×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo elegir un buen calienta biberones?

¿Cómo elegir un buen calienta biberones?

Durante la época de lactancia de tu bebé, tendrás que calentar muchos biberones. Aunque puedes calentarlos al baño María o en el microondas, una manera más cómoda y eficaz de hacerlo es con un calienta biberones.

Publicidad

Indice

 

Características a tener en cuenta en un calienta biberones

Antes de comprar un calienta biberones para tu bebé, tendrás que tener en cuenta las siguientes características:

No te puedes perder ...

Deportes de invierno. Diversión en la nieve para los niños

Deportes de invierno. Diversión en la nieve para los niños

La estación más fría del año ha llegado y aunque las gélidas temperaturas no inviten a disfrutar del aire libre, siempre podemos aliarnos con la climatología y beneficiarnos del invierno con los niños. Las primeras nevadas, como cada año, anuncian el comienzo de la temporada de esquí y las estaciones se preparan para recibir a los miles de aficionados que esperan impacientes que el termómetro baje de cero para poder desempolvar sus tablas o esquís.

Y tambien:

- El tiempo que tarda en calentar: es fundamental ya que si buscas rapidez, deberás elegir un calienta biberones que tarde poco en calentar. Hay algunos exprés que tardan unos segundos.

- Si es universal o no. Algunos calienta biberones de algunas marcas solo admiten biberones de esa marca, lo que limita su uso. Busca un calienta biberón universal que te permita calentar cualquier tipo de biberón y de cualquier tamaño.

- La cantidad de biberones que puede calentar a la vez. Especialmente útil si tienes gemelos, trillizos o niños de edades muy cercanas. Así, de una sola vez, podrás calentar varios bibes.

- Si se puede conectar en el coche. Si viajas mucho o vais mucho de excursión, es recomendable que el calienta biberones se pueda enchufar en el coche y así calentarlo en cualquier sitio.

 - El precio. Hay calienta biberones muy baratos y otros más caros porque incorporan más funcionalidades o tienen más capacidad. Tendrás que buscar aquel que más se ajuste a tu presupuesto.

- Si tiene pitido avisador o se desconecta al acabar. Ambas características son muy útiles ya que te permiten saber cuándo está el biberón listo sin necesidad de estar esperando delante de él. Además, si se desconecta solo al acabar evitas posibles accidentes con el calor que desprende.

- Si también esteriliza. Algunos incorporan esta funcionalidad y, además de calentar, esterilizan los biberones. Muy práctico y cómodo ya que te evita tener dos aparatos diferentes.

La estética, al ser algo que vas a usar con mucha frecuencia, seguramente al final lo dejes en la cocina a la vista. Elige un calienta biberones que te guste y no te moleste ver encima de la encimera.

- Y, por supuesto, asegúrate de que tiene la marca CE y cumple con todos los requisitos de seguridad.
 

¿Cuándo comprar un calienta biberón?

Si acabas de tener el bebé y piensas darle el pecho, puedes esperar para comprar el calienta biberones ya que igual nunca lo necesites. Puede que la lactancia sea una experiencia tan buena para ti que no quieras dejarla. Continuar más tiempo con la lactancia materna del que tenías pensado siempre es bueno para el bebé, además puede que tu hijo nunca se adapte a la tetina y pase directamente del pecho al vaso.

El calienta biberones no es un aparato imprescindible, pero sí que puede hacer tu vida más fácil. Los biberones pueden calentarse perfectamente al baño María, como se hacía antes de que existiesen los calienta biberones. Ten en cuenta que la técnica de calentar los biberones al baño María tarda más y, cuando el bebé está llorando debido al hambre, puede resultarte complicado llevarlo a cabo.

El calienta biberones es más rápido que calentar los biberones al baño María, dejan la leche a la temperatura adecuada e impiden que esta hierva (algo muy importante ya que la leche materna al hervir pierde sus propiedades). Si estás decidido a alimentar a tu bebé con biberón (ya sea por trabajo, porque no quieres darle el pecho, porque no puedas, etc.) el calienta biberones es una muy buena inversión.
 

¿Qué tipos de calienta biberones existen?

Existe todo tipo de calienta biberones, los más habituales son para tenerlos en la cocina y funcionan con electricidad, en cambio hay otros que funcionan sin necesidad de esta.

Existen calienta biberones para el coche (muy útiles para las tomas en los viajes), calienta biberones exprés (inspirados en las cafeteras exprés que preparan el agua caliente en 30 segundos), también hay calienta biberones gemelares (para cuando hay más de un bebé en casa), calienta biberones programables (útiles para las tomas nocturnas en los primeros meses de vida), etc.
 

¿A qué temperatura debe estar la leche del biberón?

La leche materna sale del cuerpo aproximadamente a unos 32 grados. Por eso es por lo que la temperatura del biberón no debe exceder los 35 o 36 grados. Si la leche del biberón está más caliente, es probable que el bebé rechace tomarse la leche.

Ten en cuenta que la temperatura del biberón es muy personal. A cada bebé le gusta de una manera, mientras que a algunos bebés les gusta tomarlo a temperatura ambiente o apenas tibio, a otros les gusta más caliente.

Hay algunos bebés que hasta prefieren que la tetina esté caliente (esto se puede conseguir poniendo la tetina debajo de agua tibia durante unos segundos).
 

¿Qué pasa si la temperatura de la leche es la correcta y mi bebé no quiere tomarla?

Principalmente puede deberse a una serie de razones:

- Tu bebé no tiene hambre (algo obvio)

- Tu bebé no se encuentra bien (revisa si tiene algún síntoma de enfermedad)

- A tu bebé ya no le gusta la tetina de su biberón (las tetinas deben ir cambiándose y adecuándose a la edad del niño). En este caso hay que plantearse la compra de un biberón nuevo.
 

¿Cómo preparar un biberón a la temperatura ideal de la leche de un recién nacido?

Lo primero que se debe hacer es elegir la mejor leche de inicio para el niño, puedes dejarte aconsejar por el pediatra, te dirá sus necesidades. Los siguientes pasos a seguir para preparar el biberón son:

- Añade la cantidad de agua que el pediatra te indique al biberón. Los bebés toman más o menos leche dependiendo de su edad y desarrollo. El agua debe ser mineral o hervida previamente.

- Pon un cazo raso de leche de inicio en polvo por cada 30 mililitros de agua.

- Cierra bien el biberón y agita fuerte para que el agua y la fórmula se mezcle.

- Para calentarlo puedes ponerlo al baño María (comprobando en la piel de tu muñeca si la temperatura es la correcta) o en el calienta biberones.

- Si crees que no está a una temperatura adecuada, puedes ajustarla poniendo el biberón bajo un chorro de agua tibia.

- Guarda la leche y los biberones en un lugar adecuado (sigue las indicaciones del fabricante).


Te puede interesar:

La cantidad de leche de biberón para un recién nacido no debe ser preestablecida sino que hay que dejar que el bebé consuma lo que desee. Se trata de emular a la lactancia materna, donde el bebé se alimenta a demanda.

Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 11-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.