¡Mi hijo no quiere caminar aún!

¡Mi hijo no quiere caminar aún!
comparte

Alrededor del año de edad, la mayoría de bebés comienza a andar sin ayuda de nadie. Pero no todos los niños evolucionan igual, y puede que tu hijo sea un tardón a la hora de dar sus primeros pasos. Si el pediatra te ha confirmado que todo va bien, no te preocupes, con ayuda de unos cuantos truquitos, pronto tu niño echará a andar

No te puedes perder ...

¡Mi hijo no quiere caminar aún!

¡Mi hijo no quiere caminar aún!

Alrededor del año de edad, la mayoría de bebés comienza a andar sin ayuda de nadie. Pero no todos los niños evolucionan igual, y puede que tu hijo sea un tardón a la hora de dar sus primeros pasos. Si el pediatra te ha confirmado que todo va bien, no te preocupes, con ayuda de unos cuantos truquitos, pronto tu niño echará a andar

¿Cuándo debe empezar a andar?

En torno a los 8-9 meses de edad, los bebés comienzan a gatear. Gradualmente, van mejorando esta técnica, hasta que empiezan a ponerse de pie agarrados a algo –los barrotes de la cuna, un mueble, etc. Con 11 meses, la mayoría es capaz de andar con tu ayuda, si le coges de la mano y le vas empujando; incluso puede andar solo si se agarra a un carrito o va en un andador. Y aproximadamente a los 13-14 meses, consiguen su mayor logro motriz hasta el momento: andar sin ayuda.

No obstante, estas pautas de desarrollo son orientativas, cada bebé es un mundo y tiene su propio ritmo. Hay niños que empiezan a andar con 10 meses pero que no pronuncian una sola palabra hasta los 2 años, y otros al revés, comienzan a hablar enseguida pero no dan sus primeros pasos hasta bien tarde. Por eso, mientras tu pediatra te asegure que tu hijo no tiene ningún problema, no debes preocuparte. Pero si quieres, puedes estimular su evolución con unos sencillos ejercicios.

¿Por qué no anda aún?

Por mucho que todo el mundo te diga que no debes preocuparte, si tu hijo tiene 18 meses y no da señales de empezar a andar, lo más probable es que comiences a morderte las uñas pensando que tu pequeño sufre algún retraso motor. No pararás de pensar cuál puede ser la causa de esta demora, incluso puedes llegar a creer que es culpa tuya por no haberle estimulado lo suficiente.

Lo cierto es que es imposible saber la causa exacta por la que un bebé tarda más o menos en dar sus primeros pasos; simplemente, cada uno tiene su ritmo de desarrollo. En ocasiones, una caída o un golpe fuerte en los primeros intentos pueden crearle inseguridad y miedo, motivando su retraso. Por eso es importante no hacer un drama de cada golpe que se dé el niño, siempre que no sea grave, claro. La sobreprotección no es aconsejable, hay que dejarle la máxima libertad de movimientos posible, que pruebe, que experimente, que se caiga las veces que sean necesarias... siempre estando atentos a su seguridad.

Lo principal es ser paciente y no forzarle, animándole y aplaudiendo cada pequeño progreso que logre.

Ejercicios para estimularle

- Ayúdale a dar pasos hacia delante. Al principio los niños aprenden a caminar a lo largo de un mueble, agarrándose a él. Una vez que lo ha logrado, puedes comenzar a llevarlo tomándolo de la mano. Sitúate detrás de él, sujeta sus manos, empújalas directamente hacia delante y el niño empezará a dar pasos. Poco a poco disminuye tu ayuda.

- Ponlo de pie sin apoyos. Coloca a tu lado una silla o una caja de unos 20 cm de altura y ofrécele un juguete inclinándote muy poco de manera que sólo pueda alcanzarlo poniéndose de pie. Una vez que ha gateado hacia la silla, aprenderá a apoyarse en él arrodillándose inicialmente y luego se pondrá de pie para coger el juguete.

- Enséñale a que abra cajones. Permite al niño jugar con un cajón pequeño y fácil de abrir que esté a su altura. Llénalo de juguetes que le gusten, deja que los saque y los vuelva a meter y cierra de nuevo el cajón. El niño intentará ponerse de pie para abrir el cajón y sacar sus muñecos.
 

Te puede interesar:
La tabla de pesos de bebés es una herramienta elaborada por la OMS para facilitar al máximo el control del desarrollo de un bebé dado en relación a otros bebés de su misma edad.


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fodor, Elizabeth; Morán, Montserrat (2009), Todo un mundo de sonrisas, Madrid, Ed. Pirámide.

Fecha de actualización: 16-09-2008

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>