Por qué debes considerar la masturbación en tu parto

Por qué debes considerar la masturbación en tu parto
comparte

Los procesos cerebrales, hormonales y físicos que intervienen en el parto y en el de llegar al clímax son muy similares. De ahí que cada vez más mujeres compartan los beneficios que la masturbación y el orgasmo tienen en el momento de dar a luz. Aquí van cuatro razones por las que la masturbación durante el parto es una buena idea.

Hablar de masturbación en el parto es algo que a muchos les puede escandalizar. Pero, si lo piensas, no hay por qué. Un orgasmo (o la intención de llegar a él) fue lo que originó a ese bebé que va a llegar al mundo, y los corporales que se producen con la masturbación y el orgasmo se complementan a la perfección con los del parto: las hormonas que intervienen, relajación muscular, los receptores cerebrales…

 

No es algo sucio o negativo y, de hecho, las razones para hacerlo son demasiado beneficiosas como para dejarse llevar por cualquier estigma. La doula australiana y bloguera Angela Gallo fue una de las primeras en hacer visible este recurso que tenemos todas las mujeres. En un post que se hizo viral titulado Por qué me toqué en mi parto, la mamá explicaba los beneficios que la masturbación tuvo corporal y mentalmente en su segundo parto. ¿Quieres conocer algunos de las razones por las que es tan bueno?

 

1. Ayuda en la gestión del dolor

El efecto analgésico es una de las ventajas en la que más coinciden las madres que lo han probado. La masturbación y el orgasmo es un alivio natural que te puede dar tu propio cuerpo al dolor del parto. A pesar de la implicación sexual que pueda tener, la mayoría de madres coincidían es que no partía para nada de un deseo sexual, sino de buscar una mayor relajación y alivio del dolor y molestias.

No te puedes perder ...

 

2. Pone la oxitocina de tu parte

Esta hormona, protagonista en el parto y el orgasmo, es la responsable de las contracciones uterinas a medida que el parto va desarrollándose y se produce la dilatación del cuello del útero. De hecho, su nombre viene del griego nacimiento (tokos) veloz (oxys), por su papel en poner el parto en marcha. Pero esta hormona también es responsable de una sensación de bienestar y afecto. De ahí que también se conozca como la “hormona del amor”. Y ¿a que no adivinas una de las hormonas que se liberan con la masturbación y el orgasmo? Eso es, la querida oxitocina que no hará más que ayudarte en tu parto.

 

3. Te pone en contacto y control con tu cuerpo

Pocos momentos hay en los que tu vínculo con tu cuerpo sea tan importante y fuerte como en el momento del alumbramiento. Durante el parto aumenta la sensibilidad corporal y tu cuerpo se convierte en un instrumento con el que debes traer a tu bebé al mundo. La masturbación durante el proceso de dilatación te ayudará a estar más presente y en contacto y control con tus sensaciones y señales corporales, algo básico en un buen parto.

 

4. Relajación posterior

Por un lado, está la relajación hormonal. La ya conocida oxitocina liberada con el orgasmo produce una sensación de bienestar y relajación que se extiende por todo el cuerpo (y encima ayuda a que el parto avance). Por otro, la relajación física. La masturbación y el orgasmo ayudan a la relajación de tu útero, lo que supone una ayuda extra en el proceso de dilatación y en que el parto de tu bebé vaya más fluido.

 

Así que, deja la culpabilidad y cánones sociales a un lado. La masturbación y el orgasmo son algo natural que no aporta más que sensaciones positivas y una mayor conexión con tu cuerpo en un momento en el que te hace especial falta; y eso es todo lo que necesitas de cara a tu parto.

 


Puedes estar interesado en:
Una de las primeras preguntas que se realiza una embarazada al conocer su estado es "¿cuánto aumentar en el embarazo?" ya que más allá de las razones estéticas, engordar más kilos de los debidos puede ocasionar problemas de salud tanto a la madre como al feto.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>