×
  • Buscar
Publicidad

Estoy amamantando, ¿qué frutas puedo tomar?

Estoy amamantando, ¿qué frutas puedo tomar?

Si bien es cierto que algunos alimentos pueden cambiar el sabor de la leche materna y hacerla más fuerte, no todos los bebés se sienten molestos con estos cambios, por lo que, en principio, durante la lactancia puedes comer todo tipo de frutas y, de hecho, es importante que formen parte de tu dieta diaria ya que aportan gran cantidad de nutrientes y agua, necesarios en estos meses.

Publicidad

Indice

Beneficios de las frutas

Durante la lactancia materna es importante que cuides tu alimentación para asegurar los nutrientes que necesita tu organismo para estar sana y producir una leche de gran calidad. Piensa que, si tu cuerpo no cuenta con los nutrientes necesarios para el bebé, tirará de tus reservas, lo que puede causarte problemas como anemia. Además, cuanto más sana y equilibrada sea tu dieta, mejor será tu leche, favoreciendo así la salud de tu bebé.

Durante la lactancia son muchos los nutrientes que debes consumir por medio de tu dieta, aunque destacan algunos esenciales para el crecimiento y desarrollo del bebé como calcio, hierro, ácidos grasos omega 3, vitamina D, vitamina C o vitaminas del complejo B.

No te puedes perder ...

¿Qué ejercicios puedo hacer estando embarazada?

¿Qué ejercicios puedo hacer estando embarazada?

Cuando nos enteramos de que estamos embarazadas nos surgen multitud de dudas e inquietudes que hasta la fecha no nos habíamos planteado. ¿Qué ejercicio puedo hacer? ¿Cómo afecta a mi bebé? ¿Cuál es el más indicado para favorecer un parto normal?

Y tambien:

Por lo tanto, tu dieta debe incluir frutas a diario, mínimo 3 piezas, ya que las frutas son fuente de vitamina A, vitamina C, potasio, magnesio, fibra o agua, muy importante también durante la lactancia.

En principio, puedes comer todo tipo de frutas ya que ninguna es mala durante la lactancia, aunque sí es cierto que algunas frutas más ácidas o los cítricos pueden sentar mal al bebé y causarle gases o diarrea, aunque esto es algo bastante poco habitual. También es posible que cambien el sabor de la leche y la note más fuerte, lo que haga que la rechace. Este tipo de frutas son la naranja, el pomelo, la piña, el kiwi o las manzanas ácidas. Pero, como decíamos, no es algo que les pase a todos los bebés. Si te gustan mucho estas frutas y las comes a menudo, no hace falta que las elimines de tu dieta, simplemente, prueba a ver si afectan a tu pequeño después de comerlas. Si le notas molesto, con gases o ves que rechaza la leche, deja de tomarlas mientras des el pecho. Si no hay ningún cambio en él, puedes consumirlas sin problemas.

En cuanto a qué frutas son las mejores, aunque todas son beneficiosas ya que aportan gran cantidad de nutrientes al bebé, se recomiendan aquellas más dulces y fáciles de digerir como el mango, la pera, el plátano, el melón o la manzana dulce.

Además, puedes consumirlas tanto crudas y enteras, como cocidas o al horno. Y si no te gustan mucho las frutas y te cuesta comerlas, opta por hacerte batidos de leche desnatada con fruta o mezclarlas en las ensaladas, con yogur, etc. Sea de la manera que sea, recuerda que es importante que consumas unas 3 piezas de fruta al día para que tu dieta durante la lactancia (y una vez acabe esta) sea sana. Además, deberás beber mucha agua (unos 2 litros al día), comer verduras, cereales integrales, legumbres, carnes magras, lácteos, pescado o frutos secos.


¿Qué frutas son las mejores en la etapa de la lactancia?

- Papaya verde: es la variedad no madura de la papaya amarilla. Se considera un galactogogo (ayudan a promover la lactancia). Ademá de aumentar la producción de la leche, también contiene vitaminas A, B, C y E.

- Melón: es la fruta ideal para recuperar energía. Puedes consumirla a cualquier hora del día, en ensaladas, en postre o como alimento entre comidas.

- Melocotón: el color naranja del melocotón indica su riqueza en betacaroteno. El betacaroteno tonifica el sistema digestivo y ayuda a una mejor formación y composición de la sangre (y por lo tanto de la leche).

- Piña: es una buena opción, es rica en fibra y vitamina C. Ten en cuenta que es mejor que la cortes tú con unas medidas de higiene adecuadas.

- Kiwis: los kiwis tienen una gran cantidad de vitamina C, más que las naranjas y que las fresas. Además aportan otras vitaminas y antioxidantes.

- Albaricoques: es importante que incluyas alguna pieza de esta fruta en tu dieta, ya que es rica en vitamina C, vitamina A, en calcio y en potasio. Los albaricoques tienen fitoestrógenos químicos, que imitan la actividad del estrógeno.

- Fresas: están llenas de hierro, vitamina C, calcio, potasio y magnesio. Antes de consumir esta fruta debes consultar si alguien de tu familia es alérgica a esta fruta. Si es así, piénsatelo dos veces y consulta con el doctor, ya que esta alergia puede haber afectado también a tu bebé.

- Arándanos: es una de las mejores frutas que puedes consumir durante la lactancia. Los arándanos son verdaderos depósitos de nutrientes esenciales. Sus propiedades antioxidantes ayudan a la protección frente a infecciones. Los arándanos son especialmente ricos en vitaminas y minerales como vitaminas A y K, calcio, potasio y carbohidratos.

- Plátano: fruta fundamental si quieres aumentar el ácido fólico. Además, es rica en vitaminas y minerales.También ayuda a reponer las calorías perdidas mientras amamantas al bebé.

- Aguacate: los investigadores aseguran que el yodo, los ácidos grasos y las vitaminas del grupo B que contienen el aguacate influyen directamente en la leche materna, mejorando su calidad (y por consiguiente la salud del bebé).


¿Qué otras consideraciones debo tener?

Debes procurar que tu dieta sea sana y, si el médico lo considera necesario, tomar suplementos de algunas vitaminas o minerales como hierro o yodo si la alimentación no cubre las necesidades mínimas diarias en esta etapa.

Evita el alcohol y el tabaco ya que son perjudiciales para el desarrollo y crecimiento del feto, así como alimentos poco sanos o pobres nutricionalmente como las grasas saturadas, la bollería, los snacks salados, los alimentos precocinados, etc.

Por último, es conveniente que aumentes la ingesta de calorías en 500 al día para llegar a las 2.500 que se recomiendan durante la lactancia y que evites las dietas restrictivas para recuperar peso tras el embarazo ya que una dieta sana y ejercicio regular, mientras das el pecho, te ayudará a adelgazar de manera sana y sin restar nutrientes a tu leche.


Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 16-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.