Anticoncepción en la lactancia

Anticoncepción en la lactancia
comparte

Ya nació tu bebé, y seguramente tu preocupación principal será su salud y que su crecimiento se lleve a cabo de la mejor manera. Pero éste es justo el momento en el que debes detenerte a pensar, junto con tu pareja, el tema de la planificación familiar y aprovechar el periodo de lactancia para decidir si concebir otro hijo pronto o esperar.

La lactancia efectivamente es un periodo de gracia que protege a la mujer de un embarazo inmediato, al menos durante 40 días si da pecho a su bebé, pero definitivamente no es 100% efectiva. Por lo anterior, es recomendable que retomes de nuevo tus cuidados anticonceptivos, sobre todo si quieres darle a tu recién nacido mayor atención y tiempo de calidad.

 

La lactancia como anticonceptivo

 

El doctor Radames Rivas López, ginecólogo y obstetra miembro del Colegio Mexicano de Ginecoobstetricia y de la Asociación Mexicana de Medicina de la Reproducción, explica: “El cerebro, por medio de la hipófisis, se encarga de producir una hormona que se denomina prolactina, que es la encargada de la producción de la leche materna. Si el bebé se alimenta cada tres horas, la prolactina se mantiene alta y tiene un efecto anovulatorio (que evita la ovulación)”.

 

El potencial anticonceptivo de la lactancia disminuye sobre todo “cuando se suspende la lactancia exclusiva, que es cuando el bebé sólo consume leche materna, y se incluye leche de fórmula, con lo que se van espaciando las tomas de leche materna y la producción de prolactina pierde su constancia”, explica Rivas. Al bajar la prolactina, las posibilidades de ovulación aumentan para reactivar el periodo de fertilidad.

No te puedes perder ...

 

El momento de decidir

 

Para elegir el método adecuado para ti y tu pareja es necesario que evalúes tu situación actual, de manera que acudas al ginecólogo y pidas una orientación con respecto a las opciones disponibles que no afecten el proceso de lactancia.

 

Si por algún motivo la madre no pudo amamantar al bebé, por las razones que fueran, es necesario implementar un método anticonceptivo de inmediato.

 

De acuerdo con el doctor Rivas, es básico “evaluar que no haya una enfermedad materna como hipertensión o diabetes descontrolada, cáncer o tumores en el hígado, ya que estas mujeres no son candidatas a utilizar un método anticonceptivo hormonal” y por lo tanto se deben inclinar por un método de barrera como el dispositivo intrauterino o el preservativo.

 

Si se comprueba que la madre está en perfecto estado de salud, tiene más opciones para elegir. “En este caso, se indican anticonceptivos hormonales que contienen progestina, que no interviene en la lactancia. No se recomiendan pildoras hormonales combinadas con estrógenos porque lo que hacen es inhibir la lactancia. Aparte, se recomienda no dar estrógenos para evitar algún problema de trombosis en las mujeres que recientemente se convirtieron en madres”, asegura el doctor.

 

¿Cuál es el anticonceptivo adecuado?

 

Actualmente existen diversas opciones anticonceptivas que no afectan la lactancia, como algunas píldoras anticonceptivas hormonales orales o el implante; que dan la protección deseada y no producen aumento de peso o acné. Las pastillas se deben tomar a diario y su efecto permanece siempre y cuando no se suspendan.

 

El implante, por su parte, tiene una duración de tres años. “La función principal es inhibir el proceso de ovulación. Las hormonas que libera bloquean el estímulo a las hormonas LH y FSH (que hacen posible la ovulación), incrementan el grosor del moco cervical y lo hacen más denso para impedir el paso del espermatozoide, y adelgazan la capa endometrial, que es donde se implanta el embrión”.

 

El implante es un pequeño tubo flexible y muy delgado, del tamaño y grosor de una cerilla, y se coloca por medio de un jeringa (prácticamente es como una inyección). Antes de aplicarla, el médico aplica anestesia local y se inyecta el dispositivo.

 

El médico puede colocar el implante a la siguiente semana de nacer el bebé. De acuerdo con el especialista, algunas mujeres pueden presentar efectos secundarios como amenorrea o desaparición de la menstruación durante seis meses o más, pero sin riesgo alguno.

 

Otra opción anticonceptiva es el Dispositivo Intra Uterino (DIU) que se introduce vía vaginal, y tiene la finalidad de crear un medio hostil para el espermatozoide y se puede utilizar durante la lactancia porque no tiene liberación de hormonas. Tu ginecólogo hará una evaluación para ver el tamaño conveniente. Este dispositivo te lo puede colocar durante la etapa de posparto.

 

El doctor Rivas comenta que el “anticonceptivo ideal es el que elige la paciente que está bien informada, por lo tanto hay que dar varias opciones y aclarar sus dudas. Si la pareja participa en el método es mucho mejor. Aunque la mujer es dueña de su cuerpo y la decisión está en ella”.

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora para combinar nombres en función de cinco criterios para facilitar al máximo la dificil tarea de encontrar el nombre perfecto para cada bebé.


Redacción: Vianey Bautista Sarmiento

Fecha de actualización: 14-07-2010

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>