesa en la semana 32 a los 3,500 kg que puede llegar a pesar un bebé de 40 semanas.

En la semana 32 de gestación, en concreto, los fetos pesan entre 1,8 y 2 kilos, aunque este peso varía en función del sexo, la genética y el desarrollo anterior.

En cuanto a su altura, mide entre 38 y 42 cm.

No obstante, debes tener en cuenta que estas medidas son orientativas, tu bebé puede pesar más o menos y estar totalmente sano, dependerá de su percentil fetal, su genética, su sexo… Tu profesional de la medicina es quien mejor puede valorar si tu bebé tiene un peso acorde para su edad gestacional, bajo o alto.
 

¿Cómo se saben estas medidas?

Al no poder medir y pesar al feto, se emplea la estimación de tres parámetros para determinar su tamaño aproximado:

Diámetro biparietal: la distancia entre los dos huesos parietales del feto que se encuentran en el cráneo.

Perímetro del abdomen: la circunferencia abdominal desde un punto específico.

Articulo relacionado: ¿Es normal tener anemia?

Longitud del fémur: la medida del hueso de la pierna.

Estas medidas se consiguen por medio de una ecografía.  En concreto, en la semana 32 las medidas del diámetro biparietal deben estar entre 75,7 mm si esta en un percentil 10, 80,3 mm si está en percentil 50 y 84,9 mm si está en un percentil 90.

En cuanto al perímetro del abdomen, las medidas normales están entre 252,3 mm en un percentil 10, 275 mm en un percentil 50 y 297,6 mm en un percentil 90.

Por último, la longitud del fémur puede estar entre 56,9 mm en el percentil 10, 60,5 mm en el percentil 50 y 64 mm en el percentil 90.
 

¿Cómo es el desarrollo del feto en esta semana?

El bebé ahora está formado perfectamente, sólo necesita surfactante en el pulmón y una capa de gordura en el cuerpo antes de estar listo para nacer. Por eso, los bebés que nacen prematuramente entre la semana 32 y la 37 apenas tienen secuelas y su índice de supervivencia está entre el 98 y el 99%.

Lo normal es que el bebé ya se haya dado la vuelta y esté colocado boca abajo, hacia el canal de parto. Pero si todavía no se ha girado, no te preocupes, aún le queda tiempo.

Si esperas un niño, en estos momentos sus testículos están bajando al escroto, aunque en algunos casos no terminan de hacerlo hasta el primer cumpleaños.

Su vista se ha desarrollado mucho y ya puede captar luces y sombras y presenta ciclos de sueño y actividad que no siempre coinciden con los de la madre.

Como ocupa casi todo el espacio, no le queda mucho sitio para moverse en el útero. No obstante, seguirás notando sus movimientos, a veces incluso dolorosamente.
 

Cambios en la madre en la semana 32

Es posible que su peso empiece a producirte ciertas molestias: dolor de espalda, dificultad para respirar, problemas al comer… Tómatelo con calma, respira y descansa. Es posible incluso que tengas que pedir una baja en el trabajo, dependiendo del tipo de actividad que realices.

También puedes notar con más frecuencia las contracciones de Braxton Hicks que prepararan el útero para el parto, pero siempre que no se vuelvan cada vez más frecuentes o regulares, no debes preocuparte.

Al darse la vuelta el bebé, es posible que notes alivio en las costillas, pero te moleste más en la zona de la vejiga y tengas que ir al baño más a menudo. También puedes notar dolores y presión en la pelvis si el bebé ya se ha dado la vuelta y comienza a encajarse.


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 09-02-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×