×
  • Buscar
Publicidad

¿Qué hacer si mi bebé vomita?

¿Qué hacer si mi bebé vomita?

Los vómitos suelen estar asociados a problemas digestivos, aunque a veces los bebés vomitan un poco si han comido demasiado sin estar asociado a ninguna enfermedad. Si tu pequeño vomita, lo primero que debes hacer es averiguar si está malo o no.

Publicidad

Indice

 

¿Por qué vomita el bebé?

Lo primero es distinguir si ha vomitado o si solo ha escupido un poco de comida. Esto, sobre todo en lactantes, no siempre es fácil de saber.

Cuando un bebé escupe, ya sea solo un poco o un buen chorro, el líquido sale sin esfuerzo y el bebé está tranquilo, como si no hubiera echado nada. No llora, ni se le nota molesto ni le duele la tripita.

Mientras que cuando vomita, sale a chorro, con fuerza y con esfuerzo. Además, el bebé está incómodo, llora, se queja, etc.

Hay muchos motivos que pueden provocar el vómito en un niño:

- Gastroenteritis u otra infección estomacal: ya sea viral o bacteriana, las infecciones digestivas causan náuseas, vómitos, diarreas, fiebre… Suelen durar normalmente unas 24 horas.

No te puedes perder ...

¿Cómo saber si mi bebé no tolera el gluten?

¿Cómo saber si mi bebé no tolera el gluten?

El gluten es la fracción proteica encontrada en cereales como trigo, cebada, avena, triticale y centeno, compuesta por cadenas de gliadina y glutenina, insoluble en el agua. En realidad, cualquier alimento in natura no contiene gluten. Este se constituye en la parte insoluble de las harinas de determinados cereales formada cuando son mezclados con agua. Las personas intolerantes al gluten no pueden comer alimentos con esta proteína ya que les sienta mal, pero ¿cómo saber si mi bebé la puede tomar o no?

Y tambien:

- Alergia a algún alimento: en los primeros meses será alergia a las proteínas de la leche de vaca, y más adelante puede deberse a otro tipo de alergias (gluten, pescado, huevo, etc.).

- Otras enfermedades: los vómitos son síntoma de muchas otras enfermedades como gripe, otitis, etc.

- Estenosis pilórica: esta dolencia se da solo en las primeras semanas de vida y rara vez dura más allá de los 6 meses. El músculo que va del estómago al intestino es más grueso de lo normal en los bebés que la padecen, por lo que la comida no puede pasar. Esto causa un vómito que sale disparado como un proyectil. Requiere cirugía para tratarse.

- Cinecitosis: o vómitos por movimiento, frecuentes al viajar en coche o barco.

- Ingesta de sustancias tóxicas: el organismo es muy sabio y expulsará cualquier sustancia que llegue al estómago y sea perjudicial.

- Llanto prologando y fuerte: algunos bebés, cuando lloran durante mucho tiempo y se ponen muy nerviosos, llegan a vomitar.

 

¿Cómo actuar cuando el bebé vomita?

Si solo vomita un poco o una vez y no se le ve mal ni tiene fiebre, no debes hacer nada especial.

Si no para de vomitar, tiene fiebre, llanto intenso o cualquier otro síntoma, debes acudir al pediatra para que valore la enfermedad de tu pequeño.

Además del diagnóstico y el tratamiento que indique el médico, es fundamental que evites la deshidratación, el principal problema asociado a los vómitos. Si todavía sigue con la lactancia materna, ponle al pecho a menudo; no le obligues, solo ofréceselo. Si ya no toma pecho, dale una solución con electrolitos a sorbos pequeños. Una vez que se le pasen los vómitos, podrás ir ofreciéndole alimentos.

No le des ningún medicamento para cortar los vómitos a no ser que te lo haya prescrito el médico.  

Si vomita a causa de las flemas, trata de descongestionarle con un aspirador nasal y lavados de suero oral en la nariz.

Si se marea en los viajes, dale antes de empezar algún medicamento contra los mareos, haz paradas frecuentes, procura que el coche esté bien ventilado y fresco, etc.


Fecha de actualización: 03-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.