¿Son útiles los calientabiberones?

¿Son útiles los calientabiberones?
comparte

El mejor método para calentar la leche es al baño María, ya que así esta se templará y no se calentará demasiado. Sin embargo, se ha de tener cuidado para que ni hierva ni pierda calidad. También se puede (si no está demasiado fría) ponerla debajo de un chorro de agua caliente unos segundos. Recordemos, además, que nunca ha de estar demasiado caliente sino más bien a una temperatura ambiente. ¿Y los calientabiberones? ¿Son recomendables?

Los calientabiberones son dispositivos que sirven en primer lugar para que la temperatura del biberón sea óptima, aunque también para el momento en que hay que preparar un biberón y, a pesar de que estos no son imprescindibles, sí que se trata de unos dispositivos bastante prácticos en caso de que, por ejemplo, lo que hagas sea almacenar la leche en el frigorífico o en el congelador porque gracias al uso del calientabiberones conseguirás que esta se caliente más rápidamente. Una ventaja de los calientabiberones es, por ejemplo, esta, la de calentar más rápido la leche si lo comparamos con la técnica de “al baño María”, que es mucho más lenta. Además, cabe destacar que los calientabiberones son mucho más saludables que los microondas.


Ventajas de los calientabiberones


La lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, tal y como asegura la Asociación Española de Pediatría (AEP), es el mejor alimento para garantizar y asegurar el desarrollo y el crecimiento de los bebés. Sin embargo, cuando una mamá ha de retomar su jornada laboral tiene que extraerse la leche y conservarla. ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo? A pesar de que lo más recomendable sea, como ya veíamos, calentarla al baño María, habrá que tener en cuenta que este es un proceso muy lento por lo que es absolutamente normal que muchas mamás comiencen a utilizar los calientabiberones, y no pasa nada. De hecho, estos dispositivos poseen muchas ventajas.

No te puedes perder ...

¿Son útiles los calientabiberones?

¿Son útiles los calientabiberones?

El mejor método para calentar la leche es al baño María, ya que así esta se templará y no se calentará demasiado. Sin embargo, se ha de tener cuidado para que ni hierva ni pierda calidad. También se puede (si no está demasiado fría) ponerla debajo de un chorro de agua caliente unos segundos. Recordemos, además, que nunca ha de estar demasiado caliente sino más bien a una temperatura ambiente. ¿Y los calientabiberones? ¿Son recomendables?


Probablemente uno de los mayores quebraderos de cabeza venga a la hora de tener que alimentar a vuestro bebé, que será, además, con bastante frecuencia. Los bebés necesitan alimentación de manera constante y también bajo unas condiciones algo estrictas para que la toma sea adecuada y le siente bien. Lo ideal es que la temperatura de la leche esté entre los 36 y los 37 grados centígrados para que pueda asemejarse así a la temperatura de vuestro cuerpo. Recordemos que si está demasiado fría el bebé no la querrá tomar, y si está demasiado caliente probablemente pueda quemarse. Entonces ¿qué gran ventaja aporta el calientabiberones?


Este dispositivo permite calentar la leche a la temperatura perfecta y mantenerla a esa temperatura en todo momento para que la leche siempre esté a una temperatura óptima. Y, además, si lo comparamos con el microondas la ventaja llega a ser incluso superior porque este aparato lo que hace en muchas ocasiones es calentar en exceso, pero solamente algunas partes del biberón y casi nunca de forma completa. Al tocarlo, incluso, podría parecer que se encuentra a una temperatura correcta, pero al echar unas gotitas de leche sobre la mano directamente del biberón podría estar ardiendo. Y, por último, una gran ventaja del calientabiberones es que este ofrece también la posibilidad de disponer de leche caliente en cualquier momento, y sin tener que depender de un microondas ni de ningún otro aparato. Bastará simplemente con disponer de un enchufe para conseguir que la temperatura de la leche sea la más adecuada para el bebé.


Tipos de calientabiberones


- Calientabiberones eléctrico: son el tipo de calientabiberón más simple ya que solamente poseen una rueda para seleccionar la temperatura o la función.


- Calientabiberones digital: en este tipo de calientabiberón, además de su pantalla digital, cuenta con varios programas para calentar y descongelar, dependiendo tanto del tamaño de recipiente elegido como de la temperatura.


- Calientabiberones de viaje: este último tipo que existe de calientabiberones es, quizás, el más compacto de todos por el simple hecho de poder llevarlos en el bolso. Además, el calientabiberón de viaje suele incluir un adaptador para poder utilizarlo en el coche.


Algunas funciones adicionales de los calientabiberones…


- descongelan. Cuando la leche está congelada, el calientabiberón que tenga dicha función, la de descongelar, permitirá que nuestra leche se descongele para poder ofrecérsela al bebé.


- calientan comida sólida. No solamente el calientabiberón, aunque así lo indique su nombre, es útil para calentar los biberones que se van a ofrecer al bebé, sino que también son capaces de calentar otro tipo de alimentos como los purés o los potitos.


- exprimen. Algunos calientabiberones incluyen también un accesorio exprimidor para sacar el jugo a los cítricos.


- esterilizan. Otros muchos modelos de calientabiberones son capaces de alcanzar una temperatura de ebullición para actuar como esterilizador y matar todos los microorganismos patógenos de los productos que estén o puedan estar en contacto con el bebé.


¿Por qué es tan importante la temperatura de la leche?


Lo normal al extraerse la leche, es conservarla o en la nevera (si se va a consumir pronto), o en el congelador (si se guarda durante más tiempo). Sin embargo, antes de ofrecérsela al bebé debemos calentarla antes. De hecho, la leche demasiado fría para los bebés no es lo más recomendable. Además, para que la leche conserve todas sus vitaminas y nutrientes debe calentarse a una temperatura controlada y nunca demasiado tiempo en el microondas porque demasiado calor reduce enormemente los nutrientes y los anticuerpos encargados de la protección del sistema inmune del bebé.


Finalmente, recuerda echarte siempre tú antes de ofrecerle la leche al bebé algunas gotas en la parte interna de la muñeca para comprobar que la temperatura es adecuada para tu bebé.

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de medidas de leches para lactantes que arroja como resultado una recomendación de cuánta leche debería tomar un bebé según su edad. Se trata sólo de una recomendación ya que los últimos estudios científicos sugieren que los bebés se alimenten a demanda.


Fuentes:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 20-05-2019

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>