×
  • Buscar
Publicidad

¿Qué son los galactogogos?

¿Qué son los galactogogos?

Los galactogogos son sustancias, naturales o farmacológicas, que ayudan a aumentar la producción de leche materna. No suelen ser necesarios salvo en circunstancias muy concretas y deben ser administradas bajo supervisión médica.

Publicidad

Indice

 

¿Qué son los galactogogos?

Los galactogogos son sustancias que ayudan a elevar la producción de leche materna, si bien el mejor y más eficaz método para aumentar la producción de leche es poner al niño al pecho más a menudo. La producción está regulada por la succión del pequeño, cuanto más mame él, más leche se producirá.

En ocasiones, a la madre puede parecerle que tiene menos leche o que no produce la suficiente leche que demanda el pequeño; esto ocurre en épocas en las que se produce un crecimiento en el niño o un aumento de su hambre. En estas crisis, lo único que hay que hacer es poner al niño al pecho más a menudo, así, en unos días la producción habrá aumentado y se volverá a acomodar a las necesidades del niño en ese momento.

No te puedes perder ...

La mayoría de los padres dejaría su trabajo por sus hijos

La mayoría de los padres dejaría su trabajo por sus hijos

Más de la mitad de los hombres (un 60%) y un 52% de las mujeres estarían dispuestos a dejar su trabajo para cuidar de sus hijos si su pareja tuviera un sueldo suficiente para mantener a la familia. Incluso estarían dispuestos a una reducción de salario con tal de tener más tiempo para estar con los hijos, aunque en este caso, son más las madres (70%) que los padres (55%) quienes lo harían.

Y tambien:

También puede ser que el agarre del niño no sea correcto y por eso no se produce la suficiente leche.

Antes de recurrir a un galactogo, hay que probar las técnicas naturales: comprobar si la postura y el agarre del niño son correctos, poner al pequeño al pecho más a menudo, permitir que el niño esté al pecho todo el tiempo que quiera y que vacíe un pecho antes de ofrecerle el otro, etc.

 

Motivos para la prescripción de galactogogos 

Existen ocasiones concretas en las que sí es necesario recurrir a los galactogogos:

- Lactancia adoptiva: cuando una mujer adopta un bebé puede darle el pecho, pero necesitará producir leche antes de que llegue el bebé por medio del uso de sacaleches y galactogogos para estimular al producción sin haber estado embarazada.

- Relactancia: si has dejado de dar el pecho durante un tiempo largo y quieres volver, puede que haga falta el uso de algún estimulante.

- Si la madre ha sufrido alguna enfermedad que ha afectado a su producción de leche.

En cualquier caso, el galactagogo siempre debe ser recetado por un médico e ir acompañado de una estimulación correcta del pecho (agarre correcto, vaciado frecuente, etc.). El galactagogo sin la estimulación pierde su efectividad.

 

Tipos de galactogogos

Existen básicamente dos tipos de galactogogos: naturales y farmacológicos.

Entre las plantas medicinales y sustancias naturales que pueden ayudar a mantener y aumentara la producción de leche encontramos la ruda de cabra, el cardo lechal o cardo de Santa Maria, el anís, la albahaca, etc.

También existen una serie de fármacos, más eficaces que las sustancias naturales, que contribuyen a aumentar la producción.

Pero nunca debes automedicarte, ni siquiera con productos naturales. Si tienes un problema de producción habla con tu médico o un experto en lactancia para evaluar si de verdad te hace falta tomar un galactogogo y,  si así fuera, cuál es el más recomendable en tu caso, la dosis y el tiempo de ingesta.

Recuerda que la cultura popular a veces puede poner en peligro la salud del bebé, consultar con un experto en lactancia antes de tomar algo es necesario.

 

¿Por qué tanta gente piensa que los necesita?

La lactancia materna es la forma de alimentación que la naturaleza tiene prevista para la especia humana.

A pesar de que muchas madres piensen que no tienen leche bastante, es raro encontrar a madres con hipogalactia. Lo que lleva a las mujeres a pensar que no tienen leche suficiente es ver que su bebé llora y que sus familiares no dejan de recordar que el bebé tiene hambre (y puede que no esté llorando por eso). Hay gente que directamente dice que no produces la leche suficiente para tu bebé, pero no debes hacerles caso.
 

Consejos para una lactancia eficaz sin galactogogos

En la mayoría de los casos, para aumentar la producción de la leche es suficiente tener una buena lactancia. En el caso de que sospeches que existe un problema de baja producción de leche materna y que necesitas galactogogos, antes de usarlos es imprescindible que se consulte con un experto en lactancia materna que pueda valorar la situación.

- Infórmate con los expertos: lo primero que se debe hacer para tener una lactancia eficaz es tener mucha información veraz y actualizada de la lactancia materna. Además, las madres deben contar con apoyo y ayuda de los sanitarios, de la familia y, si pudiese ser, de un grupo de apoyo a la lactancia.

- Pasa el mayor tiempo posible piel con piel con tu hijo. Esto estimula tanto al bebé como a ti.

- No le des chupetes o biberones hasta que esté totalmente establecida la lactancia. No es igual la succión de un chupete o biberón que la del pecho.

- No le ofrezcas nada que no sea leche durante sus primeros seis meses de vida.

- Duerme con el bebé, las tomas nocturnas son importantes y ayudan a la producción de leche.

- Se debe conocer cómo se debe colocar al bebé en el pecho. A pesar de que la lactancia sea un hecho instintivo en el bebé, no lo es para la madre y muchas veces se tiene la tendencia a colocar al bebé en “posición de biberón” (tumbado boca arriba girando la cabeza para mamar).

- Coloca tu espalda recta en una posición que te resulte cómoda. El bebé debe estar ombligo con ombligo para mantener su cuello recto, debe abrir bien la boca y no coger sólo el pezón, también debe coger parte de la aréola.

- Saber que la lactancia debe ser a demanda. La demanda del bebé va a ser lo que va a regular la producción de leche. No te debes preocupar de que tu bebé mame muchas veces al día, este es su trabajo.

- Tienes que creer en ti y en tu capacidad para producir leche. Además, saber que los bebés lloran por muchas cosas, no siempre lo hacen debido al hambre.

- En el caso de tener un problema de baja producción de leche debes ponerte en contacto con tu matrona o con tu grupo de apoyo a la lactancia para que te ayuden a descubrir qué está pasando.

- No escuches las opiniones negativas de la gente sobre tu lactancia.


Te puede interesar:

La dosis de biberón para bebés deben ser definidas por los propios bebés tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 22-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.