×
  • Buscar
Publicidad

Ropa de lactancia

Ropa de lactancia

Cuando estás dando de mamar a tu pequeño, necesitas ropa cómoda que se abra fácilmente por la parte del pecho para poder darle de mamar estés donde estés sin tener que quitarte la parte superior de la ropa.

Publicidad

Después del embarazo, en cuanto pasan los primeros días, puedes volver a ponerte la mayoría de tu ropa de antes del embarazo. Sin embargo, además de que todavía no te entren aquellas prendas más estrechas, deberás tener en cuenta que, mientras des el pecho, es mejor que uses sujetadores y camisetas especiales para la lactancia, sobre todo si vas a salir de casa y quieres darle el pecho a tu hijo. Muchas mujeres piensan que tienen que cambiar su estilo mientras están con la lactancia debido a los catálogos de ropa de lactancia. ¡No es necesario! Sigue siendo fiel a tu estilo, seguro que encuentras prendas que se adapten tanto a tus gustos como a la lactancia.

 

Antes de comprar ropa de lactancia, ten en cuenta los siguientes consejos:

- En las tiendas especializadas en ropa de lactancia hay poca variedad, las prendas no son muy bonitas y suelen tener unas tallas muy limitadas. Además, en estas tiendas los precios suelen ser un disparate, por lo que lo mejor que puedes hacer es comprar ropa en una tienda normal que veas cómoda a la hora de amamantar. Debe ser ropa cómoda y ancha, ya que tu cuerpo aún no se ha recuperado del todo de los kilos ganados en la gestación.

No te puedes perder ...

Ropa de lactancia

Ropa de lactancia

Cuando estás dando de mamar a tu pequeño, necesitas ropa cómoda que se abra fácilmente por la parte del pecho para poder darle de mamar estés donde estés sin tener que quitarte la parte superior de la ropa.

Y tambien:

 

- Mientras das el pecho es habitual sudar, así que mejor fibras naturales. No sólo se deben utilizar fibras naturales por este motivo, toda la ropa que esté en contacto con la piel de tu bebé debe ser de fibras naturales para prevenir posibles alergias.

 

- La característica principal de estas prendas es que puedan abrirse dejando al descubierto el pecho para poder dar de mamar discretamente estés donde estés.

 

- No hace falta que te compres muchas prendas ya que, la mayoría de las veces, darás el pecho en tu casa o en casa de un familiar, done te sentirás más libre de quitarte la parte superior de tu vestuario para estar más cómoda. Es fundamental tener 2 o 3 sujetadores y unas cuantas camisetas de manga larga o corta.

 

- También hay pijamas de lactancia, para facilitar las tomas nocturnas.
 

- Si vas a optar por ropa normal, hazlo tranquilamente, sobre todo en verano. Recuerda que en las camisetas es mejor que te la levantes desde abajo porque si bajas el escote para sacar el pecho pronto se dará de sí. No te preocupes si te da vergüenza, no se verá nada porque el bebé lo tapará, eso sí, tendrás toda la barriga al aire hasta que termine la toma.

En invierno la cosa cambia ya que el frío suele hacer que el uso de las camisetas de lactancia sean casi obligatorias. Si utilizas una camiseta normal puede que pases frio tanto en la barriga como en los riñones.

- Si te pones un vestido que no está especialmente hecho para la lactancia y el acceso al pecho es difícil, puedes llevar una combinación de tejido fino debajo que te permita levantarte el vestido sin exhibir nada.

¿Qué no me puede faltar si amamanto a mi hijo?

- Sujetadores de lactancia materna: esto es imprescindible en toda época del año amamantes el tiempo que amamantes. Busca un buen sujetador de lactancia que te resulte cómodo, se te ajuste al pecho y te lo sujete correctamente, Además, permite un acceso rápido y sencillo al pecho para dar de mamar a tu bebé. Ten en cuenta que estos sujetadores no deben comprimir las mamas ya que puede ocasionar problemas en el pecho.

- Discos de lactancia: son unos discos de algodón que se sitúan en el pecho y el sujetador de lactancia. Estos discos de lactancia impiden que funcione el mecanismo natural de que la leche gotee y no se retenga.

- Foulard: esta prenda aunque no parezca útil para la lactancia lo es. Sirve tanto para taparte discretamente si no te sientes cómoda dando el pecho como para arropar al bebé si es necesario.

- Almohada de lactancia: hay gran cantidad de almohadas de lactancia distintas. Es muy cómoda y ayuda a que tanto madre como bebé encuentren una postura que resulte cómoda.

¿Cómo me visto según la época del año?

- En invierno: uno de los principales problemas de dar el pecho fuera de casa es que en invierno pasas mucho frío. El mejor truco es utilizar camisetas interiores escotadas que te de igual que se estiren. Puedes llevar un jersey encima de estas camisetas interiores y sólo tendrás que subirte el jersey y bajarte la camiseta.

En el caso de que lleves una camisa puedes hacerlo al revés. Súbete la camiseta hasta arriba y desabotona la camisa.

Además, acompaña a esto de un buen calzado que no deje que te pase el frío a los pies. Puedes incorporar una plantilla de pelito o de piel a tus zapatos. Con la sensación de tener los pies calientes se pasa el frío de mejor manera.

- En verano: en verano no hay tantos problemas a la hora de elegir la ropa. Simplemente a la hora de vestirte piensa en las prendas que darán un acceso fácil a tu pecho.

Recuerda que si decides no dar el pecho a tu bebé no es necesario que te compres ninguna prenda de lactancia.

¿Qué puedo ponerme en algún evento elegante?

Muchas veces se tienen eventos elegantes (bodas, bautizos, comuniones) mientras se sigue con la lactancia. Puede parecerte complicado encontrar ropa adecuada a las dos situaciones. Recuerda cuando vayas de compras que muchas prendas sin ser adaptadas a la lactancia son totalmente válidas. Puedes optar por prendas muy escotadas o con corchetes o botones en el escote.

Si vas a elegir una prenda aunque sabes que no va a resultar muy cómoda a la hora de dar el pecho, ten en cuenta que seguro que acabes desnudándote en el baño.


Te puede interesar:

La cantidad de leche para bebés debe ser definida por los propios bebés tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 10-01-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad