Tu bebé con 12 meses

Tu bebé con 12 meses
comparte

El bebé ya tiene un año de vida, va creciendo rápidamente y evoluciona a grandes pasos. Empieza a moverse con independencia y a explorar el mundo que le rodea. También su lenguaje ha evolucionado: ya es capaz de pronunciar palabras con sentido y comprender órdenes sencillas. Ayúdale en su desarrollo y estimúlale todo lo posible

El desarrollo de tu bebé con 7 meses

El desarrollo de tu bebé con 7 meses

A esta edad, lo más frecuente es que le empiecen a salir los dientes a tu bebé, influido también por el cambio en la alimentación y la introducción de semisólidos. Su movilidad cada vez es mayor y comienza a ponerse de pie, aunque sólo con ayuda. Dentro de poco empezará a gatear y a moverse con independencia por toda la casa

Desarrollo de tu hijo

Pesa tres veces más que al nacer y su estatura ha aumentado hasta llegar aproximadamente a los 73 o 76 cm. Al final de este mes, su peso promedio será de 10 kg. Como consecuencia de su maduración cerebral, el niño empieza a caminar, lo que supone un cambio extraordinario en su comportamiento.

Comienza a mostrar destrezas musculares, desde los músculos más fuertes a los más finos. Empieza a moverse para explorar el mundo que le rodea, por lo que sus padres deben proporcionarle un ambiente seguro para todo este desarrollo. Crece cada vez más rápido; camina, corre, trepa… a la vez que va perfilando su propia personalidad y disfrutando de su pequeña independencia. Necesita cierta libertad –dentro de los límites que imponga la seguridad del niño, marcados por el sentido común- para explorar.

Aunque a los 12 meses su vocabulario se limita a 10-12 palabras, es capaz de comprender órdenes sencillas. Habitualmente sus primeras palabras suelen ser: papá, mamá, tata, nene… e inventa incluso nuevas palabras para reconocer o referirse a objetos de su entorno, palabras que sólo pueden ser entendidas por sus padres o familiares más próximos. Se encuentra en el periodo llamado palabra-frase, para pasar a partir de los 18 meses al periodo frase-contracta.

A partir de esta edad es recomendable que el niño juegue con cubos para construir torres y que disponga de libros manejables para pasar las hojas, aunque las deforme o incluso las rompa. También se aconseja proporcionarle objetos y juguetes de colores intensos e incluso con sonidos agradables, siempre que esté vigilado para evitar que se los lleve a la boca y se pueda atragantar.

Interacción social

No le gusta estar ni jugar solo, demandará constantemente la presencia de sus padres o conocidos. Su sociabilidad crece bastante, aunque aún depende de sus papás para sentirse seguro. Experimenta la fase del juego paralelo, es decir, juega junto a otros niños, pero no con ellos. Tampoco comparte sus juguetes, porque aún cree que forman parte de sí mismo.

En esta etapa pueden empezar a surgir las rabietas, debido a que el bebé probará algo de independencia al moverse de un lado a otro. Eso le dará más confianza y por lo tanto reaccionará con enfado ante sus propias limitaciones o las impuestas por sus padres.

Alimentación

Debes estimularlo a comer bien, a mantener un hábito en las comidas y a no picotear entre horas. A muchos padres, especialmente los primerizos, les asusta no estar alimentando bien al niño, ya que tira prácticamente la mitad de la comida al suelo o se le queda alrededor de la cara… No hay que alarmarse, es algo habitual en todos los pequeños.

Ideas para jugar con él

-Preparadle cajas con juguetes y objetos seguros para que descubra lo que hay dentro.

-Gatead a su lado para que fortalezca sus músculos. Corretead con él para ver quién alcanza primero un juguete.

-Jugad con él a tirarle la pelota y pedidle que os la devuelva: le encantará.

-Dadle una taza a la vez que cogéis otra para vosotros: invitadle a que os imite y aprenda a beber en ella.

-Organizad juegos de toma y daca. Le entusiasman y favorecen su evolución integral: física, comunicativa…

-Ofrecedle objetos de diferentes tamaños, texturas y colores para estimular sus sentidos.

-Explicadle cuentos, con libros resistentes, mientras él pasa las páginas. Con esta costumbre, se relaja antes de dormir. 
                                                                                                       


Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

El desarrollo de tu bebé a través del juego; Guía Fisher-Price.

Redacción: Irene García

1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "me esncanto este blog".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×