• Buscar
Publicidad

¿Qué es la walking epidural?

¿Qué es la walking epidural?

Desde hace unos años, existe un movimiento muy fuerte que apuesta por una naturalización del proceso de parto, intentando evitar protocolos como la episiotomía, la anestesia epidural, la administración de oxitocina o cesáreas innecesarias. En este intento, desde hace unos meses se aplica en algunos hospitales una nueva técnica: la walking epidural

Publicidad

Indice

 

¿Qué es walking epidural?

La walking epidural (o epidural ambulante) es una variante de la anestesia epidural normal que elimina los dolores de las contracciones de parto sin dejar paralizada a la mujer de cintura para abajo, lo que le permite caminar libremente y estar más activa en todo el proceso, pudiendo notar incluso cómo sale su hijo del canal de parto. Esto es así porque esta anestesia duerme solamente las fibras sensitivas (las que transmiten el dolor), pero no las que controlan el movimiento.

Otra ventaja de este tipo de anestesia frente a la tradicional es que reduce el número de episiotomías. Asimismo, el anestésico no afecta nunca al bebé, ya que las cantidades que se inoculan en el cuerpo son menores y no atraviesan en ningún caso la placenta.

Con esta técnica se consigue mayor satisfacción al tener una parte más activa en el proceso de parto, mejores índices de frecuencia cardiaca fetal y menor dificultad en la expulsión.

El único inconveniente que presenta es que solo es válida en partos que se prevén muy cortos, ya que su efecto solo dura dos horas. Por eso, si no se sabe cuánto va a durar el parto, se desaconseja.

Entonces, el objetivo de esta es conseguir un efecto analgésico eficaz y preservar la movilidad de la madre, lo que proporciona una mayor autonomía y más participación en el parto. Además, así se pueden aprovechar los beneficios que aportan al periodo de dilatación la bipedestación o la sedestación. No hay que olvidar que, si la paciente está en postura vertical, la propia gravedad actuará a nuestro favor mejorando el flujo uteroplacentario.
 

¿Cómo se aplica la walking epidural?

La administración es muy similar a la de la anestesia epidural normal: tanto la técnica como los fármacos que se emplean son parecidos, pero la dosis es menor, se reduce la cantidad de anestesia y se aumenta la de los opiáceos, para conseguir que las fibras sensitivas se queden dormidas y la mujer no sienta ningún dolor, pero pueda controlar el movimiento.

Consiste en introducir una aguja especial en el espacio que existe entre dos vértebras de la región lumbar. A través de esa aguja se pone el catéter por el que se va suministrando la anestesia.

De esta manera, podrá seguir de pie hasta el último momento, en vez de tener que permanecer tumbada horas y horas hasta que acaba el parto y se pasa el efecto de la anestesia. También podrá ir al baño con total libertad, controlar los pujos y notar a su bebé al nacer.


¿Qué requisitos debe cumplir una embarazada para la walking epidural?

- Es importante que la embarazada quiera colaborar. Además, se requiere de la presencia de un adulto, como puede ser el padre o un familiar, que te ayude en la puesta en marcha de movimientos.

- Es necesario un espacio físico adecuado.

- Se precisa una adecuada monitorización fetal y materna.

- Las embarazadas deben esperar al menos 20 minutos sentada antes de caminar.


¿Cuáles son las ventajas de la walking epidural?

Además de todo lo que hemos comentado, los especialistas destacan las siguientes ventajas:

- Las contracciones son menos dolorosas, pero más intensas y eficaces

- Disminuye el tiempo de dilatación

- Disminuye la probabilidad de necesitar instrumentación en el parto

- Reducción de la necesidad de sondares urinarios

- Mayor satisfacción materna

 

¿Es segura la walking epidural?

Al igual que la anestesia epidural tradicional, puede presentar algunos efectos secundarios y complicaciones (aunque en menor grado ya que las cantidades que se aplican son menores), como dolores de cabeza, calambres, náuseas y vómitos, dolor en la zona de la punción, fiebre, reacciones alérgicas a los fármacos…

Además, el catéter no se puede reconocer y existe el riesgo de 2-10% de bradicardia fetal.


¿Por qué la “walking” epidural solo se ofrece solo en algunos hospitales?

Este tipo de analgesia epidural requiere de personal adicional, especialmente capacitado. Por ejemplo, antes de que pueda salir de la cama y caminar con la epidural, los médicos tienen que asegurarse de que tiene suficiente sensibilidad en las piernas.

Los hospitales que sí ofrecen estas anestesias han establecido unos procedimientos con el fin de garantizar que el movimiento de las piernas es seguro para la mujer y su bebé. Esta analgesia no se puede dar a elegir en todos los casos, solo en aquellos que esté indicado.


¿Por qué debo llegar al parto sin ideas rígidas?

Puede ser igual de contraproducente tener una idea excesivamente rígida de ponerse epidural sí o sí y no contemplar otra opción, al igual como la de no ponérsela en ninguno de los casos y no valorar la opción de tenerla como recurso si fuera necesaria.

Se puede dar el caso de alguien que se la quiera poner y por algún motivo no pueda, o el efecto no sea el adecuado, siendo inevitable la frustración en la madre o el miedo. También puede pasar que no quieras ponértela por nada del mundo, pero en un momento dado tengas la necesidad de hacerlo debido a circunstancias en el proceso de parto, esto puede llevar a la madre a sentirse frustrada o incluso a sentir que el parto ha sido un fracaso. Piensa que, aunque el parto no siempre sea como has imaginado en tu plan de parto, puede acabar de una forma muy satisfactoria.

En definitiva, lo mejor es prepararse para afrontar el dolor, conocer todos los recursos que tienes a tu alcance y, después, incluir dentro de las posibilidades de tu parto el uso de la epidural en caso necesario, ya que es una opción que todas las mujeres deberían tener esta opción disponible.


Glosario

Bradicardia

Definición:

Descenso de la frecuencia cardíaca por debajo de 60 latidos por minuto. Puede asociarse a transtornos en la conducción (ver bloqueo cardíaco),al efecto de algunos fármacos o a causas fisiológicas (bradicardia del deportista).

Síntomas:

Sensación de cansancio, falta de aliento, mareo o debilidad.

Tratamiento:

Por sí sola, no requiere tratamiento. Si en cambio va precedida de desnutrición o ictericia y/o produce desmayos, mareos o debilidad, deberá sospecharse de una condición cardiopática que deberá atenderse de inmediato con un cardiólogo y/o un médico internista.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×