×
  • Buscar
Publicidad

La alimentación del bebé con biberón también debe ser a demanda

La alimentación del bebé con biberón también debe ser a demanda

Hasta hace unos años, se aconsejaba a los padres dar el pecho o el biberón al niño cada 3 o 4 horas según su edad. Es decir, seguir un horario estricto, independientemente de que el pequeño tuviera hambre o no. Sin embargo, desde hace unos años lo que se indica es que la lactancia materna debe ser a demanda, es decir, cuando el bebé quiere y lo pida, hayan pasado más o menos de 3 horas. Pero ¿qué pasa con la lactancia con biberón? ¿También debe ser a demanda?

Publicidad

Índice

 

Ofrecer el biberón a demanda

La lactancia materna es, sin duda, el mejor alimento para un bebé en sus primeros 6 meses de vida, por eso todas las asociaciones, incluida la Organización Mundial de la Salud, aconsejan dar el pecho de manera exclusiva al menos hasta esta edad y continuar con ella todo el tiempo posible.

Y es que la leche materna ofrece más anticuerpos y hormonas de crecimiento al bebé. Además, se adapta a las necesidades de este en cada momento de su vida y ofrece otros muchos beneficios como un aumento del vínculo con la madre, menor riesgo de obesidad, más inteligencia, menos probabilidades de sufrir el síndrome de muerte súbita, etc. Sin embargo, algunos de estos beneficios no vienen solo de los excelentes componentes de la leche materna, sino también de la forma en que se produce esta normalmente: a demanda, con un contacto muy íntimo entre la madre y el bebé, etc. Por lo tanto, el biberón para el recién nacido podría ofrecer algunos de estos beneficios si se ofreciera de la misma forma.

Por eso, desde hace un tiempo se recomienda también ofrecer la lactancia con biberón a demanda. No se deben seguir unos horarios estrictos ni apuntar la hora a la que ha comido el bebé y darle de comer exactamente 3 horas después (o el tiempo que haya dicho el pediatra), sino que, al igual que al dar el pecho, hay que estar atentos a las señales que indican que el bebé tiene hambre para ofrecerle el biberón, haya pasado el tiempo que haya pasado.

Algunas de estas señales son llanto que va en aumento, irritabilidad, se lleva las manos a la boca, etc. Si notas que tu pequeño tiene hambre, ofrécele el biberón y olvídate de los horarios.

De igual modo, no se debe ofrecer al niño una cantidad exacta de leche según su edad y peso, sino que hay que estar pendientes de las necesidades del pequeño en cada toma. Al igual que que al mamar a veces come más y otras menos, debes permitir que haga lo propio cuando tome biberón. A veces tendrá más hambre y otras menos, no le fuerces nunca a acabarse el biberón si lo rechaza y no quiere más. Puedes guiarte por las cantidades indicadas por el pediatra o por diversos libros o calculadoras que ofrecen una guía, pero deja que sea tu bebé el que decida cuánto comer. Y recuerda que la leche ya preparada no se debe conservar, tírala si no quiere más.

Y es que son muchos los estudios que afirman que el hecho de obligar al bebé a acabarse el biberón cuando ya no quiere más, en lugar de dejar que se regule él mismo y decida si quiere más o no, es uno de los motivos por los que los niños que se han alimentado solo con biberón desde el nacimiento suelen presentar más a menudo sobrepeso u obesidad. Por lo tanto, no le obligues nunca a comer ni te rijas por unos horarios estrictos, dale de comer a demanda, aunque coma en biberón.

Además, es recomendable que elijas biberones rectos en lugar de los curvos o con ángulo para que la leche tarde más en caer y que la tetina sea de flujo lento para que sea el bebé el que regule la succión y la cantidad de leche que ingiere.

Otros beneficios de dar el biberón como pecho


Además de evitar el sobrepeso si le das el biberón a demanda, puedes incorporar otros elementos de la lactancia materna a su alimentación con biberón para obtener otros beneficios para tu pequeño, como reforzar el vínculo con él o favorecer los momentos de tranquilidad y confianza entre ambos.

Para ello, se recomienda colocar al bebé entre los brazos de la misma manera que se hace al dar el pecho. Ponte cómoda, abrázalo y mantente cerca de él, mirándole a los ojos mientras come y sonriéndole. De esta manera, podrá oler tu aroma, sentir tu calor y escuchar tu corazón. Eso hará que aumente el contacto y el vínculo entre ambos, creando un momento de conexión especial que hará que tanto el niño como tú estés más tranquilos y felices.

También puedes cambiar de lado en cada toma o incluso en la misma para que cambie su perspectiva y su punto de vista sobre el mundo.

Lo bueno del biberón en este caso, además, es que puede darlo tanto el padre como la madre, lo que favorece el vínculo del bebé con sus progenitores. Eso sí, procura que no sean muchas las personas que le den el biberón al principio, lo ideal es solo 2 o 3.

¿Cuál es el mejor modo de introducir el uso del biberón?

Si la lactancia funciona bien y crees que es el momento adecuado para dar a tu bebé un biberón con leche extraída sigue los siguientes pasos:

- Tómate tu tiempo: empieza ofreciendo una pequeña cantidad, de un modo relajado y sin prisas y ve subiendo esa cantidad gradualmente.

- Elige el momento: lo ideal sería que el bebé esté en alerta, pero no demasiado hambriento para que esté lo más relajado posible.

- Delega las obligaciones de alimentación: puede que al principio el bebé esté acostumbrado a tu pecho, quizá sea más fácil si los primeros días otra persona le da su primer biberón sin que tú estés en la misma habitación.

- Cuida la temperatura: es más probable que el bebé tome la leche extraída si está a una temperatura similar a la temperatura corporal (37º).

- Moja un poco la tetina del biberón con leche extraída para estimularlo.

- Ten paciencia, al final lo conseguirás.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 


Te puede interesar:

La cantidad de biberón para un recién nacido debe ser a demanda. Es decir que, al igual que se hace con la lactancia natural, nunca hay que forzar que beba más de lo que desee en cada momento.

Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Lactancia materna a demanda https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/lactancia-materna-demanda 

Fecha de actualización: 13-02-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.