×
Publicidad

Consejos para comprar el sujetador de lactancia adecuado

Consejos para comprar el sujetador de lactancia adecuado

Prácticamente desde el inicio del embarazo sentirás cómo el pecho empieza a cambiar. Las glándulas mamarias se están preparando para la lactancia. Aunque el flujo lácteo se mantendrá a la espera hasta que nazca el bebé, el tamaño de los senos aumentará día a día hasta las últimas semanas. Momento en que el crecimiento suele estabilizarse.

Publicidad

Tras el parto, con la subida de la leche, las mamas se hincharán bastante, pero pasadas unas 2 o 3 semanas volverán al tamaño que tenían en la última etapa del embarazo.

Si has decidido amamantar a tu bebé, necesitarás proveerte de al menos un par de sujetadores de lactancia que te ayuden a recoger el prominente pecho, evitando molestias y deterioros, y permitan, obviamente, la alimentación de tu pequeño.
 

Algunas recomendaciones para elegir el sujetador de lactancia perfecto:

- A la hora de comprar un sujetador para lactar la prioridad debe ser la funcionalidad, esto es, que ofrezca un soporte idóneo y facilite el acceso del bebé al pecho.

- Los sujetadores más útiles son los que se desabrochan por delante o cuentan con copas desmontables, para no tener que despojarte de ellos por completo. Prácticamente todos los sujetadores de lactancia son así y están confeccionados con tejidos ajustables a los cambios de volumen. Algunos cubren un par de tallas. Si tienes dudas opta por estos.

- Descarta aquellos que tengan varillas que pueden oprimir y dañar el pecho, especialmente durante la lactancia. Los aros ejercer demasiada presión en el seno con los cambios de tamaño y provocar obstrucciones de conductos y/o mastitis. En vez de varillas elige aquellos que tengan fuertes y amplias tiras de soporte.

No te puedes perder ...

Consejos para comprar el sujetador de lactancia adecuado

Consejos para comprar el sujetador de lactancia adecuado

Prácticamente desde el inicio del embarazo sentirás cómo el pecho empieza a cambiar. Las glándulas mamarias se están preparando para la lactancia. Aunque el flujo lácteo se mantendrá a la espera hasta que nazca el bebé, el tamaño de los senos aumentará día a día hasta las últimas semanas. Momento en que el crecimiento suele estabilizarse.

Y tambien:

- Si tienes el pecho muy grande puedes utilizar sujetadores con aros cuando la lactancia esté totalmente establecida.

- Pide asesoramiento al dependiente o dependienta y sopesa medirte (o que te mida un profesional) si tienes dudas sobre la talla adecuada.

- Las medidas que se alcanzan durante la lactancia varían de una mujer a otra, ya que intervienen factores tan dispares como las hormonas, la talla anterior, el peso adquirido, etc. Pero en términos generales se dice que la talla de lactancia será una más de contorno y una o dos más de copa respecto a la talla anterior al embarazo. Lo ideal es medirse en el último mes antes del parto, cuando la talla será igual a la que tengas durante la lactancia.

- Elige tejidos transpirables y ligeros como el algodón. Recuerda que durante el periodo de amamantamiento el pezón es más sensible y vulnerable a los roces.

- Es útil hacerse también con sujetadores para dormir, y con más motivo si se tiene una talla grande.

- En cuanto al número de unidades, lo recomendable es comprar al menos 2 o 3 sujetadores de lactancia.


Fecha de actualización: 22-04-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.