• Buscar
Publicidad

El papel del padre en el parto

El papel del padre en el parto

Como cada familia es distinta, en vez de hablar de padre o pareja es preferible hablar de acompañante. Pero independientemente del tipo de familia que tengamos, para el día del parto debemos saber qué persona va a ser nuestro apoyo y prepararla para ello.

Publicidad

Índice

 

Articulo relacionado: El papel del padre en el parto

¿Por qué es importante el acompañante en el parto?

Nuestro acompañante es fundamental en todo el trabajo de parto; es nuestro punto de apoyo y tanto su compañía como su presencia y preparación facilitan nuestro bienestar. Es por ello importante que asista en la medida de lo posible a las clases de preparación al parto, y si no fuera posible le explicaremos todo el proceso.

El parto se vive de una manera muy estresante, tanto la propia mujer que va a dar a luz como la persona que está a su lado. Pues además de estar expectante tiene la sensación de no poder hacer nada para ayudar. No entender como normal el dolor durante el proceso, o no saber los pasos que se dan en un nacimiento, puede crearles la falsa sensación de que el parto es un proceso largo y pesado. Debe ser la propia mujer que va a parir la que cree en ellos su punto de apoyo.

El parto es una acontecimiento instintivo, e involuntario, en el que la primera necesidad que tienes es sentirte segura, en intimidad y no observada. Si te sientes observada lo más seguro es que tengas problemas para dilatar.


¿La presencia del padre inhibe o favorece el parto?

Esta valoración puede variar mucho de una pareja a otra, de un hombre a otro. Que una pareja sea la persona idónea para acompañarte en el momento del parto dependerá de muchas cosas; de la relación que tengáis ambos, de la idea que tengáis del parto, del miedo o la confianza que tengáis el uno en el otro, etc.

La cualidad más importante que debe tener una persona que te acompañe en el momento del parto es la discreción. Como hemos dicho, la primera necesidad que vas a tener es sentirte segura, pero no observada. Tu pareja debe comportarse de esta forma, estar disponible, pero en la retaguardia, sin intervenir ni hablar si no lo solicitas.

Algunos hombres son muy impacientes y pueden tener dificultades a la hora de esperar sin hacer nada o casi nada durante horas, esperando a que completes este proceso.

Muchos dicen que la mejor compañía en el parto es una mujer que haya sido madre, más madura y que haya tenido una o más experiencias positivas de parto. Pero hay muchas mujeres que consideran que no hubiesen tenido una buena experiencia sin su pareja, por lo que lo importante son las cualidades y la relación de confianza entre la mujer de parto y el acompañante.


¿Cómo involucrar al padre en el parto?

A casi todo acompañante también le gusta sentirse parte activa de todo el proceso, y algunas de las cosas en las que no pueden ayudar son:

- Mientras estamos en casa  puede ir controlando cada cuánto son las contracciones, masajear la espalda, dar apoyo y conservar la calma en todo momento. Nuestro acompañante debe permanecer  tranquilo a nuestro lado, proporcionando distracción, ofreciendo líquidos o alimentos ligeros y preparando las cosas para ir al hospital.

- En el hospital el importante mantenerse relajado, conservar la calma y transmitir tranquilidad. Un gesto vale más que mil palabras y en este momento es imprescindible que nuestro acompañante despliegue todo ese lenguaje no verbal que tiene dentro y que guarde el lenguaje verbal para el momento en que no haya dolor.

- La persona que te acompañe debe conocer igual que tú las técnicas de relajación, intentando visualizar el momento en que podáis ver al bebé.

En la fase expulsiva puede que te ayude sirviéndote de punto de apoyo para adoptar la posición que te resulte más cómoda.

- Puede refrescarte con una toalla húmeda si te sientes acalorada.

Lo importante es que no te sientas presionada y que tengáis una comunicación muy abierta. Puede que en algunos momentos te apetezca estar tranquila y otros en los que necesites ánimo o distracción. Tu acompañante no es adivino, ¡dile lo que esperas de él en cada momento!


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 11-06-2020

Redacción: Matrona Elena Arroyo

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×