10 Consejos prácticos para mantener la lactancia en vacaciones

10 Consejos prácticos para mantener la lactancia en vacaciones
comparte

Los viajes o las costumbres en otros países pueden suponer una dificultad para dar el pecho durante el verano. Pero no hay motivo para abandonar la lactancia materna, solo hace falta un poco de información e ir bien preparados para que no suponga ningún problema el dar el pecho.

La lactancia materna es el mejor alimento para los bebés y no debe abandonarse a no ser que la mamá quiera por algún motivo. Pero las presiones externas, sean del tipo que sean, no deben suponer un condicionante.


En verano se pueden plantear problemas como si se puede o no dar el pecho en un avión o qué políticas hay respecto a dar el pecho en público en otros países. Motse Robles, asesora de lactancia de Medela, nos ayuda a solventar estas dudas con estos 10 consejos:


1. Planificar las tomas durante el viaje en coche. Antes de iniciar el viaje, localiza en el mapa las áreas de descanso o lugares en los que poder parar y dar el pecho cuando más o menos calcules que el bebé lo vaya a necesitar. Si, a pesar de tenerlo planificado, el bebé tiene hambre antes es importante que os adaptéis a sus necesidades y paréis en cuanto haga falta.


2. Consultar la normativa vigente sobre lactancia en las aerolíneas. Es recomendable informarse sobre la política de la compañía aérea respecto a la lactancia materna durante el vuelo ya que, aunque en la mayoría de ellas hay un consenso sobre que las madres puedan dar el pecho sin problemas y sin tener que taparse, puede que alguna tenga algún tipo de restricción. Además, si llevas leche materna contigo para dar en biberón debes informarlo en los controles de seguridad.

No te puedes perder ...

Problemas auditivos en la infancia

Problemas auditivos en la infancia

Tanto la audición como su consecuencia directa, el lenguaje, representan uno de los medios más importantes de comunicación social y personal. Por este motivo, un diagnóstico precoz frente las deficiencias auditivas, especialmente si han surgido antes de que el niño comience a hablar, resulta fundamental para poder proporcionarle el tratamiento adecuado que le facilite su posterior participación e integración social.


3. Conocer las costumbres de otros países. No todos los países protegen de la misma manera los derechos de las madres lactantes. Si vas a viajar al extranjero, sobre todo a países en los que las mujeres tienen menos derechos, infórmate sobre las normas a seguir respecto a la lactancia materna en público.


4. Extraer leche y conservarla para prevenir imprevistos. Los sacaleches te permiten extraerte la leche para disponer de ella cuando sea necesario. Después, una nevera o bolsa térmica mantienen la leche en perfectas condiciones para poderla usar cuando se requiera.


5. Preparar un “kit de supervivencia para la lactancia”. Es fundamental, para poder dar el pecho, estar tranquila. Lleva contigo un kit de lactancia con agua embotellada, crema para los pezones y compresas de gel para los pechos para poder usarlo en cualquier momento.


6. Preparar un “kit de supervivencia” para el bebé. Del mismo modo, debes llevar siempre contigo una mochila pequeña o bolso de viaje con lo indispensable para el bebé por si surgen imprevistos (retrasos, atascos…): pañales, toallitas, ropa de cambio, su chupete y algún juguete.


7. Llevar ropa cómoda para dar el pecho. Como nunca sabes dónde vas a tener que ponerte  a dar el pecho, es buena idea que lleves ropa cómoda con la que sea fácil poner al bebé a mamar, como sujetadores o camisetas de lactancia.


8. Minimizar el estrés. Demasiadas actividades pueden ser estresantes, sobre todo si el bebé tiene menos de dos meses y aún estáis adaptándoos a su llegada. Cenas, viajes, excursiones, encuentros… pueden resultar estresantes para la madre y para el bebé, que es muy sensible a los cambios. Eso no significa que no podáis hacer cosas, pero priorizar y tener siempre en cuenta a la mamá y al bebé a la hora de planificar vuestras actividades.


9. Ser generosa con tu aspecto. No te preocupes por cómo se ve tu figura en bañador. Después del embarazo y de haber dado a luz, a no ser que seas una modelo dedicada al culto a tu cuerpo, es imposible que tengas un aspecto envidiable. Eso no es lo importante, no debes preocuparte en exceso.


10. Disfrutar de las vacaciones con una alimentación equilibrada. Es importante seguir una dieta sana y variada, con alimentos frescos y de temporada, y beber mucha agua. Y si sales con amigos y te apetece beberte una copa, hazte un banco de leche antes de beber o espera a eliminar el alcohol de la leche materna por completo después de haber bebido. Transcurridas cuatro horas, por lo general, la madre puede dar el pecho o extraerse la leche. Aun así, mejor evitar el alcohol por completo.


Fuente: Montse Robles, asesora de lactancia de Medela.


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan por la "¿cantidad de biberón para un bebé de 3 meses?". Los últimos estudios científicos recomiendan que sea el propio bebé el que regule su alimentación según sus necesidades, de manera que se le deberá dar leche a demanda.


Fecha de actualización: 02-08-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>