×
  • Buscar
Publicidad

Cómo preparar un parto en casa

Cómo preparar un parto en casa

¿Estás pensando dar a luz en tu casa? ¿Te preocupa que sea más peligroso? Tranquila, dar a luz en casa es totalmente seguro siempre que se trate de un parto de bajo riesgo, se cuente con la ayuda de una matrona y se den una serie de circunstancias que a continuación te detallamos.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué tener un parto en casa?

Hasta hace unos años, lo normal era dar a luz en casa. Sin embargo, actualmente es una opción minoritaria, aunque cada vez son más las mujeres que se deciden por ello para evitar la intromisión del personal sanitario, partos instrumentalizados sin necesidad, etc.

Parir en casa es una opción que en muchos países europeos cubre la seguridad social (como Inglaterra u Holanda), pero en España es una opción privada, por lo que si quieres dar a luz en tu casa con ayuda, debes buscar una matrona que te asista y pagarla tú de tu bolsillo. Hay muchas empresas que se dedican a ello. Busca responsables serios y habla con ellos antes de contratarlos para informarte bien de todo lo que necesites saber.

Aunque hay personas con otras especialidades que asisten el parto en casa (como las doulas), la Organización Mundial de la Salud recomienda que sea una matrona, ya que es la mejor preparada para ello. En principio, si todo va bien, la matrona solo estará allí para comprobar que todo transcurre con normalidad y ayudar si los padres lo necesitan, pero siempre interviniendo lo menos posible para que sea un proceso personal e íntimo.

Es posible que estés planteándote dar a luz en casa pero te dé miedo por los comentarios negativos de la gente al respecto, que te harán plantearte si es seguro o no. Pero lo cierto es que con las condiciones adecuadas parir en casa es seguro y, de hecho, existen estudios que demuestran que cuando es un parto de bajo riesgo es más seguro que hacerlo en un hospital, pues en casa se dilata mejor y disminuyen las posibilidades de partos instrumentalizados.
 

Solo partos de bajo riesgo

No te puedes perder ...

Y tambien:

Lo primero para saber si puedes dar a luz en casa o no es hablar con tu ginecólogo o matrona de ello ya que solo se puede dar a luz en casa sin riesgos cuando el parto viene sin problemas, es decir, es un único bebé situado en posición cefálica y a término (si te pones de parto antes de la semana 37, debes ir al hospital); y el embarazo ha transcurrido con normalidad y la mujer está sana, sin ninguna enfermedad que pueda influir.

Además, se recomienda que la maternidad esté cerca de casa (a 30 minutos o menos) por si ocurriera algún problema poder llegar a tiempo y la casa debe contar con las condiciones adecuadas (luz, agua, calefacción).

 

 

Entonces, ¿cuáles son las ventajas y las desventajas de un parto en casa?

 

 

Ventajas:

- Una de las principales ventajas es que se produce un ambiente de mayor privacidad. Al tener lugar el parto en casa, solo estará la matrona y los seres queridos que desees.

- Puedes sentirte más a gusto y tranquila. Estar en tu casa y con la gente que quieres te aporta tranquilidad.

- Esa relajación va a hacer que sufras menos dolor.

- Puedes elegir el tipo de parto que quieres, en el agua, a cuatro patas, en la cama, etc.

- Tienes una atención personalizada ya que el personal encargado de tu  parto solo estará atendiendo tu alumbramiento.

Desventajas:

- Si hay complicaciones debes acudir rápidamente al hospital ya que en casa no se dispone de material ni recursos para poder hacer frente a los problemas.

- No se puede usar la epidural, así que no es posible eliminar el dolor por completo en ningún momento.
 

¿Qué necesito para dar a luz en casa?

- Lo mejor es comprar una funda de colchón impermeable y transpirable, si no puede utilizar empapadores para evitar que se manche la cama o la zona en la que vayas a dar a luz.

- Toallas de baño para secar bien al bebé al nacer.

- Pelota de pilates o el material que necesites para ayudarte en la dilatación.

- Las matronas deben llevar su equipo médico por si hace falta, como un doppler para escuchar el latido del corazón, tensiómetro, anestesia local e instrumental quirúrgico por si hay un pequeño desgarro, material de urgencia.

- Prepara la bolsa del hospital para el bebé y para ti por si fuese necesario un traslado de última hora.

Además, debes elegir quién quieres que te acompañe en ese momento. Puede que quieras que sean muchas personas, pero lo mejor es crear un ambiente íntimo con el que consigas relajarte.

Una vez el bebé ha nacido y se ha expulsado la placenta, la matrona se quedará unas 4 horas más para asegurarse de que el útero involuciona correctamente y todo va bien.
 

¿Cuándo es necesario trasladarse a un hospital?

Si el parto es de bajo riesgo y el ginecólogo ha dado su consentimiento, no debería de pasar nada pero esto no es una ciencia y pueden surgir complicaciones que hagan necesario acudir a un hospital. Las principales son:

 

- Alteraciones en la frecuencia cardiaca fetal que indican pérdida de bienestar fetal

- Líquido amniótico de color verdoso o negruzco

- Fiebre materna intraparto

- Hemorragia posparto o placenta retenida

- Prolapso del cordón umbilical

- Estancamiento de la dilatación o del expulsivo con compromiso de la madre o el bebé

- Apgar menor de 7


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.