• Buscar

Mi bebé tiene granitos en el cuerpo

Mi bebé tiene granitos en el cuerpo

¿A tu bebé le han salido granitos en alguna parte de su cuerpo y no sabes que puede ser? Es normal que estés preocupado ya que dependiendo de que cause esto tendrás que actuar de una manera u otra.  En este artículo te decimos algunas de las posibles causas por las que tu bebé tiene granitos en el cuerpo.

Publicidad

Índice

 

¿El bebé puede tener una erupción?

Las erupciones cutáneas presentan cambios en el color de la piel, en la sensación o en la textura. Hay diversos tipos de erupciones:

- con protuberancias

- plana

- de color rojo, de color piel o con cambios (ligeramente más claros o más oscuros) en el color base de la piel

Articulo relacionado: Mi bebé tiene alergia

- escamosa

La mayoría de las protuberancias y manchas que se producen en la piel de los recién nacidos no tienen que preocuparte, desaparecen por sí solas. Los trastornos cutáneos que acompañan a las erupciones no suelen ser graves a no ser que estén acompañados de otros síntomas.

 

¿Qué puede ser?

Acné del recién nacido: esto suele aparecer dos semanas después de que tu neonato nazca, aunque puede presentarse desde el nacimiento. Estos granitos tienen apariencia de espinillas o granitos rodeados de piel enrojecida. Pueden aparecer en las mejillas, en la frente, en la barbilla y en la espalda. El acné desaparecerá por sí solo pero este proceso puede llevar varios meses.

Acné miliar o miliaria: son unos granitos de color blanco que aparecen en la nariz, la barbilla o alrededor de los ojos. Parece que tienen volumen, pero al tocarlos te das cuenta de que no es así. Suele aparecer en las primeras semanas de vida del bebé y desaparecerá solo, sin tratamiento. Están causados por el acumulo de grasa o el sudor en la piel del bebé al obstruirse los poros, algo normal por la inmadurez de las glándulas sudoríparas, que en los primeros meses se obstruyen, reteniendo el sudor. Es más frecuente en verano por el calor. 

Dermatitis del pañal: esta es una de las afecciones comunes en los bebés menores de 1 año, es la piel irritada e inflamada en la zona del pañal. Puede que presente inflamación y que le cause molestias a tu bebé durante el cambio del pañal.

Eccema: exantema con comezón que se presenta en los pliegues de los codos, de las rodillas, de las mejillas, barbilla, cuero cabelludo y espalda. Puede poner la piel áspera, gruesa y escamosa o presentar granos rojos que pueden llegar a supurar. Se presenta más fácilmente en bebes con familias en las que existen antecedentes de alergia o asma. Suele aparecer durante el primer año de vida y puede desaparecer a los 2 años, pero puede llegar a continuar durante la edad adulta.

Eritema tóxico: son marcas rojas con pequeñas pústulas blancas o amarillas en medio. Se puede producir a los 5 días después del nacimiento. Esto puede aparecer en cualquier parte del cuerpo excepto en las palmas de las manos y en las plantas de los pies. Como norma general desaparece sin tratamiento médico a las dos semanas.

Impétigo: son granos de color rojo que se llenan de pus y producen comezón. Las zonas más comunes donde aparece son en la nariz y alrededor de la boca, pero puede llegar a extenderse con facilidad por otras partes del cuerpo. Los granos acaban convirtiéndose en ampollas de pus que pueden llegar a convertirse en costras de color amarillento o de color café.

Roséola: lo más común es que se de en niños de entre 6 meses y 3 años de edad y que empiece con una fiebre repentina que puede durar de tres a cinco días. Después aparece un sarpullido en el torso y cuello, puede que se extienda a las piernas, los brazos y la cara. Acompañando al sarpullido puede sufrir vómito y diarrea.

