×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo sé si estoy de parto?

¿Cómo sé si estoy de parto?

Existen signos que nos indican que el momento del parto se acerca. Cuando los detectemos debemos mantenernos tranquilos y expectantes, ya que todavía son signos premonitorios:

Publicidad

- Se acentúa la necesidad de orinar.

 

- Aparecen contracciones regulares, cada 4 o 5 minutos, que se acentúan al caminar.

 

- Sensación de pesadez en la pelvis.

 

- Sensación de congestión en la vagina.

 

- Expulsión del tapón mucoso.

 

- Alivio a la hora de respirar, ya que el bebé ha descendido y permite más espacio a los pulmones.

 

- Diarrea.

 

- Rotura de bolsa o amniorrexis

 

En caso de romper la bolsa debemos ir al hospital, y si no, como todavía estamos en fase preparatoria, conservaremos la calma.

 

Para distinguir las contracciones de parto de las preparatorias debemos analizar cómo son:

- Las contracciones de parto son regulares, se van acortando progresivamente en el tiempo y no ceden con el descanso.

 

- A medida que va pasando el tiempo las contracciones son más duraderas y más intensas. Notarás malestar de las lumbares hacia el abdomen, similares a los dolores de la menstruación.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Si las contracciones son irregulares, ceden con el descanso o son de baja intensidad, todavía no las consideramos de parto; son pródromos de parto.

 


Redacción: Elena Arroyo Bello. Docente: Carmen Duque Teomiro. Unidad Docente de Matronas de Toledo


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado una calculadora para saber el color de los ojos del bebé que arroja como resultado qué porcentaje de probabilidades existen, sobre la base de las leyes mendelianas, de que un niño tenga un color de ojos determinado. En términos generales, el color de ojos de los bebés se hereda de una manera similar al color de pelo: los genes para los colores más oscuros son dominantes.

Fecha de actualización: 12-03-2013

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad