×
  • Buscar
Publicidad

Dilatación en el parto, qué esperar y técnicas

Dilatación en el parto, qué esperar y técnicas

Es la fase inicial de parto y la más larga, la de preparación de la madre y el bebé para la fase de expulsivo. En ella el cuello uterino se dilata hasta alcanzar el diámetro necesario y el bebé va descendiendo por el canal de parto, listo para salir al exterior ¿Qué puedes esperar y hacer en ella?

Publicidad

Índice

 

El parto se puede dividir en tres fases: dilatación (el parto se inicia con contracciones cada vez más fuertes, el cuello uterino se dilata y se produce el descenso del bebé por el canal de parto), expulsivo (empieza con la dilatación completa y acaba con la salida del bebé) y alumbramiento (se expulsa la placenta y las membranas ovulares).

Hoy vamos a adentrarnos en la Fase 1 de dilatación. ¿Qué ocurre? ¿Cuánto dura? ¿Podemos aplicar alguna técnica para hacerla más corta?

 

¿Qué ocurre en la fase de dilatación?

No te puedes perder ...

Y tambien:

Se considera que la fase dilatación -y con ella el parto- empieza con el borramiento del útero, un proceso por el que el cuello del útero se relaja y pasa de ser un cilindro a un anillo (es decir, se acorta o adelgaza). Tras esto, el cuello uterino empieza a abrirse o dilatarse a través de contracciones. No obstante, también es común que en algunas mujeres (sobre todo en las multíparas) se produzca el borramiento mientras se desarrolla la dilatación.  

El objetivo, una vez que empiezan las contracciones y la dilatación del cérvix (la parte inferior del útero) es llegar a la dilatación completa, es decir, 10 centímetros de diámetro en el cuello uterino. Solo entonces se puede empezar a empujar para iniciar la segunda fase del parto de expulsado.

Los primeros 4-5 centímetros suelen ser los que más tiempo llevan y, a partir de estos, suele empezar la dilatación activa (cuando te pueden poner la epidural si así lo deseas), con contracciones más fuertes que aceleran la dilatación hasta alrededor de 1 centímetro por hora. Durante este proceso, el bebé va también descendiendo por el canal de parto, rotando para acomodarse a la pelvis de su madre y llegando hasta la parte más baja, entre el pubis y el coxis, listo para salir.

Debes tener en cuenta que el tiempo de dilatación es muy variable. Suele ser mayor en los primeros partos, además dependerá de las características del resto y de la madre. Se estima que las primíparas completan la dilatación en 12-14 horas, mientras que las multaras en unas 8 horas.

Hay mujeres (excepciones) que afirman no sentir nada cuando llegan al hospital y tienen dilataciones muy avanzadas. Estas suelen ser mujeres con poca sensibilidad al dolor, con cuellos uterinos desgarrados por un parto previo o por una apertura prematura del cuello.

Si la dilatación se detiene entre los 3 y los 8 cm y durante al menos 2 horas a pesar de que se haya administrado oxitocina o se haya roto la bolsa, seguramente tu proveedor médico te recomiende una cesárea.

 

¿Cómo se miden los centímetros de dilatación?

A medida que las contracciones musculares van avanzando, la dilatación o apertura del cuello uterino se mide a través del tacto vaginal. Este proceso, realizado por la comadrona o el médico -previo consentimiento de la mujer que esté de parto-, consiste en la introducción de los dedos índice y medio para medir los centímetros de dilatación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja realizar los tactos vaginales cada 4 horas y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) los recomienda cada 2-4 horas.

 

Contracciones

Unas de las grandes protagonistas de esta fase. Van aumentando de manera progresiva en su intensidad y duración y son la señal más clara de que el proceso de parto se ha iniciado. Las contracciones de parto se diferencian de las que se puedan notar a lo largo del embarazo en que son regulares, van aumentando progresivamente y comienzan en la espalda y pasan al bajo abdomen.

Las contracciones que sientes durante el embarazo no provocan dilatación.

Por lo general, las primeras contracciones uterinas no son dolorosas, puedes notar que la tripa se endurece. El dolor empieza a manifestarse cuando el cuello del útero alcanza una dilatación de unos 4 cm.

La dilatación llega a su fin cuando llega a los 10 cm, cuando ya se permite el paso del feto. Aunque normalmente se considere que la dilatación llega a su fin con los 10 cm, en los bebés más pequeños puede ser menos, ya que pueden pasar por el canal de parto con menos cm de dilatación.

A medida que avanza la dilatación las contracciones irán ganando intensidad y frecuencia. En muchas ocasiones el útero no se adapta bien e estos diferentes estadios y se necesita la estimulación uterina mediante oxitocina para evitar contratiempos durante el parto.
 

¿Cuánto hay que dilatar para que te puedan poner la epidural?

La analgesia epidural lumbar es una de las técnicas más eficaces a la hora de aliviar el dolor del trabajo de parto. Además, tiene escasas contraindicaciones y baja frecuencia de complicaciones

La anestesia epidural se puede administrar cuando las contracciones ya son intensas y se ha adquirido un cierto grado de dilatación del cuello del útero (siempre que la gestarte lo desee).

Normalmente se puede administrar cuando has dilatado de 3 a 4 centímetros, y hasta los 8, que es el límite.

 

¿Qué puedes hacer en esta fase?

Mientras estés en casa en proceso de dilatación puedes y es recomendable que te muevas, te duches…Puedes también beber, pero no se aconseja tomar ningún alimento sólido.

Caminar también te ayudará mucho en esta fase. Por un lado, promueve que el bebé vaya descendiendo por el canal vaginal y favorece la apertura del cuello uterino, ayudando a hacer el proceso de dilatación más breve. Por otro, es una postura más cómoda que estar sentada o tumbada, ayuda a tolerar mejor las molestias y favorece la circulación.

Puedes combinar esto con posturas que favorecen la dilatación como ponerte en cuclillas agarrándote a una pelota de fitness u otra superficie, sentarte a horcajadas en una silla mirando al respaldo (muy útil para el dolor de riñones) o ponerte a cuatro patas balanceándote hacia delante y atrás.

Frente al dolor tu espalda, es muy efectivo que tu pareja o cualquier otra persona suba y baje los puños cerrados a ambos lados de tu columna, sin tocarla, mientras tú estás sentada a horcajadas.

Y, sobre todo, durante esta fase, especialmente en los momentos de contracciones, no te olvides de respirar de forma consciente, rítmica y profunda.


Fuentes:

Hospital Sant Joan de Deu, https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/parto-10-cosas-debes-saber-sobre-dilatacion

Fecha de actualización: 02-07-2020

Redacción: Irene Gómez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.