Rubéola: es un sarpullido de color rosado o rojizo que empieza en la cara y se puede llegar a expandir por todo el cuerpo. Desaparece relativamente rápido (de 2 o 3 días) y se suele presentar con fiebre ligera, ganglios inflamados (detrás de las orejas), nariz congestionada con goteo nasal y garganta irritada. Los niños suelen estar vacunados contra ella lo que la hace una enfermedad muy poco común.

Sarampión: antes del sarpullido en la piel el niño presenta fiebre, ojos rojos llorosos y tos. Aparece un sarpullido en la cara que se extiende por la espalda, el torso, los brazos y las manos. El último lugar donde aparecen los granitos es en las piernas y los pies. Suele durar 5 días, pero no es algo muy común ya que existe la vacuna.

Urticaria: son manchas y áreas de inflamación rosáceas que suelen ir a menudo acompañadas de picor. Puede salir en cualquier parte del cuerpo y a cualquier edad, Puede aparecer y desaparecer, el tiempo depende de la causa o de la persona (desde usa hojas a meses).

Urticaria papulosa: son pequeños parches en la piel que se inflaman y son producidos por la picadura de un insecto.

Varicela: los primeros síntomas de la enfermedad pueden incluir fiebre, náuseas, dolor de cabeza, dolor muscular y falta de apetito. La varicela suele empezar con unos pequeños granos rojos que al pasar unas cuantas horas se llenan de líquido. Los primeros granitos suelen aparecer en la cara, pero después se extienden por todo el cuerpo llegando a salir tantos que se unen unos con otros. Los más molestos pueden ser en la cabeza, en los genitales y en la boca.

Verrugas: puede que esté confundiendo unos granitos con verrugas. La mayoría de estas desparecen en unos meses o años y no son comunes (aunque se puedan dar) en niños menores de 2 años.

Estas sí presentan una superficie irregular y suelen surgir en la mano, pero pueden darse por todo el cuerpo. El tono de los granos suele ser el de la piel, pero existen verrugas más claras y oscuras.

Las verrugas que son lisas y más pequeñas, con los bordes más suaves, aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero se dan con mayor frecuencia en la cara. Las verrugas plantares se dan en los pies.

- Picazón del nadador: también llamada dermatitis por cercaria o esquistosomiásica puede aparecer después de nadar en lagos, mares... El sarpullido es causado por parásitos microscópicos que se encuentran en el agua más caliente, cerca de la orilla, donde tienden a quedarse los niños jugando. Los parásitos cavan en la piel y hacen que aparezcan pequeños puntitos rojizos y abultados sobre la piel. Los baños de bicarbonato pueden calmar el picor, pero si el prurito es intenso hará falta una crema recetada por el especialista en pediatría.

- Foliculitis: es un sarpullido que forma granitos y causa prurito que ocurre cuando las bacterias que viven en las piscinas se meten en los folículos pilosos de la piel, causando infección e inflamación que puede formar ampollitas llenas de pus. Si el sarpullido no desaparece solo hará falta consultar al especialista en medicina.

- Virus del molusco: el molusco contagioso es una dermatofitosis o infección viral que causa bultos perlados en la piel del pecho, la espalda, los brazos o las piernas del niño. El poxvirus que causa los bultos es más común en climas calientes y húmedos. Normalmente no hace falta tratamiento y los granitos desaparecen solos. 

 

¿Cómo actuar cuando mi bebé le han salido estos granitos?

Si sospechas que no pueden ser picaduras de mosquitos (o si sospechas que estas pueden estar infectadas) lo mejor es que acudas a su pediatra para que te aconseje. Seguramente no sea nada grave y que no necesite tratamiento, pero siempre es mejor asegurarse. Su médico será el que mejores pautas a seguir te ofrezca.

Como has visto, muchas se curan solas, solo hace falta cuidar la piel, mantener la higiene y la hidratación y evitar el rascado y la infección. En pocos casos hacen falta medicamentos. 


Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×