10 posturas para amamantar a un bebé

10 posturas para amamantar a un bebé
comparte

No hay una sola postura correcta para dar el pecho al bebé, ni una postura que sea mejor que otra, lo importante es que tanto tú como el bebé estéis cómodos para que la lactancia sea lo más eficaz y tranquila posible para los dos. Te enseñamos las 10 posturas principales, que puedes combinar según el momento, la edad del bebé, etc.

1- Sentada


Es una de las más habituales. Consiste en colocarse sentada en una silla o un sofá poniendo al bebé estirado frente a la madre en contacto con su pecho, la cabeza enganchada de un pecho y los pies cerca del otro. Normalmente se le sujeta con los brazos, haciendo forma de cuna, poniendo su cabeza y cuello sobre el antebrazo, y el cuerpo apoyado en el estómago, aunque también pueden usarse cojines o un cojín de lactancia para que los brazos descansen.


2- Reclinada


Es la primera postura, la más habitual en las primeras horas de vida, ya que la mamá tiene que permanecer acostada mientras se pasa el efecto de la epidural o se recupera del parto. Lo mejor es colocarse cojines o almohadas en la espalda para estar más cómoda y evitar los dolores en esta zona. También es útil si la mamá tiene los pechos muy grandes. El bebé suele estar estirado sobre el torso de la madre, con la cabeza enganchada en uno de los pechos y los pies en el ombligo, aunque también pueden señalar al otro pecho.

No te puedes perder ...

Cómo ayudar a tu bebé a echar los gases

Cómo ayudar a tu bebé a echar los gases

Cuando se alimenta a un bebé, además de tragar leche, puede tragar aire, especialmente si las tomas se hacen con biberón. Los gases pueden irritarle el estómago y causarles molestias que se convertirán en lloros y desgana al comer. Para evitar que el bebé se sienta incómodo, será necesario hacerle eructar para liberar el aire del estómago. ¿Sabes cómo?


3- Posición de cuna cruzada


Es una variante de la posición sentada, colocando al bebé sobre el antebrazo contrario. Esta postura es útil si hay problemas con el agarre, ya que deja una mano libre para que la mamá coloque bien la cabeza del bebé para asegurarse de que se engancha correctamente, abriendo bien la boca y abarcando el pezón y parte de la aréola, lo que evita molestias y grietas en el pecho.


4- Balón de rugby


En esta postura la madre está sentada y el bebé queda poyado sobre su costado, con la cabeza en el pecho y el cuerpo hacia fuera y hacia atrás, en lugar de colocarse sobre el estómago, como si estuviera sujetando un balón de rugby. Esta postura es muy recomendable en caso de mellizos, ya que se les puede dar el pecho a los dos a la vez. También si el parto fue por cesárea para evitar que el bebé se apoye sobre la cicatriz. O en caso de mastitis u obstrucción ya que ayuda a drenar todos los conductos. Además, refuerza el vínculo materno-filial ya que el bebé mira directamente a la cara a su mamá.


5- Balón de rugby doble


Es la que se usa cuando se da el pecho a gemelos o mellizos a la vez, colocando a los bebés como se explicaba en la postura anterior, cada uno en un pecho. En este caso es probable que la mamá necesite ayuda para colocar al segundo bebé al tener un brazo ya ocupado con el primero. Además, se aconseja usar cojines o una almohada de lactancia doble para que los bebés se apoyen sobre ella y la mamá pueda tener las manos libres.


6- Acostada de lado


Es la postura más habitual durante la noche, sobre todo si se realiza colecho, ya que permite que el bebé mame mientras la madre sigue tumbada e incluso dormida. Tumbada de lado, el bebé y la mamá frente a frente, tripa contra tripa, el pequeño se engancha del pecho que quede más libre.


Esta postura también es recomendable en caso de cesárea en las primeras semanas, aunque en este caso debe evitar soportar el peso del bebé sobre la herida. También es una buena postura en caso de frenillo corto o anquiloglosia.


7- A cuatro patas


Aunque esta postura es un poco rara y no se suele usar, es recomendable en caso de mastitis para evitar el dolor si la madre sufre esta infección o si sufre una obstrucción. Como no es muy cómoda, se recomienda hacerlo sobre la cama por periodos de tiempo corto, poniendo al bebé tumbado boca arriba sobre la cama y la mamá encima a cuatro patas, ofreciéndole por turnos cada uno de los pechos dejando suspendido el pezón sobre su boca.


8- Koala


El bebé se coloca a horcajadas sobre los muslos o las caderas de la madre, manteniendo su espalda y su cabeza verticales mientras succiona del pecho correspondiente al lado sobre el que se apoya. Es una postura adecuada para bebés que sufren reflujo, ya que les permite mantenerse en vertical para evitar el reflujo. También es buena para bebés con infecciones de oído para evitar el dolor al apoyar la cabeza sobre el pecho o para bebés con anquiloglosia.


9- Con portabebés


Esta postura solo debe emplearse cuando el bebé ya puede sostener la cabeza por sí solo, en torno a los 3 meses. Es muy práctica cuando paseas ya que puedas seguir andando mientras come. También es útil para bebés muy glotones o para aquellos a los que no les gusta comer tumbados.


10- Mano de bailarina


Consiste en sujetar el pecho del bebé por debajo de su mano con tres dedos en forma de U, y colocar la mandíbula del bebé con el pulgar y el índice sobre las mejillas. Solo se emplea en bebés que tienen ciertos problemas para succionar, como aquellos con hipotonía o tono muscular bajo, prematuros o síndrome de Down.


Como decíamos ninguna postura es mejor que otra, lo importante es que elijas aquella con la que te sientas más cómoda para que la lactancia materna sea exitosa, el bebé se agarre bien, mame toda la leche que necesita y se eviten grietas, obstrucciones o mastitis.


Además, lo ideal es combinar y cambiar de postura según necesites. Por ejemplo, puedes darle el pecho sentada por el día y tumbada de lado por la noche; o darle algunas veces el pecho sentada y otras colocándole en la posición de rugby para que se vacíen bien todos los conductos. O usar el portabebés si sales de casa. Lo importante es que ambos estéis cómodos y que no te duela la espalda, el cuello o los brazos y que tu pequeño se agarre perfectamente.

 

 


Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Medela. 

Redacción: Irene García

1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Leila Mariana Alvarado Perez

    "En verdad ayuda mucho leer ese tipo de artículos ya que no a todas se les hace fácil amamantar y siempre recurrimos a la forma normal si embargo a veces se vuelve algo pesado, y este artículo te da varios tips de cómo podemos amamantar.".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×
    */?>