×
  • Buscar
Publicidad

Causas de la hipogalactia

Causas de la hipogalactia

¿Por qué a veces las mamas no producen suficiente leche para alimentar al bebé? ¿Cuáles son los verdaderos motivos de una hipogalactia? ¿Se puede tratar?

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la hipogalactia?

La hipogalactia o agalactia es la secreción insuficiente de leche por parte de la madre tras haber dado a luz. Muchas madres piensan que no producen la cantidad adecuada porque sus bebés maman más a menudo que otros o porque les parece que no engordan lo que deberían. La mayoría de las veces es una sensación equivocada, muy común entre primerizas.

No te puedes perder ...

Causas de la esquizofrenia infantil

Causas de la esquizofrenia infantil

Según la RAE, la esquizofrenia es un “grupo de enfermedades mentales correspondientes a la antigua demencia precoz, que se declara hacia la pubertad y se caracteriza por una disociación específica de las funciones psíquicas que conduce, en los casos graves, a una demencia incurable”.

Y tambien:

Sin embargo, otras veces nos encontramos frente a una hipogalactia real, es decir, las mamas producen muy poca cantidad de leche, insuficiente para alimentar al bebé.

 

Causas de la hipogalactia

- Hipotiroidismo: en mujeres que padecen este trastorno de la tiroides y no son tratadas, la producción de leche es muy baja por la alteración hormonal.

- Agenesia del tejido mamario: durante la gestación, las glándulas mamarias sufren una serie de cambios para poder producir leche una vez nazca el bebé. Sin embargo, en algunas  mujeres las glándulas no evolucionan como deberían y, por lo tanto, no se produce la subida de la leche. Es una afección muy rara.

- Síndrome de Sheehan: se llama así a la isquemia o necrosis de la hipófisis por falta de riego sanguíneo durante el parto. Ocurre cuando se produce una fuerte hemorragia al dar a luz. Al no funcionar la hipófisis, no secreta ni prolactina ni oxitocina, las hormonas necesarias para producir la leche materna. Se da muy pocas veces en los países desarrollados gracias a los avances médicos en Obstetricia.

- Déficit congénito de prolactina: es una alteración congénita poco habitual cuya consecuencia directa es el déficit de la hormona prolactina, con lo que la madre crea menos leche de la necesaria.

- Retención de placenta: unos 45 minutos después de nacer el bebé se expulsa la placenta, momento en el que el parto termina completamente y el organismo empieza a secretar prolactina para que se produzca la subida de la leche. Pero si la placenta no es expulsada del todo, estos cambios hormonales no tienen lugar y las glándulas mamarias no producen la cantidad suficiente de leche. En este caso se trata de un trastorno pasajero, ya que en cuanto se descubra el problema, la leche llegará a las mamas.

- Anorexia: las mujeres que han sufrido anorexia y no han tenido la regla durante meses o años durante la adolescencia pueden tener poco tejido mamario y sufrir hipogalactia al ser madres.

- Hipoplasia mamaria: cuando la madre ha sufrido un crecimiento imperfecto del tejido mamario en la pubertad. Puede causar, además de la hipogalactia, un crecimiento del pecho en forma tubular.

- Obesidad mórbida: las mujeres con un índice corporal de 30 IMC o superior pueden sufrir un retraso en la subida de la leche. En estos casos la hipogalactia es normalmente temporal.

- Cirugía de reducción de pecho: cuando unas mujeres se someten a esta operación en la juventud, puede que no hayan sido informadas de lo que puede suponer el acto. En la mayoría de los casos la producción de leche será insuficiente para poder mantener una lactancia materna exclusiva y se tendrá que recurrir a la lactancia mixta.
 

¿Existen signos que pueden significar que el bebé no obtiene la leche suficiente

Existen varios signos que pueden significar que el bebé no obtiene la leche suficiente, los signos en el niño son:

- no se queda satisfecho con la toma

- llora a menudo

- quiere mamar con mucha frecuencia

- hace tomas muy largas

- rechaza el pecho

- hace cacas duras, secas y verdes

- hace cacas escasas e infrecuentes

Los signos relacionados con la madre son:

- tus pechos no aumentaron de tamaño durante el embarazo

- no te subió la leche tras el parto

- no te sale leche cuando se exprime


¿Cómo se diagnostica la hipogalactia?

Es muy importante diagnosticar debidamente la hipogalactia, lo debe hacer un especialista. Con frecuencia, la ansiedad de la madre porque el bebé tiene bajo peso o no para de llorar pueden hacer pensar a la madre que no produce la cantidad de leche adecuada. En este caso puede que sólo sea una mala práctica de amamantamiento, al estrés o a la fatiga.

Para descartar el amamantamiento mal practicado es importante saber cómo se hace correctamente. Es conveniente ofrecer el pecho al niño desde que nace, mantener el contacto piel con piel muy a menudo y evitar el chupete.
 

¿Se puede tratar la hipogalactia?

En todos los casos de hipogalactia cuya causa principal sea una baja emisión de hormonas, se puede tratar con terapia hormonal, aunque será necesario alimentar al bebé con leche artificial mientras las glándulas mamarias no sean capaces de producir suficiente leche.

En otros casos la hipogalactia no es reversible, pero con ayuda de especialistas en lactancia materna (y a veces de fármacos) se puede llegar a una lactancia mixta.

También es cierto que, en algunos casos, la hipogalactia es tan severa que la opción de amamantar al bebé no existe por lo que se tienen que recurrir a otras soluciones. En estos casos se opta por la leche de fórmula o por la leche donada.

En el caso que la lactancia materna no sea posible, si quieres puedes consultar con un especialista en lactancia para orientarte y enseñarte otras maneras de criar a tu bebé de forma que el apego no se vea obstaculizado.
 

¿Qué se puede hacer si quieres tener una buena producción de leche?

- Cuando nazca el bebé ponlo en tu pecho inmediatamente y tenlo desnudo sobre ti todo el tiempo que puedas. Esto favorece los instintos de amamantar (además de muchas otras ventajas).

- Consulta con un asesor de lactancia o con algún profesional del tema para asegurar que la posición del bebé en el pecho es la adecuada.

- Asegúrate de que la evolución del peso del bebé es buena.

- Dale el pecho a demanda, esto quiere decir darle de mamar las veces que quiera y durante el tiempo que quiera.

- Consulta con un profesional si tienes dolor al amamantar.

- Si tomas algún fármaco consulta con tu médico para saber si es compatible. Muy pocos medicamentos no son compatibles con la lactancia, si el tuyo no lo es seguro que existe un sustitutivo seguro.  

 


Te puede interesar:

La cantidad de leche para bebés debe ser definida por los propios bebés tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Fuente: Servicio Andaluz de Salud: http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/hinmaculada/web/servicios/tcg/documentos/lactancia_materna/HIPOGALACTIA.pdf

Asociación Española de Pediatría, https://www.aeped.es/sites/default/files/4-leche_insuficiente.pdf

Fecha de actualización: 06-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.