×
Publicidad

Relación entre ovulación y lactancia

Relación entre ovulación y lactancia

Durante la lactancia materna, especialmente en los primeros meses, la prolactina, la hormona encargada de la producción de leche, inhibe la ovulación al disminuir la producción de las dos hormonas básicas para que un óvulo madure: la hormona folículo estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH) y, como consecuencia, la regla no aparece tras el parto mientras se esté dando el pecho de manera exclusiva.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Índice

¿Cuándo vuelve la regla tras el parto?

Después de 9 meses de embarazo sin tener la menstruación, muchas mujeres esperan que esta vuelva en cuanto pase la cuarentena y el cuerpo recupere sus niveles hormonales anteriores a la gestación. Sin embargo, lo que muchas no saben es que, si están dando el pecho, es posible que la regla tarde varios meses, o incluso hasta un año, en volver ya que la lactancia materna se produce gracias a la prolactina, una secretada la parte anterior de la hipófisis, la adenohipófisis, que estimula la producción de leche en las glándulas mamarias y la síntesis de progesterona en el cuerpo lúteo. Además, la prolactina disminuye la producción de otras dos hormonas: la hormona folículo estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH), ambas encargadas de la maduración y liberación de un nuevo óvulo en cada ciclo menstrual, es decir, encargadas de la ovulación.

Por lo tanto, mientras estas dos hormonas se encuentren en niveles bajos la ovulación no se producirá y la regla no volverá. Sin embargo, el momento en que estos sucede varía de unas mujeres a otras. Algunas, a pesar de dar el pecho a demanda y de manera exclusiva, vuelven a tener periodos en dos meses tras el parto, mientras que otras siguen sin la regla hasta 12 meses. Esto se debe a que no todos los organismos regulan las hormonas de igual forma y unos tardan más que otros en volver a producir estas hormonas.

No obstante, aunque depende de cada mujer y no siempre se siguen las mismas normas, sí es cierto que cuanto más se dé el pecho, menos posibilidades habrá de que la ovulación vuelva ya que el organismo secretará más prolactina, disminuyendo el nivel de estrógenos y progesterona, responsables del ciclo menstrual. Por eso, en la mayoría de los casos la regla reaparece cuando el bebé cumple 6 meses y comienza a comer otros alimentos diferentes de la leche materna, o antes si el bebé espacia mucho las tomas y comienza, por ejemplo, a dormir 7 u 8 horas seguidas sin lactar.

Sin embargo, es imposible saber en qué momento volverá la regla ya que no todos los cuerpos funcionan igual, por lo que no se recomienda usar el MELA (Método de la Lactancia y la Amenorrea) como método anticonceptivo ya que puede fallar y que la regla vuelva antes de lo esperado y ovulemos sin saberlo, lo que podrá acabar en un embarazo no deseado. Y, por supuesto, cuanto menos mame el bebé menos efectivo será el método. Si estás dando el pecho y no quieres quedarte embarazada es mejor que uses otros métodos como preservativos de barrera o la minipíldora, compatible con la lactancia materna.

Y una vez que la ovulación se reanude, sea esto cuando sea, y vuelvan los periodos, debes saber que puedes continuar sin problemas con la lactancia materna. La regla no cambia la producción ni la calidad de la leche, ni altera su sabor. Puedes perfectamente seguir dando el pecho a tu pequeño en los días que tengas la regla.

Por último, recuerda que es normal que las primeras reglas sean irregulares y distintas a las reglas anteriores al embarazo. Así, es posible que, aunque antes fueras súper regular, ahora la regla te venga cuando le dé la gana, que sangres más o menos o que tus periodos sean más largos o dolorosos. Esto es debido a que la regulación hormonal lleva un tiempo, por lo que no te preocupes. Solo si notas un dolor muy intenso que no se pasa, sangrados fuera del periodo o sangrados demasiado abundantes debes acudir al médico para que revise que no existe ningún problema.

¿Cómo conseguir la lactancia como método anticonceptivo?

La lactancia no es solo una manera saludable de alimentar a tu bebé. La lactancia puede ser también un método anticonceptivo, pero solo si se realiza de determinada manera.

Deben cumplirse tres condiciones para asegurar la eficacia del mismo:

- Tu bebé debe tener como máximo 6 meses de edad. Después de que tu bebé tenga 6 meses, tienes muchas más probabilidades de quedarte embarazada, por lo que si no deseas un nuevo embarazo, es mejor que te plantees otros métodos anticonceptivos.

- Debes amamantar exclusivamente a tu bebé: esto significa que el bebé recibe solamente leche materna. Además, el amamantamiento debe tener lugar tanto de día como de noche y no se deben pasar largos intervalos de tiempo entre las sesiones de alimentación. Es mejor no exceder las 4 horas entre sesiones durante el día y no más de 6 horas en la noche.

- No debes haber tenido el periodo, en cuanto hayas tenido de nuevo la regla debes usar algún método anticonceptivos.

Si cumples estos requisitos se ha demostrado que la eficacia ronda un 98%, aunque muchos médicos recomiendan que se use también otro método anticonceptivo.

¿Qué métodos anticonceptivos son fiables mientras amamanto a mi bebé?

En cualquier momento al amamantar, debes usar un método anticonceptivo fiable si no te quieres quedar embarazada. Muchos métodos son seguros para usar durante la lactancia, aunque algunos son más confiables que otros. Entre las opciones se incluyen:

- Pastillas anticonceptivas de progestina solamente. Los métodos anticonceptivos de estrógeno-progestina no se recomiendan al comienzo de la lactancia ya que pueden reducir la provisión de leche.

- Inyección, la cual no afecta a la producción de leche.

- Implante hormonal: este brinda una protección extremadamente eficaz contra el embarazo durante 3 años.

- Métodos de barrera, como condones o diafragmas. Para aumentar su eficacia úsalos con espermicida o espuma.

- Dispositivo intrauterino (DIU): debe ser colocado dentro del útero por un profesional de la salud.

El método del calendario de fertilidad no se recomienda como método anticonceptivo durante la lactancia. Este método es el menos confiable y el más difícil de manejar, especialmente con la ovulación esporádica que puede producirse mientras estás amamantando.


Te puede interesar:

El calendario de embarazo y parto aporta información de utilidad a la mujer gestante tales como los meses del embarazo o la fecha prevista del nacimiento de su bebé.

Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Cigna, https://www.cigna.com/individuals-families/health-wellness/hw-en-espanol/temas-de-salud/amamantar-como-metodo-anticonceptivo-hw131799

 

Fecha de actualización: 12-02-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.