¿Por qué los bebés comen más de noche?

¿Por qué los bebés comen más de noche?
comparte

No es cierto que los bebés coman más de noche que de día, cada bebé es un mundo y tiene un ritmo diferente. Lo que sí es cierto es que los bebés no siguen los mismos patrones de sueño que los adultos y, en sus primeros meses de vida, puede comer lo mismo de día que de noche, lo que puede sorprender a los padres.

Todo el mundo ya sabe que la alimentación del bebé en sus primeros meses de vida debe ser a demanda, es decir, cada vez que el pequeño tenga hambre, tanto si se alimenta con leche materna como con leche de fórmula. Por lo tanto, durante estos primeros meses no hay horarios fijos ya que el bebé puede comer cada dos, tres o cuatro horas sin seguir siempre el mismo patrón, que puede variar de un día para otro.


No obstante, es cierto que la alimentación suele ser más “caótica” en las primeras semanas y que, hacia el segundo mes de vida, se vuelve un poco más regular, por lo que es más fácil saber cada cuánto come el bebé. Además, hacia el tercer mes de vida las tomas suelen espaciarse y es normal que el bebé coma cada 3 o 4 horas, tanto de día como de noche, pero esto dependerá de lo glotón que sea el bebé, de lo que coma cada vez, etc. Por lo tanto, hay bebés que con 4 meses siguen comiendo cada dos horas o menos. Y eso puede resultar bastante agotador para la mamá, que se pasa el día con la teta fuera. Para no abandonar la lactancia materna por cansancio, se aconseja sacarse leche y conservarla para que alguna toma se la pueda dar el padre, sobre todo si el bebé come de noche igual que de día.


Y es que los ritmos nocturnos de alimentación también difieren mucho de unos bebés a otros. Así, hay bebés que con solo 2 meses aguantan hasta 6 horas del tirón sin comer por la noche, lo que permite a sus papás, sobre todo a la mamá si la alimentación es al pecho, descansar. Sin embargo, otros con 6 meses siguen despertándose cada 2 horas para comer, lo que imposibilita a la mamá dormir, algo más complicado si además ha vuelto a trabajar tras la baja de maternidad.


En estos casos se recomienda seguir una serie de consejos para que la mamá pueda descansar:


1- Comprobar que el bebé realmente tiene hambre. Los ciclos de sueño de los bebés son diferentes de los de los adultos y pasan directamente de la fase REM a la No-REM, lo que hace que se despierten muy a menudo. La mamá puede pensar que el bebé tiene hambre cada vez que se despierta, y el hecho de que el pequeño se enganche al pecho y chupe un poco le reafirma en su idea. Pero realmente puede haber veces que no tenga hambre, simplemente se coge del pecho porque está muy a gusto y calentito y eso le ayuda a dormir de nuevo. Así que antes de ponerle al pecho, prueba a dormirle con el chupete, dándole la mano, poniéndolo a tu lado… Si nada funciona y ves que tiene hambre, dale de comer. Si se calma y se duerme, seguro que logras reducir sus tomas y descansar mejor ya que el chupete se lo puede poner cualquier de sus papás.


2- Crear unas rutinas. Aunque es imposible seguir unos horarios estrictos, sí puedes adoptar una serie de rutinas desde pequeño que le ayuden a seguir un ritmo y distinguir el día de la noche. Por ejemplo, que las siestas diurnas sean con luz y los ruidos habituales de la casa, bañarlo antes de cenar y de acostarlo, salir todas las tardes a dar un paseo, etc. Así, poco a poco irá durmiendo menos de día y más de noche, espaciando las tomas nocturnas.


3- Sacarte leche. Como decíamos, puedes sacarte leche para que el papá se levante alguna de las veces que el niño quiera comer de noche y le dé un biberón de tu leche. Así, podrás dormir más horas seguidas y descansar un poco más.


Por último, ten paciencia y calma ya que esto pasará. A medida que tu hijo crezca irá espaciando las tomas nocturnas hasta dejar de comer totalmente de noche, solo hay que darle su tiempo y respetar sus necesidades.

 

 

 


Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×