¿Por qué los recién nacidos comen mucho?

¿Por qué los recién nacidos comen mucho?
comparte

Realmente los recién nacidos no comen mucha cantidad, sino que comen muy a menudo porque sus estómagos son muy pequeños y enseguida se llenan. Además, la alimentación cada 2 horas más o menos evita que el niño sufra hipoglucemia (un nivel bajo de azúcar en la sangre).

Si acabas de convertirte en mamá y nunca antes habías cuidado a un recién nacido, seguro que estás sorprendida de que coma cada hora y media los primeros días… ¡incluso de noche! Esto, que puede resultar agotador para las mamás en estas primeras semanas de vida, es lo normal ya que tienes que tener en cuenta que el estómago de un recién nacido tiene el tamaño de una cereza, es decir, su capacidad máxima es de entre 5 y 7 mililitros… ¡como una cuchara pequeña! Así seguro que entiendes por qué el bebé necesita comer muy a menudo ya que, con unas pocas gotas de calostro, se siente lleno pero, en cuanto pasan un par de horas, vuelve a tener hambre.

 

El hecho de que un recién nacido coma con tanta frecuencia se debe también a que es la manera de estimular la producción de leche y conseguir que esta “suba” a las 48-72 horas tras el parto. Y es que el calostro es todo lo que el bebé necesita en estos primeros días, pero a partir del tercer día de vida ya está preparado para tomar leche normal y en mayor cantidad puesto que, al tercer día de vida del bebé, su estómago tiene una capacidad de entre 22 ml y 27 ml.

No te puedes perder ...

 

De esta manera, su estómago va creciendo lentamente y la cantidad de leche que ingiere también aunque a la vez lo hacen sus necesidades energéticas, por lo que lo normal es que los bebés coman cada 2 o 3 horas hasta los 4 meses aproximadamente. A esta edad se da un primer parón en el crecimiento del bebé, que se ralentiza, lo que permite que las tomas se vuelvan más regulares y se espacien más, sobre todo por la noche.

 

Pero esto no significa que un bebé coma de 4 meses coma menos que un recién nacido, al contrario, ingiere mucha más cantidad, pero en menos tomas.

 

Asimismo, hay que tener en cuenta que los recién nacidos necesitan comer bastante a menudo para evitar una hipoglucemia, es decir, una bajada de los niveles de azúcar en sangre. Esta enfermedad es más habitual en bebés prematuros, aquellos cuya madre tiene diabetes o que presentan un peso mucho más bajo de lo normal al nacer.

Los síntomas principales de la misma son piel de color azulado o pálido, problemas respiratorios o apneas, irritabilidad, músculos flácidos, alimentación deficiente o vómitos, sudoración, escalofríos, temblores o convulsiones. Para evitar la hipoglucemia del recién nacido hay que darle de comer a menudo, por eso te dirán que le despiertes por la noche, en las primeras semanas de vida, y no dejes que pase más de 3 o 4 horas sin comer.

 

No obstante, tan malo es que el bebé pase hambre o coma poco como llenarle. Tampoco es necesario que le obligues a comer si se retira o si no quiere coger el pecho, la naturaleza es sabia, y más aún la de los bebés, así que si ves que no quiere coger el pecho o no tiene ganas, no le fuerces. Puede que aún esté lleno. Recuerda que su estómago en estas primeras semanas es muy pequeñito. Es importante que le ofrezcas el pecho a demanda, siempre que él lo solicite, o al menos cada 4 horas para evitar la hipoglucemia, pero nunca le obligues a comer.

 

Y ten paciencia y disfruta de estos primeros meses ya que, una vez pasado el agobio de los primeros días del posparto, verás cómo dar el pecho es muy sencillo y relajante tanto para el bebé como para ti. Es un momento muy especial y hermoso que enseguida aprenderás a disfrutar, sobre todo cuando el peque crezca y las tomas sean un poco más espaciadas.


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan "¿cuál es la cantidad de biberón que hay que dar a un bebé?". Los últimos estudios científicos recomiendan que sea el propio bebé el que regule su alimentación según sus necesidades, de manera que se le deberá dar leche a demanda tal y como si se tratara de la lactancia materna.


Fecha de actualización: 16-03-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>